REACCIONES A LA DECLARACIÓN DEL LÍDER DEL PP COMO TESTIGO

Sánchez pide a Rajoy su dimisión ya por "dignidad" y para que no "arrastre" a España

El líder del PSOE comparece en Ferraz con un único mensaje: el presidente no puede seguir un minuto más en La Moncloa porque es el "principal responsable de la corrupción general" estos seis años

Foto: Pedro Sánchez, durante su declaración institucional en Ferraz tras la comparecencia de Mariano Rajoy, este 26 de julio. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su declaración institucional en Ferraz tras la comparecencia de Mariano Rajoy, este 26 de julio. (EFE)

Que dimita. Que Mariano Rajoy dimita ya, de forma inmediata. "Esta misma mañana". Que lo haga "por dignidad", la del país, y para que no "arrastre" a España en su caída. Porque el presidente del Gobierno es el "principal responsable político del clima general de corrupción en estos seis años", y la "mentira no se puede limpiar con más mentiras". Es la petición inequívoca de Pedro Sánchez tras la declaración como testigo del jefe del Ejecutivo en la Audiencia Nacional por el caso Gürtel. Que Rajoy se vaya. Sin demora. Pero no dijo qué pasos dará su partido si, como es seguro, el inquilino de La Moncloa no se va.

El secretario general del PSOE compareció en Ferraz cerca de la una menos diez de la tarde en una declaración institucional programada sin preguntas, aunque al final solo admitió una al final, relativa al emplazamiento de Pablo Iglesias para una nueva moción de censura. "El PSOE define sus estrategias como líder de la oposición". No dijo más. Era evidente que este miércoles quería trasladar un mensaje limpio, inequívoco, dimisión inmediata, envuelto, eso sí, en una solemne declaración —algo forzada, y también un punto grandilocuente— que leyó durante casi 13 minutos.

[Consulta en PDF el discurso de Pedro Sánchez y aquí su comparecencia en vídeo íntegra]

Palabras con las que quería revestir y justificar su exigencia de caída del presidente por el daño a la imagen de España dentro y fuera del país en un día "negro para la historia de la democracia española", porque jamás un jefe del Ejecutivo con plenas funciones había testificado ante un tribunal. No le pide su marcha por un comportamiento presuntamente delictivo del líder del PP.

El líder socialista solo contesta una pregunta al final, y sobre la moción de censura que quiere Iglesias: "El PSOE define sus estrategias"

"Las tramas de corrupción que afectan al partido del Gobierno —razonó el jefe socialista— suponen una mancha en la proyección internacional y prestigio de nuestro país" y la "ejemplaridad pública es innegociable". Porque "el mayor enemigo público" es la corrupción, que el PSOE condena "con todas sus letras".


https:Sánchez comenzó su alocución con un exordio con el que venía a insistir en que la corrupción, pese al mensaje dejado por Rajoy, sí tiene "cara", no tiene partido pero está presente "en campañas" y "detrás de todas las elecciones", que "no tiene ministerios pero sí ministros manchados" y está "detrás de quienes nos gobiernan", causando un "daño irreparable" al prestigio de nuestro país".

"El mundo y Europa observan hoy a España y a los dos partidos que sustentan al Gobierno central, el PP y Ciudadanos", recuerda, como aviso a Rivera

"El mundo y Europa observan hoy a España y, en particular, a los dos partidos que sustentan al Gobierno central, el PP y Ciudadanos", reprochó, asestando de camino un golpe a Albert Rivera y a su formación por seguir apoyando a un Ejecutivo acorralado por los escándalos.

Sánchez pide a Rajoy su dimisión ya por "dignidad" y para que no "arrastre" a España

Tomar "partido por los españoles"

Frente a esa imagen del PP, el secretario general contrapuso la del PSOE, con sus casi 140 años de historia, que ha formado "parte de la piel" de España y se ha preocupado por los "intereses" de sus ciudadanos. "Sabemos cuál es nuestro lugar", solemnizó, para proclamar a su partido como "izquierda de gobierno, la izquierda con sentido institucional" que "siempre está a la altura de las circunstancias" y que hoy, en un día "determinante", vuelve a tomar "partido por los españoles". Porque tras seis años de "mentiras" y de "degradación institucional de la Presidencia del Gobierno", seis años en los que además los españoles han padecido "sacrificios" por los recortes, los españoles se preguntan qué "ejemplo" da Rajoy para las generaciones más jóvenes y para aquellas que lucharon por la democracia en la Transición.

Sánchez intenta acorralar al presidente dirigiéndole 10 preguntas y evocando su renuncia al escaño "por convicciones". "¿Dónde están las suyas?"

Sánchez se dispuso entonces a lanzar un "mensaje institucional" al presidente, con diez preguntas que, en el fondo, conducían al mismo punto: si Rajoy puede seguir o no al frente del Ejecutivo un minuto más. "¿Se ha preguntado cuál es el marco de principios éticos que exponemos como nación al mundo?", comenzó, dirigiéndose directamente al líder del PP. Y siguió ahondando en esa misma flaqueza: si el jefe del Gobierno se ha cuestionado el "alto precio reputacional" que están "pagando" los ciudadanos, si cree que puede representar "debidamente" los intereses e imagen de España, si no cree que el país necesita una "regeneración moral", si se ha preguntado si le "conviene a España" que continúe en la Moncloa, si es "responsable" mantenerse en el cargo antes los "graves desafíos" que tiene el país por delante o si se está "protegiendo a sí mismo desde la Presidencia del Gobierno".

Sánchez pide a Rajoy su dimisión ya por "dignidad" y para que no "arrastre" a España

"Las palabras dejan de ser suficientes —aseguró—. Yo dimití para defender mis convicciones. ¿Dónde están las suyas?". Era la forma que Sánchez utilizó para introducir la parte final de su declaración, la petición de salida de La Moncloa, evocando el capítulo de su propia renuncia al escaño, para no tener que abstenerse en la investidura. "Ahora mismo para España es mucho mejor que usted abandone la Presidencia del Gobierno a que permanezca en ella", le lanzó. Porque "sino pone fin a su agonía, desgraciadamente acabarán agonizando las instituciones y nuestra democracia".

Solo le queda una salida honorable: presente su dimisión ante el Rey esta misma mañana. No arrastre a España en su caída

Y aquí estaba el centro de su discurso: "Solo le queda una salida honorable: presente su dimisión oficial ante el Rey esta misma mañana. Solo tiene un camino. Dimitir. No arraste a España en su caída, señor presidente: dimita". Un mensaje que, aunque rotundo, se agota en sí mismo al no irse el jefe del Ejecutivo, como es previsible.

"Por el interés de España y el suyo propio"

Sánchez recordó que mantiene "grandes diferencias políticas" con un líder con el que se entrevistó por última vez hace tres semanas, pero este es un "asunto de Estado" que más allá de todas las discrepancias puntuales. Y esas "circunstancias personales" de Rajoy "no tienen por qué ser las de España". Así que por el "interés de España y el suyo propio", le pidió su marcha. Otra vez.

La imagen de Rajoy ante la Audiencia "condensa décadas de desmanes, depredación, pillaje y acoso a las arcas públicas", acusa el secretario general

El secretario general se cuidó mucho de situar a Rajoy en el epicentro, porque la corrupción "siempre está presente" en los Gobiernos en los que él ha participado, cuando era ministro con José María Aznar y ahora mismo. También porque su imagen declarando este miércoles ante los jueces de la Audiencia Nacional "quedará para siempre en la retina de todos los españoles". "Una imagen que resume seis años de un Gobierno irresponsable ante la corrupción. Una imagen que condensa décadas de desmanes, depredación, pillaje y acoso a las arcas públicas por parte de innumerables dirigentes del PP [...]. Una organización [el PP] carcomida por la corrupción hasta los cimientos de su propia sede. Y un jefe de todo eso: usted, señor Rajoy".

Pedro Sánchez, durante su comparecencia de este 26 de julio en Ferraz. (Borja Puig | PSOE)
Pedro Sánchez, durante su comparecencia de este 26 de julio en Ferraz. (Borja Puig | PSOE)


La comparecencia como testigo ante la Audiencia solo ha servido para comprobar, para el PSOE, cómo el presidente es "débil" pues "se esconde en una nebulosa de supuestos e imposibles desconocimientos para eludir su responsabilidad por sus acciones y omisiones con respecto a la corrupción". En cambio, la emocracia española se ha probado "fuerte", ya que "aguanta" y "hace frente a su corrupción". "Señor Rajoy, usted es el principal responsable político del clima general de corrupción que hemos vivido durante estos últimos seis años en España. La mentira no se puede limpiar con más mentiras. Deje de arrastrar la dignidad de nuestra democracia".


La última petición insistía en lo mismo: en que Rajoy decida si sigue pensando en sí mismo o en España, que limpie si puede su nombre, pero "no arrastre en su caída el prestigio de nuestra democracia, nuestras instituciones o nuestro país". "Señor Rajoy, por dignidad, y no la suya, sino la de nuestra democracia, le exigimos desde el PSOE que dimita", acabó. Fue entonces cuando los periodistas, pese a estar prevenidos de que era una declaración institucional sin más, levantaron la mano. Sánchez hizo una concesión, y permitió la pregunta de qué hará el PSOE ante la exigencia de Pablo Iglesias de forzar un pleno extraordinario y "sacar al PP de las instituciones". "El PSOE define sus estrategias como líder de la oposición". Punto. No quería decir este miércoles más que lo dicho: que Rajoy se vaya. Ya.

Iglesias y Sánchez se emplazan a hablar mañana viernes. El jefe de Podemos quiere forzar una comparecencia urgente y en pleno del líder del PP

Por la tarde, según informaron fuentes de ambos partidos, Iglesias y Sánchez se emplazaron a hablar tranquilamente este jueves. Eso permite a los socialistas dejar que perdure, siquiera unas horas, su exigencia al presidente del Gobierno, aunque cayera al minuto en saco roto.

Acompañado de parte de su dirección

Pedro Sánchez compareció en Ferraz cerca de la una de la tarde, algo más de media hora más tarde de lo previsto. Con chaqueta oscura, vaquero, camisa blanca. En primera fila, cuatro de los miembros de su dirección: el secretario de Organización, José Luis Ábalos; la presidenta del partido, Cristina Narbona, y los responsables de Igualdad, Carmen Calvo, y de Emprendimiento, Ciencia e Innovación, Paco Polo.

También estuvo arropado por su jefe de Gabinete, Juanma Serrano, además de, lógicamente, la directora de Comunicación del partido, Maritcha Ruiz

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios