INTERVENCIÓN ANTE LA EUROCÁMARA

Sánchez pide a la UE "fortaleza" para "resistir los cantos de sirena del autoritarismo"

El presidente subraya en Estrasburgo que el acuerdo de retirada no debe tocarse y que es Londres quien ha de decidir qué pasos dar a partir de ahora

Foto: Pedro Sánchez, este 16 de enero dirigiéndose al pleno del Parlamento Europeo. (EFE)
Pedro Sánchez, este 16 de enero dirigiéndose al pleno del Parlamento Europeo. (EFE)

"Proteger a Europa, para que Europa proteja a los ciudadanos". Pedro Sánchez trasladó ese discurso, el de un "apasionado europeísta", al corazón de la Unión, de un Viejo Continente atenazado por la incertidumbre de su futuro, acogotado por las "amenazas" que se ciernen sobre él en forma de xenofobia, populismos o ultraderecha, empantanado por un Brexit que inunda los debates y que no acaba de despejarse por la incapacidad del Reino Unido de encontrarle una salida. El presidente del Gobierno pide por eso "fortaleza" a la Unión para "resistir los cantos de sirena del autoritarismo". Y también pide a los europeístas que no se dejen arrastrar por las fuerzas que representan el nacionalismo excluyente. Y a Londres le exige que adopte los pasos "oportunos" que deba dar, mientras que la UE ha de dedicarse a minimizar el impacto de una salida sin acuerdo.

La intervención de Sánchez este miércoles ante el pleno del Parlamento Europeo, reunido en Estrasburgo, estaba programada hace tiempo, pero coincidió con la humillante derrota de Theresa May en Westminster. De hecho, su discurso, que arrancó pasadas las diez de la mañana, siguió a un debate en el hemiciclo sobre el Brexit. El jefe del Ejecutivo, de hecho, arrancó su alocución por ese flanco, aunque reiterando la posición que su Gabinete ya expresó tras la votación en el Parlamento británico. Lamentó el rechazo al acuerdo de retirada, negociado durante año y medio. Se trata del "mejor acuerdo posible", la opción que "protege mejor" los intereses del Reino Unido y de la UE, y también los de los ciudadanos y los de los operadores económicos. El pacto alcanzado el pasado noviembre por el Consejo Europeo, y que se tumbó ayer en Londres, concita equilibrios "muy difíciles" y que persiguen una salida ordenada. Reabrir ese equilibrio conduciría a un escenario "peligroso".

"Corresponde al Gobierno del Reino Unido adoptar las decisiones que considere oportunas sobre los pasos a dar. Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo. Adoptando las medidas necesarias para minimizar el impacto de una posible salida sin acuerdo", sostuvo. El Ejecutivo sigue sosteniendo, por tanto, que no cabe una renegociación del acuerdo para hacer más concesiones a Londres, y que por tanto son May y el Parlamento británico los que han de encontrar una salida al laberinto del Brexit, aunque confía en que el Reino Unido elija mantener "una relación lo más estrecha posible con la UE".

Sánchez defiende que la UE no debe hacer más concesiones, solo tomar medidas para "minimizar el impacto" de una salida desordenada


"La decisión corresponde a ellos", insistió, recordando que los principios de la UE han de ser claros: integridad del mercado interior, indivisibilidad de las cuatro libertades (capitales, servicios, mercancías y personas) y la "autonomía de decisión de la Unión". Lo que el Ejecutivo tiene claro es que "nadie gana". "Todos perdemos. En especial, los británicos y en particular, quienes más necesitan del amparo de su gobierno. Los más vulnerables". En rueda de prensa posterior, acompañado del presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, el jefe del Ejecutivo subrayó que España, en consecuencia, no quiere reabrir el melón de la negociación.

Amparar a los "vulnerables"

A partir del hilo del Brexit, Sánchez siguió construyendo su discurso, en el que una y otra vez volvió a la necesidad de defender con "convicción y determinación" el modelo europeo frente a quienes quieren "destruirlo". Por eso ha llegado el momento, defendió, de "movilizarse por Europa", de "proteger y defender los valores que hacen del europeo un proyecto único en el mundo". "Sólo así podemos derrotar a quienes desde dentro y fuera quieren destruir nuestros ideales. Y lo quieren hacer, no lo olvidemos, por una sola razón: por los valores que defiende. [...]. Necesitamos convicción y determinación. Conjugar ideales con la búsqueda del pragmatismo, como hemos hecho desde hace más de 60 años".

El presidente aboga por "movilizar Europa", "proteger a Europa, para que Europa proteja a los ciudadanos", reivindicar su modelo y no retroceder

Sánchez insistió en que "proteger Europa es construir una Europa de derechos que ampare a los vulnerables", una Europa de oportunidades para los jóvenes y los parados de larga duración, avanzar hacia una Europa social, garantizar la "seguridad y la defensa de los ciudadanos", hacer de la UE un "actor global capaz de defender sus valores", respetar los Acuerdos de París en materia de cambio climático, culminar la unión económica y monetaria. Para el jefe del Ejecutivo, "no es momento de vacilar". "A los enemigos de Europa: nuestra convicción y determinación vencerá al autoritarismo. Por dura que sea la retórica excluyente de algunos; por cuestionables que sean sus métodos y sus mentiras; es el momento de mostrar convicción y determinación en nuestra unión", remachó.

Sánchez pide a la UE "fortaleza" para "resistir los cantos de sirena del autoritarismo"

Como ya habían advertido desde su equipo en los últimos días, Sánchez remarcó que se libra una "auténtica batalla en el terreno de las ideas", en la que pugnan "involución frente a progreso". Pero "el futuro nunca se conquistó dando pasos hacia atrás", y por tanto no se puede "retroceder en la defensa del modelo europeo". "Si una lección nos ha dejado la historia es que, en momentos puntuales de nuestra historia, resistir es avanzar", porque "la paz, la democracia y la libertad nunca pueden darse por sentadas", reflexionó Sánchez, apelando a su experiencia, en su juventud, como miembro del Gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia, donde fue testigo de la "barbarie", pese a que para entonces, en los noventa, se consideraba "desterrada" en la historia del continente.

Creación de un Ejército europeo, 'soft power'

Europa, a juicio de Sánchez, vuelve a afrontar esas amenazas, fuerzas que esgrimen ese "mensaje ya conocido", un "mensaje que sembró de cenizas esta tierra hace décadas". La "pujanza" de esas formaciones amenaza el proyecto de integración y "condiciona de manera sutil la agenda de actores en principio contrarios a ellas". "Hoy, pido en esta Cámara que ningún europeísta se deje arrastrar por estas fuerzas. Me dirijo a todos ustedes para pedirles que continúen firmes en la defensa de los valores europeos, y fortaleza para resistir los cantos de sirena del autoritarismo. Porque sólo persiguen un objetivo: destruir Europa. Por eso hoy apelo a la necesidad de proteger Europa, para que Europa proteja a sus ciudadanos", reiteró.

El Gobierno plantea la puesta en marcha de una estrategia de igualdad para combatir la brecha de género y que tenga "carácter vinculante" en la UE

El presidente hizo varias propuestas de reforma de la UE. La más novedosa, y nada casual —ha venido reiterando en las últimas semanas el peligro de los recortes en los derechos de las mujeres en Andalucía, fruto del pacto de las derechas de PP, Ciudadanos y Vox—, es la de la adopción de una estrategia de igualdad de género de la UE "con carácter vinculante". Una estrategia encaminada, explicó, a combatir la brecha de género, la mayor tasa de desempleo y la precariedad que aún sufren las mujeres. "Que la voz de Europa lidere esta lucha en el que es ya el siglo de las mujeres". También abogó por avanzar en la vertiente social del proyecto europeo, en la igualdad de oportunidades en el acceso al mercado de trabajo, la protección de los derechos de los trabajadores a través de un reglamento de la Autoridad Laboral Europea.

Sánchez pide a la UE "fortaleza" para "resistir los cantos de sirena del autoritarismo"

Asimismo, y para "garantizar la seguridad" de los ciudadanos y reforzar el papel de Europa en el mundo "como auténtico actor global", Sánchez defendió la creación de "un verdadero Ejército europeo". "La Unión tiene que mostrar al mundo que es un ‘soft power’ por elección, no por debilidad. Por convicción. La capacidad de proyectar fuerzas conjuntamente más allá de nuestras fronteras, y la voluntad política para hacerlo, son condiciones fundamentales para ser una potencia creíble en el tablero internacional", razonó.

En materia migratoria, Sánchez defendió su actual política: respeto a los derechos humanos, control de fronteras y cooperación con los países de origen y tránsito. Además, reivindicó la necesidad de completar la arquitectura de la moneda única, antes que de que el euro se "debilite" con una nueva crisis —"no podemos permitir el precio que tendría la inacción. Para las instituciones, y para los ciudadanos"—, seguir trabajando en la unión bancaria, acometer una integración fiscal más estrecha y avanzar en el marco financiero plurianual.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios