Es noticia
Podemos quiere aislar a 'ministros díscolos' del seguimiento del pacto presupuestario
  1. España
MIEDO a que se perviertan algunAS MEDIDAS

Podemos quiere aislar a 'ministros díscolos' del seguimiento del pacto presupuestario

El cambio de criterio en las cuotas de los autónomos ha causado "mucho malestar" en Podemos, pero no es la única iniciativa del acuerdo firmado el 11 de octubre por la que temen

Foto: Pablo Iglesias pasa por delante de los miembros del Gobierno tras su intervención en el pleno del Congreso de este 24 de octubre. (EFE)
Pablo Iglesias pasa por delante de los miembros del Gobierno tras su intervención en el pleno del Congreso de este 24 de octubre. (EFE)

En el mejor de los casos, demasiada polifonía por parte del Gobierno a la hora de concretar las medidas plasmadas en el pacto presupuestario con Unidos Podemos y, en el peor, descuelgues o directamente modificaciones en lo acordado, como la subida de las cuotas a los autónomos. Menos de dos semanas después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, firmasen un acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado, ya comienza a vislumbrarse en las filas de la formación morada un cierto temor a que se produzcan incumplimientos. Esta es una de las razones de que hayan forzado la creación de una mesa de seguimiento del pacto, con el objetivo de centralizar las conversaciones para garantizar la ejecución de las medidas acordadas. Al mismo tiempo que se tratará de presionar con movilizaciones en las calles. En el Gobierno, mientras, señalan que no hay aún ningún acuerdo para dar vida a ninguna mesa de seguimiento, aunque sí hay "buena disposición" a montarla.

Tener un interlocutor principal al otro lado de la mesa sería lo ideal para Podemos, como ya ocurrió durante las negociaciones para el acuerdo, que centralizó por parte del Ejecutivo el Ministerio de Hacienda, del que es titular María Jesús Montero. La intervención ya no solo de diferentes departamentos, sino también de los diputados que trabajan en las diferentes comisiones parlamentarias donde se tratan algunas de las medidas incluidas en el pacto, podría contaminar algunas de las medidas, no seguir una misma línea, que se tomen decisiones de forma unilateral o se produzcan desmarques. Ya se están dando casos, según sostienen, que pondrían de relieve lo que consideran una cierta descoordinación entre La Moncloa y el PSOE.

Foto: Joseb Borrell, Fernando Grande-Marlaska y Nadia Calviño. (EFE)

Preocupa sobremanera en Podemos la derogación de la denominada 'ley mordaza', principalmente acabar con las llamadas devoluciones en caliente que se concretan en el pacto, a lo que pondría reparos el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Ya a finales de septiembre, el grupo confederal en el Senado denunció durante una sesión de control al Gobierno "devoluciones en caliente" de migrantes desde la frontera francesa a la española (de Irún a Hendaya). Un extremo que negó el titular de Interior asegurando que no se produjeron "en esos términos" y precisó que se trataba de "readmisiones". Asimismo, explicó que el código de fronteras Schengen permite restablecer los controles fronterizos en caso de "amenaza grave para el orden público". El senador que lo interpelaba, José Ramón Arrieta, exigió al ministro un "giro de 180 grados" en estas políticas para "poner en el centro los derechos humanos". El de Marlaska no sería un caso aislado.

Iglesias: "Acordamos que no se podía subir ni un euro a la cuota de los autónomos. Para eso tenemos una mesa de seguimiento del acuerdo"

La propuesta lanzada por la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, para que los autónomos aumenten su cotización con la entrada en vigor de los Presupuestos Generales del Estado para 2019 ha encendido las alarmas. "Acordamos que no se podía subir ni un euro a la cuota de los autónomos. Para eso tenemos una mesa de seguimiento del acuerdo, vamos a recordarle al Gobierno que esto no puede ser y creo que van a rectificar porque tenemos un acuerdo", advertía Pablo Iglesias este miércoles en los pasillos del Congreso. Sin embargo, el Ejecutivo todavía no ha trasladado cómo quiere que se configure esa mesa de seguimiento ni hay calendario para sus reuniones.

Sánchez justifica la venta de armas e Iglesias le pide que rompa los contratos con Arabia Saudí

Y es que ni en La Moncloa ni en Hacienda reconocen que haya un acuerdo para constituir ya ningún nuevo órgano conjunto con Podemos. No obstante, fuentes del entorno de Montero reconocen "buena disposición" a montarla. "Si hay que crearla, se hará, porque es lo habitual en este tipo de pactos". En el equipo del presidente templaban igualmente la demanda de Iglesias: ahora las conversaciones se centrarán en PNV y Compromís, y "cuando surjan discrepancias con el texto original firmado con Iglesias, se consultará con ellos", algo que ya afirmó la ministra el pasado 15 de octubre. "La lealtad al acuerdo con Podemos está asegurada. Ahora bien, no vamos a ir de la mano de Podemos para negociar con otras fuerzas. Ya hemos dicho que la negociación de los Presupuestos en nombre del Gobierno la hace el Gobierno", abundaban desde La Moncloa, donde afirmaban que en todo caso esa mesa de seguimiento más formal tendría más sentido algo más adelante, no ahora. La interlocución entre los dos socios "es fluida", añaden desde el Grupo Socialista.

En el Gobierno dicen que no hay nada cerrado ni nada decidido. En Hacienda reconocen, no obstante, "buena disposición" a montar esa mesa

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, que formó parte de las negociaciones con Hacienda, era el primero en afear esa actitud más tibia del Ejecutivo: "Esto no es lo que acordamos. El acuerdo es no subir la cuota a ningún autónomo y bajar la cuota a los autónomos que ingresen menos de 12.000 euros al año". Insistía también en que "el Gobierno debe rectificar" o, lo que sería lo mismo, desautorizar a la ministra de Trabajo, que está liderando las negociaciones con las principales asociaciones de autónomos para una reforma de las cotizaciones. Un cambio de criterio que ha causado "mucho malestar" en Podemos, según reconocen desde el partido.

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellan su acuerdo presupuestario para 2019, este 11 de octubre en La Moncloa. (EFE)

"Los acuerdos son firmes"

La dirección morada ya se mostró firme, pocos días después de la firma del acuerdo, respecto a la posibilidad de rebajar algunos de sus términos para atraer el voto de los nacionalistas vascos o independentistas catalanes, imprescindibles para que los PGE salgan adelante. "Por definición, los acuerdos son firmes. No valoramos ese escenario", defendía Echenique tras la primera ejecutiva del partido celebrada después de la rúbrica del pacto, al mismo tiempo que mostraba sus dudas sobre que la ministra de Hacienda tuviese intención de "quitar su firma" a un acuerdo al que acababan de llegar. "Es un acuerdo cerrado, así que el Gobierno tendrá que garantizar que se cumpla el resultado de una negociación que ha costado meses de trabajo", recalcaba en la misma línea la coportavoz del partido, Noelia Vera.

Noelia Vera: "Es un acuerdo cerrado, así que el Gobierno tendrá que garantizar que se cumpla el resultado de la negociación que ha costado meses"

La formación seguirá tratando de "empujar" desde las calles para que se cumplan los términos del acuerdo. El hecho de que el acuerdo afecte a sectores "privilegiados", entre los que se cita a las eléctricas o los grandes tenedores de viviendas, justificaría también estas presiones. Su primera cita con las movilizaciones será este sábado, acudiendo a las protestas convocadas por diversos colectivos contra la precariedad bajo el lema 'Si nos movemos, cambiamos todo'.

Entre los 'ministros de Ciudadanos', Borrell habría superado a Grande-Marlaska como principal preocupación de Unidos Podemos, según confesaban fuentes cercanas a la dirección del grupo parlamentario. Un posible freno a la hora de empujar al Gobierno hacia la izquierda y desarrollar un pacto de legislatura para el que, como en la moción de censura, es imprescindible el concurso de las formaciones independentistas catalanas para sacarlo adelante.

Fernando Grande-Marlaska María Jesús Montero Pedro Sánchez Ministerio de Hacienda
El redactor recomienda