LLAMADAS A LA CALMA DESDE LA COMISIÓN EUROPEA

Más diplomacia y diálogo: Bruselas enfría el frente de Gibraltar

La Comisión Europea apoya que España pueda vetar el acuerdo con Reino Unido sobre el Peñón pero pide diálogo. "Es nuestra manera de hacer las cosas", recalca la CE

Foto: Turistas británicos durante una visita al Peñón, el 29 de marzo de 2017. (Reuters)
Turistas británicos durante una visita al Peñón, el 29 de marzo de 2017. (Reuters)

Si las palabras mataran, la guerra dialéctica entre España y Reino Unido a cuenta de Gibraltar se habría cobrado este fin de semana nuevas víctimas. Primero se supo que España ha conseguido el poder de vetar la aplicación en el Peñón del acuerdo que firmen la Unión Europea y Reino Unido tras su divorcio. Después, llegó la reacción al otro lado del Canal de la Mancha, donde se alzaron voces pidiendo firmeza contra cualquier aspiración española sobre el Gibraltar, incluso si esto suponía un conflicto armado. “Alguien ha perdido los nervios en Reino Unido”, ha resumido el ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, tras estas declaraciones. Una visión compartida en Bruselas, donde este lunes la Comisión Europea ha pedido enfriar los ánimos.

Diálogo y cooperación, esa es nuestra manera de hacer las cosas”, ha recalcado el principal portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas. Eso sí, la Comisión -que negociará el Brexit en nombre de la UE- deja claro que respalda el documento que ha dado origen a esta disputa, el borrador de las pautas ("guidelines") de negociación que la Unión Europea prevé seguir en sus conversaciones con Reino Unido. Éstas “tienen el apoyo completo de la Comisión Europea”, lo que incluye tanto al presidente de la institución, Jean-Claude Juncker, como al encargado de liderar las negociaciones por parte europea, Michel Barnier, según el portavoz.

Aunque la CE ha evitado pronunciarse sobre si acepta o no la soberanía británica sobre el Peñón -que España rechaza, al considerarlo una colonia británica contraria al derecho internacional-, sí ha hecho explícito su apoyo al “100 %” del texto, incluido el punto que se refiere a Gibraltar. Este asegura que “una vez que Reino Unido abandone la Unión, ningún acuerdo entre la UE y el Reino Unido podrá aplicarse en el territorio de Gibraltar sin un acuerdo entre España y el Reino Unido”.

Gibraltar, en el punto de mira

Lo que para las autoridades españolas es una victoria, para Londres es una provocación. Pese a ello, el Gobierno británico ha dejado claro este lunes que no piensa utilizar la fuerza para defender el Peñón, tal y como ha sugerido el antiguo líder conservador británico Michael Howard. Este aseguró que la 'premier' británica, Theresa May, sería tan firme a la hora de defender Gibraltar como Margaret Thatcher cuando en 1982 envió una fuerza militar para defender las islas Malvinas tras la ocupación militar argentina. "Esto no va a pasar”, según un portavoz gubernamental.

Boris Johnson, el titular británico de Exteriores, también ha prescindido de este tono beligerante antes de reunirse este lunes con sus colegas europeos en Luxemburgo. “La postura del Gobierno es muy clara: la soberanía de Gibraltar no va a cambiar. Y no puede cambiar sin el apoyo expreso y el consentimiento de la gente de Gibraltar y del Reino Unido”.

Los 'llanitos', que rechazaron casi unánimemente -un 96 %- el Brexit en el referéndum del pasado 23 de junio, lamentan que la UE permita que acaben siendo las víctimas involuntarias del divorcio. “Nosotros votamos a favor de permanecer en la Unión, por lo que pagarlo con nosotros es permitir a España comportarse como un matón”, ha dicho el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, en una entrevista con Reuters.

Primer choque antes de sentarse a conversar

No solo desde Bruselas, sino también desde algunas capitales, se ha pedido rebajar la tensión. "Ya ven lo difícil que es el divorcio. Vamos a permanecer tranquilos y seguir adelante y no utilizar un lenguaje duro", ha defendido este el ministro de Exteriores de Holanda, Bert Koenders, en Luxemburgo. Para el neerlandés, al fin y al cabo, lo importante ahora es “negociar”.

El enfrentamiento sobre Gibraltar ha sido el primer desencuentro entre Reino Unido y sus socios europeos a cuenta del Brexit, pese a que aún no han comenzado siquiera las negociaciones. Su inicio está previsto una vez que los líderes europeos respalden las pautas negociadoras el próximo 29 de abril y cuando se finalicen todos los pasos legales necesarios para sentarse a la mesa a conversar, en torno al 22 de mayo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios