DESAYUNO INFORMATIVO EN MADRID

Ábalos no descarta superdomingo el 26M: generales, autonómicas, locales y europeas

El ministro de Fomento verbaliza la que es su opinión desde el principio, que no hay que obsesionarse con llegar hasta el final de la legislatura. Insiste en que el Gobierno lucha por sacar los PGE

Foto: José Luis Ábalos, ministro de Fomento, este 19 de noviembre en el desayuno informativo de Europa Press. (EFE)
José Luis Ábalos, ministro de Fomento, este 19 de noviembre en el desayuno informativo de Europa Press. (EFE)

Otra vez el fantasma del adelanto electoral. Es un debate muy recurrente, demasiado recurrente, desde el aterrizaje repentino de Pedro Sánchez al poder, y con máxima debilidad parlamentaria. Pero el propio presidente lo reanimó el pasado viernes desde Guatemala, cuando reconoció que no presentará los Presupuestos Generales del Estado para 2019 si no recaba los apoyos suficientes y gobernará por tanto por decreto. Entonces, ¿cabe un anticipo de los generales? ¿Incluso haciéndolas coincidir con las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo? Pues no se descarta.

José Luis Ábalos, todopoderoso secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, abre la puerta a esa posibilidad. Opción, por otro lado, que él siempre contempló. Así como el jefe del Ejecutivo se ha mostrado siempre más partidario de agotar la legislatura, su número tres ha reflexionado en estos meses que no hay que angustiarse con las fechas ni obsesionarse con llegar al final. En ese contexto hay que enmarcar su respuesta de este lunes en un desayuno informativo organizado por Europa Press en el Casino de Madrid, cuando se le preguntó por ese 'superdomingo' del 26-M. "Claro que sí, nada es descartable. Por lo mismo que nada es seguro", contestó.

Ábalos no descarta superdomingo el 26M: generales, autonómicas, locales y europeas

"Sabiendo lo líquida que es la política, no hay que aventurar nada. De aquí a mayo queda mucho", advirtió el ministro. En cualquier caso, el Gobierno, dijo, está "concentrado" en salvar los "obstáculos" que tiene por delante —para empezar, unos Presupuestos que cada día parecen más imposibles— y la "superación de los mismos condiciona" el resto de escenarios posibles. Es como "querer saltarse parte de la vida", o como leer "el capítulo final" de un libro. Vamos, que es mucho decir todavía cuando quedan meses por delante. "Hace siete meses nos condenaban a la irrelevancia", puso como ejemplo, cuando ni se soñaba con que el PSOE pudiera regresar al poder.

El ministro recuerda que el poder de convocar los comicios es un instrumento "muy poderoso" que Sánchez usará sin ir a remolque de nadie


Ábalos advirtió, no obstante, de que el instrumento de disolver las Cortes Generales y convocar elecciones es un "instrumento muy poderoso", una "especie de botón" que ha de manejarse "en el momento correspondiente". Y Sánchez lo hará, añadió, cuando crea que debe hacerlo, "con responsabilidad", "nunca a remolque ni a presión de nadie". Es decir, que no llamará a las urnas por mucho que se lo pidan a diario PP y Ciudadanos, idea que el propio mandatario socialista ya dejó clara ayer en su mitin con Susana Díaz en Chiclana de la Frontera, Cádiz.

No es descartable ninguna fecha

Fuentes próximas al ministro señalaban después del desayuno informativo que lo que hacía Ábalos, en realidad, era no descartar nada. Ni para el 26 de mayo o el 17 de julio o el 25 de marzo. Es decir, todas las fechas entran en el bombo. El presidente, sin embargo, se ha manifestado partidario de apurar los tiempos. Y aunque lo que hiciera el titular de Fomento es expresar su opinión, no hay duda de que es uno de los miembros del Ejecutivo socialista con más peso, y jefe del comité electoral del partido, tarea en la que es auxiliado por el director de Gabinete del presidente, Iván Redondo.

El Ejecutivo se escuda en que "escucha" a las fuerzas para justificar su cambio de posición respecto a los PGE, que no presentará sin apoyos

Un 'superdomingo' sería un reto logístico mayúsculo y que no tiene precedentes en España. Además, es una alternativa que no gusta a los barones del PSOE, que no quieren que sus autonómicas se contaminen del debate de política general que suponen unas legislativas. Entienden que es mejor separar procesos, y que cada uno de ellos tenga discusiones singularizadas. A fin de cuentas, ellos se juegan su propio pellejo, la continuidad de sus gobiernos. Nada menor, porque los socialistas presiden siete comunidades y cogobiernan en otras dos. El partido ambiciona volver a ser primera fuerza en municipales y europeas, mantener el poder autonómico que ya tiene y conquistar otros territorios importantes como Madrid.

José Luis Ábalos, durante su intervención en el desayuno informativo de Europa Press. (EFE)
José Luis Ábalos, durante su intervención en el desayuno informativo de Europa Press. (EFE)

El ministro subrayó que el Ejecutivo es "realista", y "escucha" lo que dicen otras fuerzas políticas. Por eso se ha visto obligado a rectificar sus propios pasos y advertir ahora de que puede que nunca lleve los PGE de 2019 al Congreso en caso de no tener los respaldos amarrados, cuando antes garantizaba que sí los presentaría, pasara lo que pasara. De camino, lo que ha ocurrido es que los partidos independentistas se han enrocado y defienden con fiereza que no se sentarán ni a negociar con Hacienda. En ellos pesa la inminencia del juicio del 'procés' y el hecho de que la Fiscalía no se haya apeado de la acusación de rebelión. El Gobierno intentó lanzar un gesto hacia las formaciones separatistas a través del órgano que sí depende de él, la Abogacía del Estado, imponiendo la consideración de sedición (y no rebelión), un escalón menos. Pero ese cambio no satisfizo ni a ERC ni PDeCAT. Fue inútil para intentar flexibilizar su posición. Así que ante la posibilidad de sufrir un enorme desgaste en el Parlamento con el rechazo a sus Presupuestos, Sánchez ha optado por echar el freno y no quemarse.

Ábalos indicó que, por ahora, el Gobierno está "trabajando" en sacar sus PGE adelante, y en su caso, se están cuantificando y priorizando las inversiones. Lo seguirá intentando "hasta el final". Ábalos calificó de "absurdo" que se pidan reivindicaciones "de todos los colores" y a la vez se rechace el debate sobre las cuentas del próximo año. Unos, en referencia a PP y Cs, han "renunciado" a estudiar los números "sin saber" de qué va a ir Presupuesto. Y otros, y lo decía por los independentistas, condicionan su apoyo a "procesos que no se pueden condicionar", a que se presione a la Fiscalía.

Ahora bien, si los PGE no ven la luz, el Ejecutivo gobernará por decreto, dando salida a las cuestiones que considera claves, como el despliegue de su agenda social, y por eso procurará que el 1 de enero estén en marcha "determinados derechos" como la subida del salario mínimo hasta los 900 euros mensuales, como pactó con Unidos Podemos. Ábalos no se privó de recordar que Mariano Rajoy presentó las cuentas de 2018 en abril.

El uso de las autovías "debe compensarse" para que no las paguen quienes no las disfrutan

Ya el pasado 8 de noviembre José Luis Ábalos abrió la puerta al debate. Tras el Consejo de Ministras y Ministros de aquel día advirtió de que el actual modelo de autopistas y autovías no deja de crecer y su conservación tiene un coste. Y ha de pensarse cómo sufragarlo

Este lunes, el tema volvió sobre la mesa durante el desayuno informativo de Europa Press en el Casino de Madrid. El ministro aseguró que el uso de las autovías, como el de otras infraestructuras, "debe compensarse", porque si no al final las acaban pagando "los que no las usan". El titular de Fomento fue preguntado por la posibilidad de que se introduzca un abono por el uso de la red de autovías para garantizar su sostenibilidad. 

No obstante, insistió en que no hay decisión alguna tomada. Se remitió a las conclusiones que puedan salir en una subcomisión que se abra en el Congreso sobre el modelo de financiación de estas vías. "Es una reflexión que hemos promovido para que se produzca un debate consensuado. El Gobierno no ha planteado un modelo", ni quiere "precipitar nada", simplemente quiere que este asunto no se convierta en un "arma" para utilizar en el fragor político. 

Así, mientras la red de carreteras "no ha dejado de crecer", los recursos presupuestarios para su conservación y mantenimiento son menores. "Hay que compensar eso, porque vía Presupuestos no se cubre e incluso hay que liberar esos recursos presupuestarios para fines sociales", avisó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios