LA SESIÓN PLENARIA EN EL CONGRESO, ESTE MIÉRCOLES 30 A PARTIR DE LAS 9 HORAS

La oposición saca la artillería pesada contra Rajoy en su comparecencia por Gürtel

El arranque del curso queda marcado de nuevo por los escándalos de corrupción del PP, que ni PSOE ni Podemos quieren olvidar. C's, que no comparte el formato, promete ser exigente con el presidente

Foto: Mariano Rajoy lee unas notas antes de su comparecencia, el pasado 28 de agosto, en El Elíseo, en París. (EFE)
Mariano Rajoy lee unas notas antes de su comparecencia, el pasado 28 de agosto, en El Elíseo, en París. (EFE)

Gürtel vuelve al Congreso, si es que alguna vez se fue. Pero sí regresa al pleno de la Cámara, y con Mariano Rajoy como protagonista y como interrogado, cuatro años después. Fue el 1 de agosto de 2013 cuando tuvo que explicarse en el hemiciclo, empujado por la oposición, al poco de que trascendiera aquel "Luis, sé fuerte" que había enviado a su extesorero por SMS. Y es el 30 de agosto de 2017 —otro agosto, el mes que más acusa la bajada de la actividad parlamentaria— cuando acude al salón de plenos, de nuevo arrastrado por la oposición, para aclarar "todas las dudas" que sembró en su declaración como testigo ante la Audiencia Nacional hace un mes. Es cierto que el momento no es el peor para el presidente del Gobierno, con una actualidad dominada por el órdago secesionista en Cataluña y con el trauma de los atentados terroristas del 17-A aún bien fresco, pero ni PSOE ni Unidos Podemos, los dos grupos que propiciaron su comparecencia, piensan dejarle escapar. Tampoco Ciudadanos, o eso promete.

El pleno extraordinario arranca a las nueve de la mañana en el Congreso. Y no se anticipa largo. Ana Pastor, la presidenta de la Cámara, fue quien decidió la fecha y la hora, porque es suya esa potestad de fijar la convocatoria una vez que la Diputación Permanente —el órgano que sustituye al pleno en los periodos inhábiles— aprobó el pasado jueves la comparecencia de Rajoy, con los votos de PSOE, Unidos Podemos, PDeCAT, ERC, PNV, Compromís y EH Bildu, y la abstención de Ciudadanos y UPN. Pero el formato que se seguirá es el de otros debates protagonizados por miembros del Gobierno y el que se usa, de hecho, cuando el presidente informa de las cumbres europeas: una exposición oral del jefe del Ejecutivo, sin límite de tiempo, y 10 minutos de intervención para cada portavoz parlamentario, con una réplica de cinco minutos. Rajoy podrá contestar a cada representante de forma individualizada o, como se hace habitualmente, de modo conjunto.

Los socialistas se quejan del formato, puesto que solo da 15 minutos en total a cada grupo para replicar a Rajoy. Pero es lo que dice el reglamento

El carácter del debate no permite el toma y daca. No será, pues, un interrogatorio al presidente del Gobierno por sus responsabilidades en Gürtel como líder del PP. La oposición sí podrá cercarle con preguntas cuando pase por la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal de los conservadores, una comparecencia que ya está aprobada pero que aún no tiene fecha. A cambio, la cita de este miércoles sí reviste mayor solemnidad, al producirse en el pleno y al ser la segunda ocasión en la que Rajoy debe explicarse largo y tendido por los escándalos que circundan su partido.


¿Hay responsabilidades?

Los socialistas se quejan del formato elegido por Pastor, porque, como aseguran a este periódico desde la cúpula, ampara un "debate muy desigual" entre el jefe del Ejecutivo y la oposición, ya que a él le confiere todo el tiempo del mundo y a los grupos, un máximo de 15 minutos sumando las dos intervenciones posibles. Pero lo cierto es que la presidenta se ha ceñido al reglamento de la Cámara, a su artículo 203, que señala que los portavoces dispondrán de ese cuarto de hora en total para fijar posición. Y el Gobierno jamás tiene un tiempo pasado en ningún debate parlamentario.

Robles, que será "dura pero no agresiva", recordará a Rajoy que debe asumir responsabilidades políticas, como hizo Aguirre tras estallar Lezo

En el PSOE creen, no obstante, que Pastor ha echado un cable a Rajoy y se ha "acogido al mínimo" que establece la normativa, con la voluntad de "rebajar el nivel" de la comparecencia. Y es que el PP no ha dejado de repetir en la última semana, después de que el PNV inclinara la balanza y decidiera apoyar a PSOE y Unidos Podemos, los dos grupos firmantes, que el pleno es "inútil" e "innecesario" porque Rajoy ya se ha explicado en sede parlamentaria y ante la Audiencia y no tiene responsabilidad que asumir por lo que hicieron dirigentes que no están ya en las filas del PP.

La oposición saca la artillería pesada contra Rajoy en su comparecencia por Gürtel

Esa justificación no basta a la oposición. Margarita Robles, la portavoz socialista, ya advertía este martes de que reclamará al presidente que dé las explicaciones que "no quiso dar en sede judicial", "cuando se parapetó" en que su responsabilidad era "exclusivamente política" y no tenía control alguno sobre las cuestiones económicas del PP. El PSOE cree que eso es una mera excusa: si el jefe de un partido tiene a su tesorero y a un gerente imputados "es evidente que tiene que asumir responsabilidades políticas" porque "hay clarísimamente una culpa 'in vigilando". Robles recordará, de hecho, que Esperanza Aguirre renunció a su acta de concejal el pasado abril cuando estalló el caso Lezo, que metió en prisión a su fiel escudero, el expresidente madrileño Ignacio González. Y lo hizo porque asumió esa "culpa 'in vigilando'". O sea, por no haber estado al tanto de lo que hacía su mano derecha.


Los socialistas, además, consideran que Rajoy "no ha hecho todo lo posible" para que los casos de corrupción que afectan al PP se esclarezcan. Robles subrayaba a los medios que justo en momentos "muy duros y muy complicados" como los actuales, tras los atentados de Barcelona y Cambrils y con el desafío soberanista al rojo vivo, es "absolutamente imprescindible que haya un presidente del Gobierno que dé explicaciones, asuma responsabilidades" y no impida que la Justicia "funcione", informa EFE. A las palabras de Robles, el PSOE añadió una intensiva campaña en redes sociales bajo el 'hashtag' #rajoydilaverdad.

Sin Sánchez en la tribuna

Robles, magistrada de carrera, se ha estudiado todo el sumario de Gürtel y ha consultado el tono y el contenido con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que no seguirá el debate desde la tribuna de invitados del Congreso (él ya no es diputado). En su entorno más directo insisten en que será "dura, pero no agresiva". "Hay razones para ser duro", esgrimen, pero distinto es que emplee un estilo brusco, del que la portavoz ha rehuido desde el primer día. "Es evidente que Rajoy quiere quitarse esto de encima cuanto antes", abundan las mismas fuentes. Razón por la que en Ferraz miran con cierta suspicacia al PNV, que apoyó sorpresivamente la comparecencia en pleno del presidente, tal vez, señalan, con la esperanza de librarse de la obligación de acudir a la comisión de investigación y someterse a un interrogatorio de la oposición. En la dirección reconocen que la cita, a la que confieren especial importancia, va a quedar "deslucida" por el contexto en el que se produce.

C's insiste en que el pleno "no es el formato correcto" porque no permite interpelar al presidente, pero le pedirá igualmente explicaciones

Pero al presidente no le resultará fácil zafarse de ese envite. Porque Ciudadanos no se ha retractado del acuerdo con PSOE y Unidos Podemos para forzar a Rajoy a que vaya a ese órgano, a falta de definir la fecha. Fuentes de la formación naranja recalcaban este martes que ese pacto sigue en pie y, por tanto, Rajoy deberá presentarse en la comisión. El número dos del partido, José Manuel Villegas, remarcaba que el pleno "no es el formato correcto" para que el jefe del Ejecutivo se explique sobre Gürtel y la presunta caja b del PP, porque le permite mitinear más que contestar a preguntas concretas. Pero aunque no guste el esquema, C's, avisaba, pedirá aclaraciones al presidente sobre los casos de corrupción que atenazan a su partido. "En materia de regeneración democrática siempre hemos sido duros y siempre hemos dicho que este es un asunto al que el PP va arrastrado, y que Rajoy no es el más indicado para regenerar ni el país ni su partido", añadían desde el equipo de Albert Rivera. Villegas agregó que su formación propondrá medidas de regeneración que eviten que estos casos se reproduzcan.

La oposición saca la artillería pesada contra Rajoy en su comparecencia por Gürtel

Rivera no será el único capitán político que suba a la tribuna de oradores. También lo hará Pablo Iglesias, en cuyo gabinete prometen que será incisivo con Rajoy, aunque no desvelan su estrategia. "Pero lo que cada día está más claro es que quien lidera la oposición en el Congreso es Unidos Podemos", señalaban este martes con cierto regocijo, recordando que los socialistas no tienen a su secretario general sentado en el hemiciclo y que Ciudadanos "no ha dejado de ser la muleta del PP desde el comienzo de la legislatura".

El PP dice que Rajoy afronta el pleno "tranquilo" y subraya que ya se ha explicado más veces y que no es pertinente ahora su comparecencia

En el Gobierno y en Génova sostienen que el presidente afronta "absolutamente tranquilo" su comparecencia en el pleno. Rajoy ya se ha explicado "infinidad" de veces, "en más de cien" ocasiones, presumía el número dos del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro. "Nuevo no va a decir nada", subrayaban en la sede del partido. En el PP acusan además a los socialistas de dejarse "arrastrar" por Podemos y de actuar de mera "comparsa" de Iglesias, que quiere "dar continuidad a su fallida moción de censura".

La oposición saca la artillería pesada contra Rajoy en su comparecencia por Gürtel

El dirigente popular repetía que en asuntos penales "no se puede extender la responsabilidad más allá de quien la tiene" y reprochaba a los partidos de la oposición que obliguen a que se abra el Congreso estos días en los que España acaba de sufrir un "salvaje" atentado yihadista y en pleno "chantaje al Estado de derecho" por parte de los independentistas catalanes. Bermúdez estaba parafraseando al número tres del PP, Fernando Martínez-Maillo, quien el jueves pasado avisaba de que los diputados parecerán "extraterrestres" a ojos de los ciudadanos por hablar ahora de un tema que no está en agenda y, que a su juicio, no les preocupa.

Continúa el desfile de ministros

La comparecencia de Mariano Rajoy en el pleno de este miércoles será el punto culminante de esta semana de arranque del curso político en el Congreso. Pero no será el único miembro del Gobierno que acuda a dar explicaciones a la oposición, lo que demuestra, una vez más, su precaria mayoría, insuficiente para esquivar la presión de los grupos. 

Este martes por la mañana la titular de Empleo, Fátima Báñez, explicaba cómo preveía resolver la expiración del Plan Prepara de ayudas a los parados de larga duración. Este miércoles, tras el pleno que tendrá a Rajoy de protagonista, comparecerán en sus respectivas comisiones los ministros de Defensa y Fomento, María Dolores de Cospedal e Íñigo de la Serna. La primera, para contar por qué se conmemoró el 18 de julio de 1936, fecha del golpe de Estado franquista. A la misma hora, 16:30, De la Serna relatará cómo el Ejecutivo ha afrontado la huelga de trabajadores de Eulen en el aeropuerto barcelonés de El Prat. 

El jueves por la mañana será el turno de los titulares de Justicia y de Hacienda, Rafael Catalá y Cristóbal Montoro. El primero, a las diez, se explicará por las deficiencias del sistema LexNet que utiliza la Administración de Justicia. Y el segundo, a las doce, por la posibilidad de que el Gobierno suspenda el pago del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) si el Govern catalán destina dinero al referéndum soberanista del 1 de octubre. Las comparecencias de De la Serna y Catalá también habían sido pedidas por ellos mismos, además de por la oposición. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios