los grupos piden explicaciones a sánchez

El PSOE vota en contra de suspender la venta de armas a Arabia Saudí

El PSOE se tuvo que apoyar en los votos del PP y de Ciudadanos para rechazar las presiones de los aliados de Sánchez para romper relaciones en Defensa con el país árabe

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

El PSOE se tuvo que apoyar en los votos del PP y en la abstención de Ciudadanos para rechazar las presiones de los aliados de Pedro Sánchez (Podemos y los independentistas catalanes), que insisten en pedir en el Congreso la suspensión de los contratos de armamento con Arabia Saudí, básicamente los que afectan a los astilleros estatales de Navantia. El asesinato de Yamal Khashoggi ha reactivado la oposición de los grupos parlamentarios de Pablo Iglesias y ERC, más los diputados del PdeCAT, a mantener un contrato que garantiza 6.000 puestos de trabajo en Cádiz y Ferrol por el encargo de cinco corbetas del régimen saudí cerrado este mismo año.

Mientras la ministra de Defensa, Margarita Robles, recordaba en unas declaraciones en televisión que ella había querido paralizar en septiembre la entrega de bombas de precisión a las Fuerzas Armadas de Arabia (luego fue desautorizada por Sánchez), los socialistas se enfrentaron en la comisión de Defensa a una propuesta formal de sus socios casi en bloque (menos el PNV) para que el Gobierno español siga los pasos del alemán en las relaciones con el país árabe.

En el contexto del informe anual sobre exportación de material de Defensa, la portavoz socialista, Miriam Alconchel, eludió la cita al caso concreto de Arabia Saudí y pidió "sentido de Estado", dado que se abordan las relaciones comerciales de España con otros países. Pidió, pues, "consenso" en general frente a la resolución de los socios del Gobierno empeñados en pedir ya la ruptura y que acusan al Ejecutivo de "mirar hacia otro lado" ante conflictos como los de la guerra de Yemen y, más recientemente, el caso del periodista asesinado en el consulado de Estambul.

Las portavoces de Podemos y del PdeCAT, Carmen Valido y Lourdes Ciuró, defendieron la teoría de que los derechos humanos tienen que estar por delante de los intereses económicos. Una de las resoluciones del grupo parlamentario que encabeza Pablo Iglesias invita al Gobierno a mantener los encargos de las corbetas a los astilleros, pero buscando un "comprador alternativo".

A la ofensiva contra las relaciones en materia de Defensa con los saudíes se sumó Joan Tardà, portavoz de ERC, quien llegó a sostener que el Gobierno de Sánchez podría incurrir en "prevaricación" si mantiene el contrato de Navantia después de las denuncias de Erdogan.

La posición del Ejecutivo solo encontró compresión en las filas del Partido Popular, de Ciudadanos y del PNV, al apelar a la prudencia y argumentar que hay que dar tiempo a que la Unión Europea tenga una posición común ante los sucesos de Estambul.

La portavoz del Grupo Popular, Dolors Montserrat, comentó que el PP esperará a conocer la opinión y la información que pueda aportar Sánchez este miércoles ante el pleno del Congreso. En cualquier caso, destacó que el Gobierno tiene que tener en cuenta los intereses de la industria nacional y de los trabajadores afectados.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios