en el caso sobre el marido de la jefa de la onif

La Justicia rastrea todos los datos de clientes de HSBC en España desde 2005 por Falciani

Anticorrupción tiene en su poder todos los movimientos de fondos que los clientes del banco asiático realizaron a través de las cuentas corresponsales de Santander y BNP-Paribas

Foto: Fachada de la sede del banco francés HSBC en París. (AP)
Fachada de la sede del banco francés HSBC en París. (AP)

La investigación penal sobre la lista Falciani afecta ya a todos los movimientos de dinero realizados en España por clientes del banco HSBC. El instructor del caso, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, ha reactivado las pesquisas sobre esta macrotrama de evasión fiscal con una pieza separada que sitúa el foco en uno de los clientes españoles de la entidad asiática, el bróker Alejandro Pérez Calzada, marido de la jefa de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), Margarita García Valdecasas. Pero De la Mata también ha aprovechado este procedimiento para acceder a los datos de todas las transferencias del HSBC con origen o destino en territorio nacional del periodo 2005-2015 y extender así la causa a otros nombres y depósitos que no aparecían en los ficheros que filtró el informático Hervé Falciani.

Según fuentes cercanas al caso consultadas por El Confidencial, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que se personaron el pasado 3 de junio en la sede central del Santander en Boadilla del Monte (Madrid) requisaron la totalidad de los archivos de la cuenta corresponsal del HSBC en la entidad española, un vehículo bancario que permitía a los clientes de la firma extranjera realizar transferencias a cuentas nacionales y viceversa. Entre esos movimientos se encontraban los de Venture, el grupo financiero de Pérez Calzada que la Fiscalía Anticorrupción y la ONIF investigan con la ayuda de la Guardia Civil en esta pieza separada sobre el blanqueo de fondos de la lista Falciani. Pero por la cuenta corresponsal del Santander también pasaron ingresos y transferencias de otros clientes del HSBC que no habían aparecido hasta ahora.

Ciudad Financiera del Banco Santander, en Boadilla del Monte. (EFE)
Ciudad Financiera del Banco Santander, en Boadilla del Monte. (EFE)

Los agentes no pudieron llevarse toda la información que buscaban. Del periodo bajo investigación, el Santander solo actuó como corresponsal de HSBC en España entre 2005 y 2012. En ese último año, el banco asiático adjudicó su representación a BNP-Paribas. Los investigadores de la UCO tuvieron que acudir cuatro días después a la sede que tiene este banco francés en la calle de Serrano de Madrid para conseguir los datos que les faltaban para completar el periodo 2005-2015.

La elección de esa etapa no es casual. El fraude contra la Hacienda Pública prescribe a los cinco años. Es decir, que la información que Falciani sustrajo en 2008 solo podía suponer una condena, sin nuevas irregularidades, hasta 2013. Sin embargo, esta pieza separada del caso Falciani persigue presuntos delitos de blanqueo de capitales, punibles durante una década. La base de datos sustraída en Ginebra sigue siendo una prueba valiosa.

​Fin de la primera fase

Con los datos de Santander y BNP-Paribas en su poder, De la Mata culminó la primera fase de esta operación ordenando el pasado 29 de junio el registro de la casa y las oficinas de Pérez Calzada; de la delegación en España del banco suizo Mirabaud, presidida por el investigado durante un breve periodo de tiempo, y también de dependencias utilizadas por otros empleados del grupo Venture, entre ellas, una oficina de Sabadell y la sede de JB Capital Markets, la firma de Jaime Botín, hijo del fallecido expresidente del Santander Emilio Botín.

De la Mata ya tiene en su poder la información necesaria para ampliar la causa por blanqueo de capitales más allá de las 659 fortunas españolas

El caso tiene una arista inquietante. Aunque el juez se apoyó en la Guardia Civil para requerir la información y realizar los registros, sus agentes entregaron todos los ficheros y documentos que intervinieron a la Fiscalía Anticorrupción y a los inspectores de la unidad de la ONIF adscrita al Ministerio Público. Es decir, que contra toda lógica, en estos momentos hay funcionarios de Hacienda que dependen de García Valdecasas investigando los negocios de su marido.

Un chiringuito de compensación

Como adelantó El Confidencial, los investigadores sospechan que Pérez Calzada utilizó su grupo financiero para evadir y repatriar dinero negro mediante el método de compensación. Fortunas en el extranjero transferían a cuentas bancarias que Venture tenía en Andorra los fondos que necesitaban reintroducir en España y el equipo de Pérez Calzada les entregaba luego el mismo dinero en efectivo en territorio nacional sin dejar rastro. Al contrario, la oficina del marido de la jefa de la ONIF también recogía presuntamente dinero sin declarar y transfería la misma cantidad desde Andorra hasta la cuenta que su cliente tenía en el exterior. Con el efectivo que recogía en España, Venture facilitaba los fondos a quien buscaba repatriar sus depósitos.

Pero la investigación no se va a quedar en el grupo financiero de Pérez Calzada. De la Mata ya tiene en su poder la información necesaria para ampliar la causa por blanqueo de capitales más allá de las 659 fortunas españolas que figuraban en la lista Falciani sumando depósitos por valor de 1.800 millones de euros. Y los delitos que afloren en este procedimiento también tendrían consecuencias penales para las entidades por las que pasó el dinero. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios