Noticias de Madrid: El acta del máster que exhibió Cifuentes tiene al menos dos firmas falsificadas
el director reÚNE a las PROFESORAS para PACTAR SU VERSIÓN

El acta del máster que exhibió Cifuentes tiene al menos dos firmas falsificadas

El acta del trabajo fin de máster de la presidenta madrileña fue fabricado horas después de que estallara el escándalo. El jefe de estudios intenta ahora coordinar una versión común

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)

El documento que utilizó Cristina Cifuentes para tratar de demostrar que completó su máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en 2012 fue fabricado el pasado 21 de marzo, solo unas horas después de que estallara el escándalo. Al menos dos de las tres firmas de profesoras que figuran en la supuesta acta de presentación del trabajo fin de máster (TFM) de la presidenta madrileña fueron falsificadas, según han confirmado a El Confidencial fuentes del Instituto de Derecho Público (IDP) de la universidad, el organismo del que depende la titulación. El catedrático responsable del máster, Enrique Álvarez Conde, reunió ayer a las profesoras en el despacho de un abogado para tratar de pactar una versión común en su inminente declaración ante la investigación interna abierta por la universidad.

[Sigue en directo todo sobre el caso del máster de Cristina Cifuentes]

Un portavoz del Gobierno autonómico aseguró a este medio que la presidenta de la Comunidad de Madrid se limitó a mostrar los documentos que le facilitó la universidad para demostrar que había realizado el máster en derecho autonómico. Según el acta, Cifuentes habría presentado su TFM el 2 de julio de 2012, cuando era delegada del Gobierno en Madrid y el mismo día en que la selección española festejaba en las calles de la capital el triunfo en la Eurocopa. El tribunal que teóricamente la evaluó estaba integrado por las profesoras de la Universidad Rey Juan Carlos Alicia López de los Mozos (presidenta), Clara Souto (vocal) y Cecilia Rosado (secretaria). Las firmas de las tres aparecen al pie del documento que difundió Cifuentes como prueba de que tenía la titulación sin irregularidades.

Sin embargo, dos de las tres docentes, López de los Mozos y Souto, nunca estamparon su rúbrica en el acta, según han confirmado a este diario fuentes internas de la universidad. La firma de Rosado se está investigando. El documento fue improvisado el 21 de marzo, el mismo día en que 'eldiario.es' destapó que una funcionaria del centro de estudios manipuló el expediente de Cifuentes en 2014 —dos años después de que se matriculara en el máster— para convertir en notables los dos calificaciones de no-presentado que había obtenido en una asignatura y en el propio TFM. Este diario ha tenido acceso a las firmas originales de López de los Mozos y Souto y, efectivamente, no concuerdan con las que les atribuye el documento.

La universidad planea alegar que los trabajos fin de máster se destruyen a los cuatro años y por eso no tiene guardada una copia del de Cifuentes

Los implicados están intentando pactar una versión ante su inminente paso por la investigación que ha iniciado la inspección de servicios de la universidad, con el apoyo de dos observadores externos de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE). Este miércoles tenía que haber comparecido el director del máster y del IDP, el catedrático de Derecho Constitucional Enrique Álvarez Conde. Sin embargo, este ha maniobrado para ser el último en declarar. Finalmente, pasará el examen el jueves por la tarde. Antes, por la mañana, habrán pasado las profesoras.

El acta del máster que exhibió Cifuentes tiene al menos dos firmas falsificadas

Según ha podido saber El Confidencial, Álvarez Conde improvisó este martes por la tarde una reunión de urgencia para intentar unificar declaraciones. A la cita asistió el catedrático en Derecho Administrativo Juan Mestre —que además de amigo personal de Álvarez Conde es miembro del Consejo Académico Asesor del IDP de la universidad—. Este está actuando como asesor del grupo para minimizar sus eventuales responsabilidades. Otros dos letrados acudieron al encuentro para prestar igualmente labores de asesoramiento. La principal preocupación es que en algún momento el caso salte de la universidad a una posible investigación penal. Asociaciones de alumnos ya lo han denunciado ante la Fiscalía.

Álvarez Conde está intentando argumentar que el TFM no existe en la universidad porque se destruyó a los cuatro años de su supuesta presentación, es decir, en 2016. Además, el motivo por el que el acta habría aparecido sin sello ni registro es porque se envió a secretaría por correo ordinario, como se hace siempre, y se debió de traspapelar. El catedrático tiene ascendencia sobre las tres docentes, al haber sido el director de sus tesis doctorales. Además, solo una de ellas tiene plaza de profesora titular.

De izquierda a derecha, el director del máster, Enrique Álvarez Conde, el rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, y Pablo Chico de la Cámara, profesor de una de las asignaturas. (EFE)
De izquierda a derecha, el director del máster, Enrique Álvarez Conde, el rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, y Pablo Chico de la Cámara, profesor de una de las asignaturas. (EFE)

Un portavoz de la presidenta regional asegura que Cristina Cifuentes no ha falsificado ningún documento y que el pasado 21 de marzo se limitó a mostrar los documentos que le envío la universidad. Desde el equipo de Cifuentes no entienden quién ha podido falsificar ese acta y señalan que mantienen su confianza en las profesoras y en la dirección del centro. Fue la propia secretaria del rector la que el pasado 21 de marzo a las 17:36 envió a la Comunidad de Madrid el acta que exhibió la presidenta regional.

Este diario lleva varios días intentando contactar con el director del máster y con las tres profesoras para recabar su versión de los hechos, pero ninguno ha contestado a llamadas ni a mensajes de texto.

El equipo de Cifuentes responde que la presidenta no ha manipulado nada y que solo presentó los documentos que le proporcionó la universidad

El rector de la URJC, Javier Ramos, defendió el primer día que, con la información de la que disponía en ese momento, no había irregularidades en el expediente de Cifuentes. Sin embargo, ese misma tarde ordenó a la jefa de la Inspección de Servicios que abriera una "información reservada" para aclarar el caso. Además, pidió a la conferencia de rectores dos inspectores de otras universidades para garantizar la independencia del proceso. Los funcionarios que asistirán a la inspección proceden de las universidades de Murcia y Burgos.

Ramos remitió el pasado viernes un correo a todos los profesionales de la URJC para prometer que reaccionará “con contundencia siempre que se ponga en entredicho la reputación” del centro. “No dudaré en investigar y esclarecer todos los casos en los que encontremos irregularidades. En el caso concreto que hemos sufrido estos últimos días, buscaremos decididamente la verdad”, aseguró. "Sé que los acontecimientos recientes han empañado el trabajo honrado y generoso de muchos de vosotros. Os esforzáis para que la Universidad Rey Juan Carlos esté en el buen lugar que le corresponde y no querría que desistierais de ese esfuerzo". Profesores de la Rey Juan Carlos han mostrado su preocupación por el daño a la imagen de la universidad que está suponiendo el escándalo del máster.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
106 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios