El futuro político de la exministra, en el aire

Casado se desentiende de Cospedal ante los nuevos datos que puedan arrojar los audios

El presidente del PP eludió salir en su defensa y dejó claro que no se desgastará para sostenerla, que su único compromiso es con los militantes de la formación

Foto: Pablo casado en el acto con militantes en Huelva. (EFE)
Pablo casado en el acto con militantes en Huelva. (EFE)

Las primeras palabras de Pablo Casado sobre los audios de José Manuel Villarejo con María Dolores de Cospedal han confirmado en el Partido Popular la impresión de que el futuro político de la exsecretaria general pende del hilo de cualquier nueva revelación sobre sus tratos con el comisario encarcelado. El presidente del PP eludió salir en su defensa y dejó claro que no se desgastará para sostenerla, que su único compromiso es con los militantes de la formación.

Un día más, como ocurre desde el pasado martes, los dirigentes del PP se preparan para escuchar las nuevas grabaciones del policía encarcelado con la advertencia de que salga lo que salga es ajeno a su época y a su proyecto. Después de que Casado recalcara desde Huelva esa misma idea, en fuentes de los populares reconocen que si la situación personal de Cospedal se complica aún más, la exministra tendrá que plantearse si está en condiciones de seguir en el comité ejecutivo del partido (ya solo es vocal), e incluso en su escaño en el Congreso.

La exsecretaria general ha hablado con el sucesor de Mariano Rajoy al igual que con su secretario general, Teodoro García, pero después de esas conversaciones ninguno de los dos se ha empleado en defenderla ni ha dado por zanjado el problema, siempre pendientes de qué más puede salir.

Casado sostiene que "no hay nada que ocultar ni que temer de ninguna revelación que se pueda hacer" porque ni a él ni a nadie de su equipo le salpicará al tratarse de episodios de hace casi 10 años y prefiere resaltar que "otras ejecutivas nacionales y otros líderes de otros partidos" no pueden decir lo mismo. Se refiere a las mafias policiales de la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba, época en la que campaba ya Villarejo. El problema, como reconocen en fuentes del PP, es que Cospedal pudo caer en esas redes.

El presidente del PP se desmarcó expresamente de los errores que haya podido cometer Cospedal al recordar que, pese al apoyo decisivo que le prestó la exministra para ganar en el congreso del partido a Soraya Sáenz de Santamaría, su único compromiso es con los afiliados que le eligieron "en un proceso abierto de primarias". También confirmó que ese compromiso ante la militancia se basa en los principios de "ejemplaridad, transparencia y rendición de cuentas" y que cualquier conducta que vaya en contra de cualquiera de ellos contará con su "absoluto rechazo".

El presidente del PP se desmarcó de los errores que haya podido cometer Cospedal al recordar que su único compromiso es con los afiliados

Según apuntan en fuentes del PP, Casado se adelantó así a cualquier dato nuevo que pueda salir de las grabaciones de Villarejo. Todo un preaviso para Cospedal con el fin de que asuma las responsabilidades que le correspondan llegado el momento.

Los diputados más próximos a la exsecretaria general guardan silencio aunque admiten que, al menos hasta ahora, no ven dispuesta a su jefa a dejar la política, "y menos ahora y por esto". Pero no se atreven a atisbar hasta dónde llegó Cospedal en sus tratos con Villarejo para conocer los entresijos de la vieja guardia de Génova.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios