aunque no por las notas de su expediente

La jueza del caso máster manda a Cifuentes a juicio por falsificar el acta de su TFM

De otro lado, la magistrada archiva la falsa convalidación de las notas de Cifuentes por la "inexistente" Comisión de Garantías del citado máster

Foto: Cristina Cifuentes. (EFE)
Cristina Cifuentes. (EFE)

La jueza del caso máster, Carmen Rodríguez-Medel, ha decidido mandar a juicio a la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes por la falsificación del acta del trabajo fin de máster (TFM) y la sitúa a un paso del banquillo como posible autora de un delito de falsificación de documento público en relación a esta titulación que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos en el curso 2011-2012.

En un auto fechado este miércoles, Rodríguez-Medel toma la misma decisión para el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, la profesora Cecilia Rosada (presunta autora de la falsificación de las firmas) y Maite Feito, asesora del Gobierno de Cifuentes, por el mismo delito.

Segun la magistrada, Feito, reicibió "siguiendo instrucciones" de Cifuentes para ocultar los "hechos descritos y evitar perjuicios", a la expresidenta madrileña. En el auto, la jueza estima que Feito "instó" a Álvarez Conde a crear los documentos necesarios para justificar que la popular había cursado el mencionado máster con total regularidad y que "había superado el máster con normalidad".

Siguiendo los hechos cometidos para llevar a cabo esta presunta falsificación, aquel 21 de marzo de 2018 Álvarez Conde llamó a la profesora Rosada para que elaborara el acta de defensa del TFM, cosa que hizo "inventándose la fecha, el título del trabajo y la composición del tribunal". Fue ella misma la que simuló la firma de las otras dos profesoras que aseguraron participar en ese tribunal y "con las que había hablado por teléfono ese mismo día".

Una vez el documento estuvo preparado, la asesora de Cifuentes la llamó para que "redactara el trabajo, a lo que Cifuentes se negó", instándole entonces a que "le facilitara la bibliografía necesaria para hacerlo por otros medios". Su asesora anunció represalias en caso de que no se colaborara en la "ocultación de las irregularidades".

La jueza del caso máster manda a Cifuentes a juicio por falsificar el acta de su TFM

Según los documentos aportados por la URJC, consta una solicitud que fue fechada el 31 de octubre de 2012 en la que Cifuentes solicita matricularse en el TFM, lo cual "es incompatible con la supuesta defensa del trabajo fin de máster el 2 de julio de 2012", es decir, tres meses antes. Además, hasta 2014 no aparece como aprobada una asignatura —requisito imprescindible para poder defender el TFM—. En cuanto al pago de la matriculación de la asignatura, el auto estima también que este recibo se expide de manera posterior a la supuesta fecha de defensa y, por tanto, incompatible por las fechas en las que tuvieron lugar.

De otro lado, la jueza archiva la falsa convalidación de las notas de Cifuentes por la "inexistente" Comisión de Garantías del citado máster, en línea con la decisión del Tribunal Supremo de no imputar al líder del Partido Popular, Pablo Casado.

En cuanto a la declaración que llevó a cabo en sede judicial Cifuentes, la jueza considera no creíble la versión de la expresidenta madrileña de que efectivamente hizo el trabajo y lo defendió públicamente ante un tribunal, resultando significativo que "no conserve borradores ni cualquier correo electrónico en el que remitiera el mismo al tutor de su trabajo". La magistrada considera que no resulta verosímil que "obviaran este tipo de comunicación y fuera todo manual"

Cristina Cifuentes, que dimitió el pasado mes de abril 30 días después de que estallara la polémica, defendió que en la agenda digital de la Delegación del Gobierno, el día 2 de julio de 2012, aparecía anotada la cita en la URJC para defender su TFM, algo que aseguró haber constado. Sin embargo, "no es posible consultar las citas de 2012 marcadas en la agenda por el tiempo transcurrido", lo que también habría evitado que la expresidenta madrileña hubiera podido comprobar en efecto que esta cita aparecía reflejada en su agenda.

En base a estas pruebas documentales y la declaración de la expresidenta madrileña, la jueza estima que existen indicios de que Cifuentes "no defendió el trabajo fin de máster en julio de 2012" y que, cuando se hicieron públicas las posibles irregularidades en su titulación, "promovió que fueran ocultadas, haciendo exhibición pública del acta falsificada cuando le fue facilitada".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios