Navantia espera parar las movilizaciones

Exteriores y el equipo económico forzaron a Robles a rectificar con las bombas a Arabia

La última rectificación del Gobierno de Sánchez al entregar el pedido de bombas paralizado por Robles empieza a despejar el futuro del contrato de las cinco corbetas para la Armada saudí

Foto: Los ministros de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y Defensa, Margarita Robles. (EFE)
Los ministros de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y Defensa, Margarita Robles. (EFE)

La última rectificación del Gobierno de Pedro Sánchez al entregar el pedido de bombas de precisión a Arabia Saudí que Margarita Robles tenía paralizado empieza a despejar el futuro del contrato de Navantia para construir cinco corbetas con destino a la Armada del país del golfo Pérsico. El alivio en el equipo económico del Ejecutivo, la SEPI y la Junta de Andalucía al confirmarse el giro, aunque a regañadientes, de la ministra de Defensa ha devuelto el optimismo a Navantia, pendiente de ese paso para desactivar las huelgas y movilizaciones previstas a partir de mañana en todas las sedes de los astilleros estatales.

Exteriores y el equipo económico forzaron a Robles a rectificar con las bombas a Arabia

Robles se había limitado a pasar del anuncio de ruptura unilateral del contrato de suministro de 400 bombas de guiado láser y de fabricación estadounidense a Arabia Saudí, con devolución incluso del importe ya abonado (9,2 millones de euros), a sostener que era un contrato sometido a "estudio" por haber sido firmado en la etapa del Gobierno anterior.

El martes en el Senado y ayer por la mañana en el Congreso la ministra de Defensa todavía sostenía que nada había cambiado, pese a que medios militares reconocían que la orden de la entrega estaba en marcha. Durante toda la jornada en el departamento de Robles guardaron silencio y evitaron la confirmación oficial del cambio de órdenes aunque en Moncloa lo admitieran.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

No obstante, medios gubernamentales reconocían que la rectificación completa estaba prevista y comprometida desde el Ministerio de Asuntos Exteriores como primer paso para reconducir las relaciones comerciales y de confianza con las autoridades saudíes. Y desde el equipo económico del gabinete con la Junta de Andalucía. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, procede del mismo Gobierno autonómico y siempre ha empeñado su palabra en salvar el contrato de Navantida, vital para el futuro industrial de la bahía de Cádiz.

En la SEPI apuntaron que ya están en condiciones de tranquilizar a los sindicatos y a la industria auxiliar de los astilleros, temerosos de perder un contrato que asciende a los 2.000 millones, garantiza carga de trabajo para casi cinco años y supone sostener 6.000 empleos, entre la plantilla de la empresa estatal, los subcontratados y personal de otras empresas de servicios.

El siguiente paso para confirmar que las relaciones entre España y Arabia Saudí han vuelto a la normalidad será la confirmación de la visita a España, a Navantia, del almirante jefe de la Real Armada del país del Golfo, Fahd bin Abdulah al Gifaili, prevista para octubre y en el aire hasta ahora por el anuncio de Robles de romper el contrato de suministro de bombas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios