ENTREVISTA EN EL DIARIO 'EL PAÍS'

Sánchez promete "abrir el debate" de la tasa a la banca y aprobar la eutanasia para 2020

El presidente asegura que su Gobierno aprobará un plan director contra la explotación laboral y sacará a Franco del Valle "de inmediato". Exige a Torra "voluntad" de reconstruir puentes con Madrid

Foto: Pedro Sánchez, a su llegada a la entrevista con TVE, el pasado 18 de junio en La Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez, a su llegada a la entrevista con TVE, el pasado 18 de junio en La Moncloa. (EFE)

Dice que es a la vez un tipo con suerte y muy perseverante. "Las dos cosas". Puede que ambas tuvieran mucho que ver a la hora de llevar a Pedro Sánchez a La Moncloa tras una rápida moción de censura contra Mariano Rajoy, la primera que ha prosperado en 40 años de democracia. Ahora el líder socialista es presidente del Gobierno y desea demostrar que tiene "capacidad ejecutiva", aunque no disponga de una mayoría parlamentaria. Por eso priorizará aquellas medidas que cree que puede sacar más fácilmente adelante, desechando las que, como la prometida reforma de la financiación autonómica, entienda que no conseguirá cuadrar. Entre las primeras, tener culminada la regulación de la eutanasia, lanzar un plan contra la explotación laboral, mejorar la financiación de la sanidad, sacar "de inmediato" los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, o estudiar (no habla ya de implantar) un impuesto a la banca para sostener las pensiones. En cuanto a Cataluña, su propósito es "normalizar" las relaciones con la Generalitat, aunque a cambio exige a Quim Torra que demuestre la "voluntad" de recobrar la confianza con Madrid.

El jefe del Ejecutivo mide aún más que antes sus apariciones públicas. El pasado lunes concedió su primera entrevista, y fue a TVE, este sábado compareció por vez primera en rueda de prensa, y fue en París, junto al presidente francés, Emmanuel Macron, y este domingo un rotativo, 'El País', publica la primera entrevista a un diario. Buena parte de la conversación se centra en las medidas sociales del nuevo Ejecutivo. La más vistosa gira en torno a ls demandas respecto a la precariedad y a la falta de protección de trabajadores jóvenes. Por eso el Gobierno "va a aprobar un plan director de lucha contra la explotación laboral". Sánchez no da demasiados detalles de cómo se articularía. Se remite a ejemplos como el del Gabinete socialista de Baleares, que ha movilizado más recursos para la inspección laboral. El Ejecutivo, en consecuencia, está "trabajando" el desarrollo de esa promesa y la compartirá con los gobiernos autonómicos porque "mucha de esa acción de inspección les incumbe también".

El nuevo Gabinete ya da por hecho que no podrá derogar la reforma del mercado de trabajo que impulsó el PP en 2012, porque "no hay una mayoría parlamentaria para hacerlo", pero sí que la hay, estima para revisar el artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores para proteger a los empleados de las empresas subcontratadas. También quiere resolver el fin de la ultraactividad de los convenios, o "abrir el debate" sobre la prevalencia de los convenios colectivos a los de empresa, y ve "un amplio margen" para paliar la brecha salarial y procurar la igualdad en el mercado de trabajo.

"Economía y Hacienda están haciendo los números para un impuesto a la banca. Nosotros tenemos la intención política. Vamos a abrir el debate", dice


Para garantizar la sostenibilidad de las pensiones, Sánchez insiste, como hizo en TVE, en que es muy buena noticia que sindicatos y patronal acuerden una subida de sueldos porque eso hará aumentar la recaudación de la Seguridad Social, pero también plantea destopar las cotizaciones más alta, revisar la política de bonificaciones y crear impuestos finalistas, como la tasa a las grandes tecnológicas y a la banca. El periódico de Prisa recuerda al presidente que hace muy poco, cuando estaba en la oposición, su propuesta estrella era justamente ese gravamen al sector financiero. ¿Recula? "Proponíamos un recargo del impuesto de sociedades a la banca, sí. Vamos a ver. El Ministerio de Economía y el Ministerio de Hacienda están haciendo los números. Nosotros tenemos la intención política. Vamos a abrir el debate". Sánchez enfría su medida: la someterá primero a examen, a discusión social.

Plan de choque contra la pobreza infantil

De los mayores a los niños, El presidente pretende que en el próximo Consejo de Ministras y Ministros se apruebe un plan de choque contra la pobreza infantil, una materia en la que se va a involucrar "personalmente", razón por la que hizo depender el Alto Comisionado, que dirige la asturiana Luisa Carcedo, de La Moncloa. Ese plan estará financiado con recursos públicos, pero el Gobierno también desea implicar a las empresas privadas para que "echen una mano".

Insiste en que no habrá revisión de la financiación autonómica esta legislatura, porque no quiere "marear la perdiz". Sí habrá "mejoras parciales"

Sánchez espera asimismo en que el Congreso "modifique los elementos más perversos" de la ley mordaza. Y subraya como uno de sus "principales compromisos" que la legislatura "acabe con una ley de eutanasia en nuestro país y que sea reconocido como un servicio por parte de la sanidad pública, un servicio fundamental". La proposición socialista, de hecho, pasará su primer filtro este martes en la Cámara Baja, cuando se votará su toma en consideración y el arranque oficial de su tramitación. El Gabinete también mejorará la financiación de la sanidad, incentivará la inversión en la modernización de todos los aparatos de la red pública. El objetivo último es "reconstruir muchos de los derechos" que han sido "desmantelados a lo largo de estos últimos años" por el Ejecutivo del PP.

Sin embargo, Sánchez no cumplirá su promesa de alumbrar un nuevo modelo de financiación autonómica. De nuevo, incide en que hay que ser "realista" y no "marear la perdiz", como hacía el Gobierno del PP. "La culminación de todos esos trabajos será en la próxima legislatura, pero ahora podemos ofrecer mejoras parciales", para las que sí hay "dinero". La Comisión Europea, no obstante, avisa de que puede no cumplirse el objetivo de déficit, lo que obligaría a reajustes, a recortes. "El Ministerio de Hacienda está analizando la situación actual de los Presupuestos y de los ingresos públicos", responde.

Otra de las medidas anunciadas, y de gran valor simbólico, es la exhumación del cadáver de Franco del Valle de los Caídos. Sánchez quiere que el traslado de los restos del dictador sea "inmediato". "Creo que una democracia madura como la nuestra, europea, no puede tener símbolos que separen a los españoles. Este Gobierno va a cumplir con el mandato del Congreso de los Diputados de 2017 de convertir el Valle de los Caídos en un lugar de reconciliación". El presidente no da fechas, solo reitera que se hará, y que si algo ha demostrado es "capacidad ejecutiva".

"Claro" el perfil del jefe de RTVE, no el nombre

La primera gran iniciativa legislativa adoptada por el Gobierno ha sido no una de carácter social. Ha sido el real decreto ley de renovación urgente de RTVE, aprobado el pasado viernes. Sánchez defiende que no ha tenido "más remedio" que promover el relevo de la cúpula de la corporación por decreto porque hace un año que se promovió la reforma legal y aún nada se había movido. Todo estaba paralizado por la "obstaculización del PP". "No vamos a permitir un vacío de poder", esgrime, y recuerda que a la vez el procedimiento de concurso sigue su curso.

El Gobierno apuesta por "normalizar" las relaciones con Cataluña y por reanimar la comisión bilateral, que pueda analizar los recursos contra leyes

El presidente asegura que tiene "claro el perfil" del nuevo presidente de RTVE, pero "no el nombre". El perfil es el de "una persona con una reputación acreditada y con la capacidad de poder articular consensos en torno a tres objetivos fundamentales". "El primero, que la radiotelevisión española sea de todos los ciudadanos, no a lo que le diga el Gobierno de turno. Dos, tiene que tener un compromiso también con el sostenimiento en el medio plazo de un servicio fundamental como es el de la información. Y tres, yo creo que tiene que ser la expresión de una pluralidad que ahora mismo el consejo de administración no tiene", relata.

Otro largo pasaje de la entrevista con 'El País' —a cargo de su nueva directora, Soledad Gallego-Díaz, y el periodista Carlos E. Cué— se refiere a Cataluña. Sánchez insiste en que hay que ir "paso a paso, reconstruir la confianza, la lealtad quebrada durante estos años de conflicto entre la Generalitat y el Gobierno de España". Esa es la "voluntad" que manifestará a Quim Torra en su reunión del 9 de julio. El Ejecutivo defenderá que hay muchas cuestiones que pueden ayudar al deshielo, como la reunión de la comisión bilateral Generalitat-Estado, que no se retoma desde 2011, y que puede "servir para reducir los conflictos en recursos al Tribunal Constitucional, agilizar cuestiones como las infraestructuras, las inversiones".

El rey Felipe VI, Pedro Sánchez y Quim Torra en la inauguración de los XVIII Juegos Mediterráneos, el pasado 22 de junio en Barcelona. (EFE)
El rey Felipe VI, Pedro Sánchez y Quim Torra en la inauguración de los XVIII Juegos Mediterráneos, el pasado 22 de junio en Barcelona. (EFE)

El presidente pone el foco, pues, en las leyes aprobadas por el Parlament que fueron recurridas por Rajoy. Algunas son inconstitucionales, subraya, como las vinculadas al 'procés', pero otras se refieren a temas sociales que pueden ser analizadas- "Mi voluntad es normalizar las relaciones institucionales. En el medio plazo hay que abordar entre todas las fuerzas políticas una renovación del pacto constitucional", proclama.

Sánchez cree que la Casa del Rey hizo bien en no responder a la provocación de Torra, que pidió una cita con Felipe VI. La Zarzuela desvió la pelota y se la mandó a La Moncloa. El líder socialista recuerda al 'president' que sabe que con quien tiene que dialogar es con él, y no con el monarca.

Acercamiento de los presos del 'procés'

El Ejecutivo espera que la Generalitat no vuelva a la unilateralidad, pero es consciente de que la crisis no se va a resolver de forma rápida. Remarca Sánchez que el conflicto tiene una vertiente política y ha de ser resuelta desde ese ámbito, y no desde el flanco judicial. "Pero a cambio exijo que haya esa voluntad de reconstruir la confianza por parte del Gobierno de Cataluña", avisa.

Sánchez quiere un "frente europeísta, que reduzca la eurofobia", en el que Madrid se sume al eje París-Berlín y al que pueda incorporarse Lisboa

El presidente vuelve a desligar el acercamiento de los presos del 'procés' de su entrevista con Torra: solo cuando Instituciones Penitenciarias entienda que "no hay riesgo de entorpecer" la fase de instrucción, tomará la decisión de aproximarlos a los penales catalanes. Respecto a los presas de ETA, el Gabinete entiende que la política "tiene que adaptarse a la nueva realidad", a la de la disolución de la banda armada, aunque "lógicamente" atenderá el parecer de las víctimas del terrorismo.

La crisis migratoria ocupa otra parte dilatada de la entrevista. Sánchez defiende de que no caben respuestas unilaterales, sino comunes, de la UE. España no se opone a acoger más barcos, como hizo con el Aquarius, porque no puede ser "insensible" a las tragedias humanitarias, pero "es evidente que sola no puede dar respuesta" a ellas. Sánchez pide conocer "más en detalle" la propuesta del presidente del Consejo, Donald Tusk, de crear campamentos de refugiados fuera de las fronteras de la UE, pero este mismo sábado selló una alianza con Emmanuel Macron para defender una alternativa distinta: centros cerrados de desembarco de migrantes, pero en suelo europeo. Una opción ideada por Francia y que cuenta también con el consenso de la canciller alemana, Angela Merkel.

España quiere incorporarse al eje París-Berlín, para que haya un "frente europeísta, que reduzca la eurofobia", y al que se puedan sumar otros países que crean en la Unión. "Si uno analiza la perspectiva histórica, siempre que Francia, Alemania y España han ido de la mano le ha ido bien a la UE. A mí me gustaría también incorporar a Lisboa. Creo que esa perspectiva ibérica nos vendría muy bien y, además, con un Gobierno socialista amigo como el de António Costa", sostiene. Con su homólogo luso se verá el 2 de julio.

Sánchez promete "abrir el debate" de la tasa a la banca y aprobar la eutanasia para 2020

No a eliminar los CIE

El Gobierno se abre a "mejorar" los centros de internamiento de extranjeros (CIE), pero "no a su eliminación", porque son necesarios. También está estudiando cómo sustituir las concertinas para que no haya lesiones de aquellos que intentan saltar la valla de Ceuta o de Melilla. "Esto no va a significar que España va a abrir las puertas. Se pueden controlar los flujos migratorios sin tener que herir ni dañar a un ser humano", razona.

El presidente presume de que su Gobieno nace "sin hipotecas", de una coyuntura "extraordinaria". Su principal tarea es "consolidar ese cambio de época"

Para Sánchez, la revolución que España ha sufrido en menos de un mes es la lección de que en la política y en la vida nada está escrito. "La moción de censura ha supuesto un cambio de época en la política española. Fue un ¡basta ya! a la corrupción y un sí a la regeneración democrática. Estamos en un cambio de época en la cultura política. Ya no podemos regirnos por parámetros que hace 15 días eran los normales. La sociedad española no los tolera". En ese sentido, considera "muy positiva" la "ilusión" que se ha generado o cómo su Ejecutivo ha recogido reivindicaciones que estaban en la calle, como las proclamas feministas del 8 de marzo. Además, él no se apartará "ni un milímetro del mandato de la regeneración democrática" que recibió. El presidente presume de que su Gobieno nace "sin hipotecas", de unas circunstancias "totalmente extraordinarias". Por eso su principal tarea es "consolidar ese cambio de época".

Sánchez promete "abrir el debate" de la tasa a la banca y aprobar la eutanasia para 2020

Afirma que "nunca" pensó que sería presidente. Su hoja de ruta no pasaba por la moción de censura, sino por vencer en las municipales, autonómicas y europeas de 2019 y que estas sirvieran como trampolín para las generales. "El acierto que tuvo el PSOE fue ser consciente de que la sentencia de la Gürtel era la gota que había colmado el vaso. La política estaba llegando ya a ser solo la página de sucesos. Ahora se ha devuelto a su lugar natural, que es hablar de paro, salarios y reformas", concluye.

Sí al entendimiento con Podemos, no a un pacto de legislatura con Iglesias

Pedro Sánchez valora que sus relaciones con Podemos han cambiado. En ese sentido, cree que en materia de "reconstrucción de derechos y libertades, de regeneración democrática", tiene más "capacidad de entendimiento con Unidos Podemos que con Ciudadanos", que fue "el único partido" que apoyó que Mariano Rajoy siguiera en La Moncloa.

El presidente estima que las dos fuerzas progresistas han sido "conscientes" de que tienen "la oportunidad de gobernar el país, de transformarlo, de modernizarlo para garantizar la cohesión social, de resolver el problema de la cohesión territorial y de convertirlo en un país con unos valores de solidaridad". "La reflexión que se han hecho PSOE y Unidos Podemos es que tenemos que entendernos, que tenemos que trabajar para hacer esas transformaciones", subraya. 

Sánchez, sin embargo, no se quiere cerrar puertas, ni hablar de un pacto de legislatura con los morados de Pablo Iglesias. "Hay una hoja de ruta que está marcada, fijada, en las proposiciones de ley que hemos ido aprobando a lo largo de esa legislatura. Hay suficiente material de acuerdo para que podamos entendernos y luego también extenderlo a otros, ya sean partidos nacionalistas o Ciudadanos y por qué no, al Partido Popular", remacha.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios