La paralización del contrato de misiles deja en el aire la visita del Ajema saudí a Navantia
  1. España
tras la rectificación a medias de robles

La paralización del contrato de misiles deja en el aire la visita del Ajema saudí a Navantia

El Gobierno de Sánchez no acaba de convencer a las autoridades saudíes con su rectificación a plazos sobre el anuncio de Robles de romper el contrato de suministro de misiles

Foto: Marcha de los trabajadores de la planta de Navantia de San Fernando (Cádiz). (EFE)
Marcha de los trabajadores de la planta de Navantia de San Fernando (Cádiz). (EFE)

El Gobierno de Pedro Sánchez no acaba de convencer a las autoridades saudíes con su rectificación a plazos sobre el anuncio de Margarita Robles de romper el contrato de suministro de misiles de precisión. Aunque la ministra de Defensa dice que ese contrato seguirá "en estudio" y que no tiene nada que ver con el de las cinco corbetas encargadas a Navantia, la visita prevista para el mes próximo del jefe de la Armada de Arabia Saudí, Fahd bin Abdulah al Gifaili, está en el aire, según reconocen medios militares.

Defensa afirma que el contrato con Navantia no está en peligro

En la empresa estatal dedicada a la construcción de barcos aseguran que mantienen todos sus planes para cumplir con sus compromisos y que en próximos días sus primeros ingenieros y especialistas se desplazarán al país del Golfo Pérsico. El siguiente paso era la visita a España —Madrid y San Fernando— de una delegación de oficiales de la Armada saudí, precisamente para preparar el viaje de su almirante jefe; pero sigue sin confirmarse la cita.

Pese al optimismo gubernamental, sigue sin estar asegurado el futuro de un contrato de 2.000 millones de euros que dará carga de trabajo durante un mínimo de cinco años a los astilleros de Navantia y garantiza 6.000 puestos de trabajo. Los esfuerzos diplomáticos para recomponer las relaciones de confianza mutua y comerciales entre España y Arabia Saudí cuestionadas por Robles siguen, pero no se sabrá si han surtido efecto precisamente hasta que Fahd bin Abdulah al Gifaili venga a España.

El almirante jefe de la Armada es un hombre de confianza del ministro de Defensa y príncipe heredero Mohamed bin Salaman, de 32 años e impulsor de la apertura de la monarquía y el régimen saudí que encabeza el rey Salman bin Abdelaziz, con medidas como permitir a las mujeres conducir, pero también incluirlas en el último gabinete ministerial.

Empleados de Navantia defenderán ''con uñas y dientes'' el contrato de las cinco corbetas

A la espera de que Robles acabe de rectificar en la suspensión del suministro de bombas de precisión, el principal factor a favor de los intereses españoles son las urgencias de la armada de ese país, en plena fase de modernización y pendiente de relevar cuanto antes las cuatro corbetas de origen estadounidense que tiene en servicio desde principios de los años ochenta.

El contrato con Navantia permite a la Real Armada contar con una primera unidad del modelo Avante 2200 de Navantia (mejor en todas sus capacidades) en 2021, y las cuatro siguientes en menos de año y medio.

El acuerdo cerrado por el Gobierno anterior con los saudíes supone la creación de una sociedad conjunta ('joint venture') en el país del Golfo Pérsico entre Navantia y la empresa estatal saudí SAMI (Saudi Arabian Military Industies). Además, 400 marinos árabes tendrán que venir a España para instruirse en el manejo de unas corbetas que en otra versión más básica ya fabricaron los astilleros españoles para Venezuela.

Navantia Misiles Arabia Saudí Monarquía Margarita Robles
El redactor recomienda