Podemos plantea que España asuma las corbetas o que se busque otro comprador
  1. España
venta de armas a arabia saudí

Podemos plantea que España asuma las corbetas o que se busque otro comprador

Desde la formación defienden que se deberá buscar un comprador alternativo de las cinco corbetas y, si no hay comprador, invertir en los astilleros por el mismo valor del contrato original

Foto: El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, e Ione Belarra, portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, durante una rueda de prensa en el Congreso. (EFE)
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, e Ione Belarra, portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, durante una rueda de prensa en el Congreso. (EFE)

En la búsqueda de alternativas para Navantia, que permitan suspender los contratos de armamento con Arabia Saudí sin perder por ello puestos de trabajo, Podemos ha planteado como una posible solución que sea España quien compre las cinco corbetas comprometidas con el país árabe. "Mejor rescatar a trabajadores y trabajadoras que a bancos", defendía la portavoz adjunta de Unidos Podemos, Ione Belarra, durante una entrevista anoche en el canal 24h de TVE. Un planteamiento que ha vuelto a deslizar este martes en conversación informal con los medios de comunicación en el Congreso de los Diputados, pero recalcando que se trata solo de una de las opciones que se podrían poner sobre la mesa.

No se trata de la única ni tan siquiera se valora como la mejor. Su propuesta pasa porque se busque un plan estratégico que permita a Navantia mantener su carga de trabajo. Con todo, desde la formación entieden que es el Gobierno a quien le compete tomar una decisión que en su opinión debería centrarse en buscar una salida que respete los derechos humanos al mismo tiempo que garantice los puestos de trabajo. "El debate de hacer negocios con una teocracia asesina como Arabia Saudí o no tener trabajo es un debate falso. No podemos dejar que eso condicione la vida de los trabajadores y trabajadoras. Hay que rescatar a trabajadores y trabajadoras y no bancos como hemos hecho hasta ahora", afirmaba Belarra en la citada entrevista.

Otra de las opciones que se barajan, según fuentes del partido, es que el Gobierno busque otro comprador que respete los derechos humanos. El mismo planteamiento que se ha realizado para La Naval. El Gobierno, sin embargo, ha votado hoy en contra de suspender la venta de armas a Arabia Saudí.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ya avanzaba este lunes que en su intervención de mañana durante la comparecencia del presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados le exigirá paralizar la venta de armas a Arabia Saudí como ha hecho Alemania tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. "Lo que llevamos tanto tiempo diciendo desde Unidos Podemos ahora lo dice también Alemania: los países de la UE deben dejar de vender armas al régimen saudí. El miércoles le exigiré una vez más al presidente del Gobierno que nuestro país cumpla con este mandato ético y democrático", afirmaba el líder de Podemos a través de las redes sociales.

Tras la reunión que Iglesias mantuvo este lunes en Sestao (Bizkaia) con los trabajadores del astillero de La Naval, ante el proceso de liquidación de la empresa, el líder de Podemos insistió en que sería "muy sensato" secundar la decisión de Alemania en protesta por la muerte de Khashoggi y "no colaborar con dictaduras sanguinarias". Todo ello protegiendo al mismo tiempo a un sector como el de los astilleros.

La portavoz de Unidos Podemos en la comisión de Defensa, Carmen Valido, también ha planteado, según recoge EFE, que España no puede "seguir mirando para otro lado" y vendiendo armas a países "que pisotean la ley" y pedido suspender las ventas a Arabia Saudí. Según Valido, compete al Gobierno asegurar la carga de trabajo en los astilleros con lo que, si se anula el contrato con Arabia Saudí, el Ejecutivo "deberá buscar un comprador alternativo" de las cinco corbetas, "y si no hay comprador, invertir en los astilleros por el mismo valor del contrato original", esto es, los 1.800 millones de euros.

Arabia Saudí Navantia Derechos humanos
El redactor recomienda