"La prioridad son las personas", dice

Rajoy presume ante el PP de la negociación del Brexit y el veto de la UE a Gibraltar

El presidente del Gobierno obtiene el reconocimiento de su partido ante el logro de que cualquier conversación entre la colonia y la UE necesite el visto bueno de España

Foto: Vista general del Peñon. (Reuters)
Vista general del Peñon. (Reuters)

Los primeros pasos del Gobierno del Reino Unido para su salida de la Unión Europea han dado un margen a España para negociar después sobre el contencioso de Gibraltar que el Partido Popular considera en buena parte un éxito de Mariano Rajoy. El jefe del Ejecutivo, por encima de los avatares de la inminente moción de censura en Murcia, expuso ante la dirección del PP las líneas fundamentales sobre su política ante el Brexit y obtuvo el respaldo del aparato de Génova por haber logrado que cualquier conversación futura entre la colonia y la UE tenga que contar con el visto bueno de España.

[La prensa británica llama al boicot a España por el 'caso Gibraltar]

Al margen de las convulsiones internas en Reino Unido por las complicaciones de su salida de la UE (el problema del intento de secesión en Escocia y ahora el Peñón), en el PP consideran como un éxito de la diplomacia española la nueva situación sobre el contencioso con los británicos.

Rajoy presume ante el PP de la negociación del Brexit y el veto de la UE a Gibraltar

En fuentes del Grupo Popular Europeo, apuntan que llevaban tiempo trabajando en Bruselas en todos los aspectos del Brexit, también en los que tocan a los intereses españoles, como se demuestra en la redacción final del borrador de orientaciones del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. "Nada es casual ni todo imputable a la ingenuidad o ignorancia de Theresa May", añaden en los mismos medios para recalcar que en el Partido Conservador británico, antiguo socio en el PPE, también había eurodiputados que eran conscientes del lío interno en que se iban a meter si rompían con la UE.

Rajoy realizó ante el comité ejecutivo de su partido un recordatorio sobre los principios de la UE y los paralelismos entre el Reino Unido y España: cualquier región de un país miembro que abandona la Unión, en el caso de alcanzar la independencia, se tiene que poner después "a la cola" para pedir el ingreso; la UE defiende la integridad territorial de los estados y ningún movimiento secesionista tiene el apoyo de ninguno de los países miembros.

Según explicó el portavoz del partido, Pablo Casado, el presidente del Gobierno reiteró que España y otros países como Alemania no van a "favorecer" la integración en la UE de Escocia en el caso de que se independice del Reino Unido, ante la separación de este país de la Unión. Y sobre el mismo punto avisó de que no se debe buscar parecido alguno con la situación en España, ante el interés de los partidos independentistas de Cataluña de iniciar un proceso de secesión. "No van a tener ni la comprensión ni el apoyo de los socios comunitarios".

Sobre Gibraltar, Casado destacó el éxito de su jefe y el respaldo a la posición española plasmado en el borrador de orientaciones del Consejo para el Brexit: lo que se decida sobre esa colonia británica, que quedará fuera de la Unión con la salida del Reino Unido, tendrá que contar con el acuerdo de España.

Rajoy insistió en que el primer objetivo en las negociaciones sobre la salida de Reino Unido de la UE son los derechos de los ciudadanos afectados. En el caso de España, el jefe del Ejecutivo destacó que es el noveno país de la Unión con residentes en el Reino Unido. Sin embargo, España es el primer país de la UE elegido como destino por los británicos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios