LA SIGUIENTE META VOLANTE PARA LOS SOCIALISTAS

La repetición de Carmena en Madrid empuja a Gabilondo como candidato a la Comunidad

En el PSOE-M se baraja la idea de que el exministro sea aspirante a la Alcaldía si la regidora se va en 2019. Ferraz advierte de que eso pesará en la decisión, y también el tándem Ayuntamiento-Comunidad

Foto: Ángel Gabilondo, portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, con José Manuel Franco (d), líder del PSOE-M, el pasado 21 de diciembre en la Cámara. (EFE)
Ángel Gabilondo, portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, con José Manuel Franco (d), líder del PSOE-M, el pasado 21 de diciembre en la Cámara. (EFE)

Todas las señales emitidas hasta ahora desde el Ayuntamiento de Madrid apuntaban en el mismo sentido: que la actual alcaldesa, Manuela Carmena, repetiría como candidata en las elecciones municipales de 2019. Ella ha rehusado adelantar su decisión, convencida de que "no es bueno hablar del futuro", pero sus colaboradores más cercanos sí han dado por casi seguro que optará a un segundo mandato, aunque siempre que se cumplan unas condiciones, como poder elegir parte de la lista que le acompañe. Su palabra final también forzará unos movimientos u otros en los demás rivales. Caso del PSOE: en la dirección regional sí creen que si Carmena renunciase —cosa que no descartan al cien por cien, vista la última crisis de su gobierno—, entonces sí podría merecer la pena cambiar de carrera a Ángel Gabilondo, destinándolo a la competición por el Consistorio de la capital.

No hay ninguna oferta sobre la mesa que el exministro y portavoz socialista en la Asamblea de Madrid desde 2015 haya rechazado o aceptado. Él, de momento, está al margen de las conversaciones informales que se mantienen en el seno del PSOE-M, que dirige José Manuel Franco, y entre su ejecutiva autonómica y Ferraz. Pero se siguen barajando distintos escenarios, y aún hay tiempo porque los candidatos a las elecciones regionales y locales, que se celebrarán en la primavera de 2019, no se elegirán por primarias hasta probablemente el segundo semestre de 2018. No obstante, la destitución fulminante, el pasado 18 de diciembre, de Carlos Sánchez Mato como edil de Economía y Hacienda por su negativa a acatar el plan económico-financiero (PEF) impuesto por Cristóbal Montoro, y la anunciada reorganización del equipo municipal de Gobierno han reavivado la posibilidad de desplazar a Gabilondo a la competición por la alcaldía.

De hecho, fuentes próximas a Franco confirmaban este lunes a El Confidencial que la idea de cambiar de destino a Gabilondo ha cobrado fuerza a raíz de la crisis abierta en el Ayuntamiento. "Si Manuela, a la vista de los problemas que tiene dentro de su propio grupo, decidiera no repetir, entonces que Ángel pase a liderar la candidatura municipal sería un buen planteamiento", indican desde el círculo del secretario regional. Esa posibilidad ya fue trasladada la semana pasada a Ferraz. A Pedro Sánchez. Pero este, por el momento, no desvela sus cartas, aunque se muestra "escéptico" con esta opción, no la acaba de ver. Hay miembros de su ejecutiva federal que sí son partidarios de que el exministro intente hacerse con las riendas del palacio de Cibeles, pero otros en cambio creen que es mejor mantenerlo donde está, en su espacio de la Comunidad, y por tanto en pugna directa con Cristina Cifuentes por la Puerta del Sol, sede del Ejecutivo autonómico.

En el círculo del secretario regional creen que Gabilondo podría "heredar el perfil de Manuela" en caso de que ella tire la toalla. Ferraz tiene dudas

¿Por qué Gabilondo podría ser una buena alternativa en caso de que Carmena opte por batirse en retirada? "Él podría ser el heredero del perfil de la alcaldesa", justifican estas fuentes de la cúspide del PSOE-M. El portavoz socialista en la Asamblea es un independendiente, como la regidora, ambos cuentan con una larga, fecunda y prestigiosa carrera profesional a sus espaldas —él, como catedrático de Filosofía, exrector de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), exministro de Educación; ella, como jueza y luchadora a favor de los derechos humanos, exvocal del Consejo General del Poder Judicial—, llevan poco en la política y tienen una edad bastante similar —él cumplirá 69 en marzo y ella, 74 en febrero—.

El peso de la imagen de Tierno Galván

En el PSOE varios dirigentes cualificados ven a Gabilondo con un perfil más claro de alcalde, por su talante cercano y por el simbolismo del cargo, de extraordinaria visibilidad, más incluso en ocasiones que el de presidente del Gobierno regional. En el partido perdura la imagen del 'viejo profesor', de Enrique Tierno Galván, el hombre que a sus 61 años, en 1979, reconquistó para el PSOE la alcaldía de la capital tras 40 años de dictadura, que modernizó la ciudad y propició el movimiento contracultural de la movida madrileña y que fue llorado a su muerte, en 1986.

Fuentes cercanas al exministro recuerdan que él no tiene carné del partido y por tanto su decisión pesará. Por ahora no tiene ninguna oferta

Su sucesor, Juan Barranco, apenas pudo retener la vara de mando tres años, hasta 1989, y desde entonces el Ayuntamiento se ha resistido a los socialistas, que han ido cosechando fracaso tras fracaso pese a cambiar de jinete constantemente: se sucedieron al frente del Consistorio el centrista Agustín Rodríguez Sahagún, los populares José María Álvarez del Manzano, Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella y, desde 2015, Manuela Carmena, cabeza de lista de la candidatura municipalista heterogénea Ahora Madrid. En el PSOE-M ya anticipan que en 2018 celebrarán "como se debe", por todo lo alto, el centenario del nacimiento de Tierno. Por eso es muy difícil evitar la comparación con Gabilondo.

Manuela Carmena, con el edil Jorge García Castaño, nuevo responsable de Economía y Hacienda, el pasado 18 de diciembre, tras el cese de Carlos Sánchez Mato. (EFE)
Manuela Carmena, con el edil Jorge García Castaño, nuevo responsable de Economía y Hacienda, el pasado 18 de diciembre, tras el cese de Carlos Sánchez Mato. (EFE)

Gabilondo ya dijo que se ponía a disposición de los militantes en la apertura del último congreso regional, el que encumbró a Franco —el hombre de la total confianza de Sánchez en Madrid—, pero en su entorno siguen repitiendo lo mismo desde hace semanas: "Nadie ha hablado con él ni le ha ofrecido nada. Pero cuando llegue el momento habrá que contar con su opinión. Él decidirá su futuro. No debe nada por disciplina de partido porque no tiene carné. Si no le interesa, puede irse a su casa o retornar a la cátedra de la Autónoma".

Él prefiere Sol

Aunque públicamente el exministro no haya querido especular sobre su próximo destino, desde su entorno más próximo reconocen que le apetece más repetir como candidato a la Comunidad, tras cuatro años tomándole la medida a la presidenta regional, la popular Cristina Cifuentes. A punto estuvo de arrebatarle el Gobierno en 2015. Se quedó a un solo escaño, sumando a sus 37 diputados los 27 de Podemos. Gabilondo cree más atractivo el puesto de aspirante a la jefatura del Ejecutivo regional, pues es la Administración que gestiona las grandes partidas de gasto —sanidad, educación—, las que son capaces de "transformar Madrid", y ve la alcaldía de la capital como un puesto "más simbólico, de representación", aunque muy visible.

Descartada Narbona, no está claro quién podría hacer 'ticket' con Gabilondo en 2019. En las últimas semanas ha sonado la exministra Beatriz Corredor

"Primero hay que ver si esa hipótesis de que Manuela no sigue se confirma. Y luego habrá que ver con quién hace 'ticket' Ángel. Cuando tengamos a los dos candidatos, ya veremos dónde encaja mejor cada uno. Pero 'a priori' todo parece indicar que lo mejor es que Ángel siga en la Comunidad y que rentabilice su labor en estos años", señala un alto cargo de la cúpula federal y con mucha influencia sobre Sánchez. "No es igual que repita Carmena o se quede la portavoz, Rita Maestre", añade otra dirigente.

¿Y quién puede hacer tándem con Gabilondo? Tampoco está claro. Cristina Narbona, exministra de Medio Ambiente y actual presidenta del PSOE, se descartó tajantemente para cualquier candidatura. Ella considera su vida institucional ya concluida. Además, ya pasó por el Ayuntamiento de la capital: fue la número dos en 1999, cuando encabezó la lista Fernando Morán. En las últimas ha sonado la opción de otra exministra, Beatriz Corredor, titular de Vivienda en el segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero y secretaria de Ordenación del Territorio de la ejecutiva federal. A su favor, su paso por el Ejecutivo central y, antes, entre 2007 y 2008, por el Consistorio madrileño como concejala —allí coincidió, de hecho, con Sánchez—, pero en contra tiene su bajo nivel de conocimiento público.

Pedro Sánchez, con Beatriz Corredor, Cristina Narbona y Margarita Robles, el pasado 11 de mayo en un acto de campaña de las primarias federales en Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez, con Beatriz Corredor, Cristina Narbona y Margarita Robles, el pasado 11 de mayo en un acto de campaña de las primarias federales en Madrid. (EFE)

Sin embargo, la 'vía Corredor' ya no está tan potente en Ferraz, según indican fuentes del aparato. Y ella misma, dicen en su entorno más próximo, no ve "atisbo de realidad" a esa hipótesis, y ni lo ha "pensado" porque está "fuera" de su "horizonte", pero sería "un honor" que su partido la postulase. Otra alternativa podría ser la de la actual portavoz en el Congreso, Margarita Robles, también magistrada e independiente, pero ella rechaza esa oferta, confirman desde su entorno a este diario. Desde el núcleo duro se insiste en que aunque Sánchez pueda tener varios nombres en la cabeza, no se ha decantado por ninguno aún, "e igual que se barajan aspirantes, luego se descartan por otras razones".

El boquete está en las grandes urbes

En cualquier caso, la duda no se despejará de manera inminente. En Ferraz advierten de que aún no ha concluido el proceso de renovación de las estructuras orgánicas. Ya se celebró el 39º Congreso Federal —a mediados de junio pasado, tras las primarias en las que Sánchez se impuso a Susana Díaz y Patxi López—, y también han tenido lugar todos los cónclaves autonómicos —el último fue el aragonés, el primer fin de semana de noviembre—, pero aún quedan por cerrarse un puñado de congresos provinciales y muchas asambleas comarcales y locales. En Organización creen que el proceso no se podrá dar por rematado hasta marzo o abril de 2018. Así que "por mucho que se quiera correr" para elegir a los candidatos autonómicos y municipales "no se podrá hacer antes de junio" del próximo año.

Ferraz quiere poner en marcha la elección por primarias de candidatos "en el segundo semestre de 2018". Antes tiene que aprobar el nuevo reglamento

Más concretamente: la dirección confía en abrir las primarias para los comicios de 2019 "en el segundo semestre" de 2018. No antes. Ni tan siquiera está listo el reglamento para la designación de aspirantes a presidentes regionales y alcaldes. Nada más ser nombrada, la ejecutiva de Sánchez encargó al madrileño Félix Bolaños, secretario de la comisión federal de ética y garantías, la redacción de la normativa de desarrollo de los estatutos.

El valenciano José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, el pasado 21 de diciembre en Ferraz. (EFE)
El valenciano José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, el pasado 21 de diciembre en Ferraz. (EFE)

Este ya ha mantenido encuentros con el responsable de Organización, José Luis Ábalos, para acabar de perfilar los asuntos de mayor calado —número de avales necesarios, quién puede concurrir, dónde se aplican las primarias abiertas...—, pero no hay nada aprobado aún. Por ejemplo, ahora no está reglado que los independentes como Gabilondo puedan presentarse a primarias para ocupar cargos institucionales, y ese es un cambio que en principio se tendrá que incorporar. En enero Ábalos pretende ir viéndose con sus homólogos regionales para enseñarles el reglamento y preguntarles por qué preferencias de calendario tienen. La idea, por tanto, es que se celebre un comité federal en febrero y que en él se respalde la normativa y un 'planning' para la elección de candidatos. Para los comicios de 2015, hubo federaciones que pidieron adelantar unos meses sus procesos para salir reforzadas, como Valencia, Baleares o Aragón o Murcia.

No todos los casos son iguales. Los presidentes y alcaldes que decidan seguir estarán, como ocurría hasta ahora, blindados, de forma que su reelección como candidatos es casi automática. Pero en donde el PSOE está en la oposición habrá primarias —abiertas a la participación ciudadana, en los grandes municipios, y cerradas a los militantes, en los más pequeños—. Y este es el ejemplo de Madrid. Ferraz es muy consciente de la importancia simbólica de la plaza más importante del Estado y de cómo, si se gana, puede ayudar a un buen resultado en las siguientes elecciones, las generales, si es que estas no se adelantan. Por eso está dispuesto a poner "toda la carne en el asador", en expresión de una integrante de la cúpula con mucho peso. Ya tras las municipales y autonómicas de 2015 Sánchez y su entonces dirección detectaron lo obvio, que el PSOE tenía un grave problema en las grandes ciudades, y que por tanto tenía que ponerse las pilas en ellas si quería despegar en 2019. Pero nada se ha hecho. Y el tiempo apremia.

El PSOE reconoce la metedura de pata de Miquel Iceta con los indultos

En privado lo reconocían sin ambages en la cúpula del PSOE desde hace días. Pero este lunes lo dijo con meridiana claridad el número tres de la dirección de Pedro Sánchez: sí, la promesa que hizo en la recta final de campaña Miquel Iceta de pedir el indulto para los dirigentes independentistas que resultasen condenados fue un error. Provocó "desconfianza" hacia el PSC en los votantes constitucionalistas.

"No creo que fuera determinante, pero sí fue un elemento que generó una cierta desconfianza", admitió José Luis Ábalos en una entrevista en 'Hoy por hoy', en la Cadena SER. El secretario de Organización federal señaló que las "elevadas expectativas" electorales de los socialistas "en algún momento fueron ciertas", pero se truncaron en el último tramo de la campaña. Y fue entonces cuando el candidato planteó esa controvertida iniciativa. 

En su opinión, la situación "muy, muy excepcional" que vive Cataluña derivó "como nunca", en el esprint final de la campaña, en un voto útil que se fue "concentrando con mucha fuerza" en Ciudadanos, por ser un partido que mantenía una postura más beligerante contra los secesionistas "mucho más clara" que la del PSC, que planteaba la "reconciliación", la "unidad" y la superación de la fractura entre bloques.

Así que aunque Inés Arrimadas haya logrado "concentrar" en torno a sí gran parte del voto contrario a la independencia, sí que no ha conseguido "recomponer la fractura" entre los dos bloques que, para los socialistas, es lo que hay que intentar. "Incluso ganando las elecciones, Ciudadanos tiene muy mal gobernar", sancionó Ábalos, constatando una obviedad: los constitucionalistas (Cs, PSC y PP) solo suman 57 escaños (o 65, si se computan los 'comuns'), por los 66 de Junts per Catalunya y ERC, que a su vez pueden anotarse los cuatro de la CUP. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios