tras declarar en la audiencia, ahora al congreso

La oposición inicia el curso con un objetivo marcado: cercar a Rajoy con la corrupción

La oposición en bloque está decidida a seguir acorralando al presidente del Gobierno en torno a la corrupción de su partido. La semana que viene, Rajoy irá al pleno del Congreso

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando. (EFE)

Desgastar al presidente del Gobierno con los casos de corrupción del PP sigue siendo la prioridad para los partidos de la oposición. Si la imagen del verano en este sentido fue la de Mariano Rajoy declarando en la Audiencia Nacional por el caso Gürtel, la próxima semana y antes de que termine el mes de agosto, deberá comparecer en el pleno del Congreso para explicar a sus señorías las responsabilidades políticas que habría tenido por los casos de corrupción en su formación. En palabras del líder de Compromís, Joan Baldoví, "para aclarar todo lo que se le olvidó ante el juez".

La oposición inicia el curso con un objetivo marcado: cercar a Rajoy con la corrupción

Aunque la iniciativa salió de un acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, acabó siendo respaldada por la mayor parte de la Diputación Permanente (máximo órgano en el Congreso durante los periodos inhábiles), y solo Ciudadanos y Unión del Pueblo Navarro (UPN) se abstuvieron. El giro más sorprendente lo dio el Partido Nacionalista Vasco (PNV), optando finalmente por votar a favor de la comparecencia. Mantuvo las dudas a lo largo de estos meses de descanso y emitió un comunicado el miércoles explicando su decisión. El portavoz del grupo, Aitor Esteban, insistió en los mismos argumentos: "Un caso de tal dimensión requiere de la mayor información y claridad posible". El partido vasco fue precisamente el que inclinó la balanza en favor de que el jefe del Ejecutivo acuda a una sesión extraordinaria en los próximos días.

Es competencia de la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, fijar el día concreto. Todo apunta a que será el próximo miércoles o jueves. En el caso del partido que lidera Albert Rivera, los centristas siempre se habían mostrado contrarios a la intervención de Rajoy en pleno. En su opinión, se trata de un acto "inútil" por las opciones que da al jefe de los conservadores a lanzar un 'speech' sobre los asuntos que considere y sortear con cierta facilidad el verdadero objeto de la comparecencia. "Como es habitual y en un escenario, el parlamentario, en el que está muy cómodo", sostienen desde el grupo naranja.

El diputado del PNV Aitor Esteban (i) observa a Fernando Martínez-Maillo (d) y a Miguel Gutierrez, de C's.
El diputado del PNV Aitor Esteban (i) observa a Fernando Martínez-Maillo (d) y a Miguel Gutierrez, de C's.

En ese sentido, consideran que la comparecencia eficiente y eficaz será la de la comisión de investigación de la presunta financiación del PP, creada precisamente para abordar este cometido. El pasado mes de junio, la comisión que presidirá el canario Pedro Quevedo ya acordó que el presidente del Gobierno debería acudir a la misma. Sigue pendiente el calendario de las comparecencias. Es decir, aún no está claro el día y el mes en que lo hará. En todo caso, los centristas siempre han respaldado que esta es la vía correcta, habida cuenta de que los comparecientes están obligados a decir la verdad por ley y el formato es de pregunta-respuesta, como si de un interrogatorio se tratase. "Tiene mucho más difícil irse por las ramas o hacer una intervención de media hora seguida. Hay un verdadero cara a cara con cada diputado que pregunta", insisten desde Ciudadanos.

Más allá de que los nacionalistas vascos optaran finalmente por apoyar la asistencia del presidente la próxima semana en el pleno, tanto PSOE como Podemos y el resto de partidos que respaldaron la iniciativa son partidarios de que Rajoy también dé explicaciones en la comisión. No lo ven incompatible y consideran que el desgaste será todavía mayor. La única postura que podría estar en el aire sería una vez más la de los nacionalistas vascos, después de que en su comunicado reconocieran apoyar la iniciativa del pleno a pesar de que "podría haber sido llevada a cabo en la comisión de investigación creada al efecto". Una afirmación de cierta extrañeza teniendo en cuenta que la intervención de Rajoy en esa comisión también está aprobada.

Aunque fuentes del PP insisten en que la doble comparecencia será "un acto de redundancia", la mayor parte del arco parlamentario insiste en que se producirán ambas porque cada una tiene un sentido específico. En realidad, las formaciones que impulsaron la relativa al pleno extraordinario son conscientes de que ese formato es el favorito de Rajoy y reconocen que lo esperable es que se desenvuelva como de costumbre. Ninguno quiere renunciar al careo con el presidente en comisión.

Los portavoces del Partido Popular, Antonio Hernando, y Unidos Podemos, Irene Montero. (EFE)
Los portavoces del Partido Popular, Antonio Hernando, y Unidos Podemos, Irene Montero. (EFE)

En todo caso, la oposición advierte de que la imagen del presidente una vez más hablando de la corrupción del PP coincidiendo con el inicio del nuevo curso puede ser muy perjudicial para él. Todos los partidos han insistido a lo largo del verano en la situación inédita de un jefe del Ejecutivo sentado en la Audiencia hablando del caso Gürtel, que acumula ya más de un centenar de sesiones, y lo volverán a hacer la próxima semana cuando Rajoy se vea forzado a hablar del mismo asunto en sede parlamentaria.

Batería de comparecencias de ministros

La Diputación Permanente aprobó además las peticiones de comparecencia de cinco ministros, que se suman a las de otros dos que lo harán a petición propia. Los titulares de Hacienda, Cristóbal Montoro, y de Empleo, Fátima Báñez, intervendrán en reuniones extraordinarias de sus respectivas comisiones. El Gobierno afirmó ver "razonable" que den explicaciones ante la Cámara Baja. En concreto, Montoro tendrá que explicar las medidas de control y la posible suspensión del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a Cataluña si la Generalitat destina parte de esos fondos al referéndum ilegal. La ministra de Empleo intervendrá el próximo martes para informar del plan Prepara, que prevé ayudas de 400 euros a parados de larga duración que han agotado todas las prestaciones y que expiró el pasado 15 de agosto.

Además, deberán comparecer los titulares de Fomento, Íñigo de la Serna; Justicia, Rafael Catalá, y Defensa, María Dolores de Cospedal. De la Serna espera hacerlo la próxima semana y explicará las medidas adoptadas por el Gobierno en la pasada huelga convocada por los trabajadores de Eulen en el Aeropuerto de El Prat. En cuanto a Cospedal, deberá aclarar la orden publicada en un cuartel que conmemoraba el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, calificándolo como un "alzamiento cívico-militar". Catalá, por su parte, tendrá que explicar en su respectiva comisión los fallos en el sistema de comunicaciones judiciales LexNet.

Los ministros de Interior y Exteriores, Juan Ignacio Zoido y Alfonso Dastis, comparecerán a petición propia. En el caso del primero, por los saltos masivos de inmigrantes en Ceuta y, el segundo, por el supuesto uso personal de la embajada de España en Ecuador en un viaje este verano.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios