Es noticia
Menú
Órdago a la grande: Granados sigue la 'rajada' de Marjaliza desde la cárcel jugando al mus
  1. España
la púnica tras las rejas

Órdago a la grande: Granados sigue la 'rajada' de Marjaliza desde la cárcel jugando al mus

El exconsejero se encuentra plenamente integrado en el módulo de respeto de la prisión de Estremera, departiendo a diario con varios amigos que se ha echado entre rejas

Foto: Francisco Granados y su mujer, Nieves Alarcón. (EFE)
Francisco Granados y su mujer, Nieves Alarcón. (EFE)

La 'rajada' de David Marjaliza ante el juez Eloy Velasco, que durante la última semana han reflejado los medios tras levantarse la última parte del sumario del caso Púnica, no parece haber alterado para nada a su socio, el exconsejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, exsenador y exalcalde de Valdemoro Francisco Granados, que ha seguido las noticias atento pero impasible desde su celda de la prisión de Estremera, donde permanece encerrado desde el 1 de noviembre de 2014, cinco días después de ser detenido por la Guardia Civil en el marco de la investigación que dirige la Audiencia Nacional.

El relato de Marjaliza -que confesó que la trama Púnica financiaba campañas electorales del PP y del PSOE y hacía regalos a altos cargos- llegó a los oídos de Granados vía televisión y prensa mientras este jugaba al mus con sus compañeros de centro penitenciario con los que suele compartir largas partidas diarias. Todos los presos con los que el exconsejero convive en la cárcel, de hecho, son -como él- reclusos no reincidentes, que cumplen condena por primera vez.

El interno Granados se ha integrado perfectamente entre estos reos, lee la prensa, ve la televisión y juega a las cartas con sus vecinos de celda sin generar problema alguno a los funcionarios de prisiones que vigilan el centro penitenciario más moderno de España, que fue inaugurado precisamente por el propio ex alto cargo del Gobierno madrileño que ahora forma parte de la comunidad reclusa que lo puebla.

placeholder Francisco Granados está en prisión provisional desde el 31 de octubre de 2014. (EFE)
Francisco Granados está en prisión provisional desde el 31 de octubre de 2014. (EFE)

La rutinaria y normalizada vida del exconsejero contrasta enormemente con la que llevaba el ex alto cargo del Ejecutivo regional que presidía Esperanza Aguirre entre 2010 y 2014, cuando disfrutaba todos los veranos de unas vacaciones pagadas a bordo del yate de su amigo Javier López Madrid, cuyo usufructo compartía con el propio empresario y con su socio Marjaliza, como revela el informe elaborado por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil el pasado 20 de abril, presentado ante el Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional.

Los tres amigos se alternaban la embarcación durante los meses de verano, aunque los gastos únicamente los abonaban López Madrid y Marjaliza. En concreto, el primero pagaba lo suyo y el segundo se hacía cargo de sus propias vacaciones y de las de Granados y su familia, según consta en la contabilidad de la mercantil LM Gestión, dedicada a administrar las cuentas del yate, que incluían el mantenimiento y las compras y consumiciones de las que disfrutaban los usuarios.

Los investigadores de la UCO, en el mencionado informe, explican que esas vacaciones pagadas, así como los regalos que hace Marjaliza a otros implicados en la trama, "son pagos en especie por los favores de que han sido beneficiarias las sociedades del empresario durante el tiempo que Granados ha ejercido como cargo público". Según la Guardia Civil, el exconsejero de Aguirre "nunca realizó transferencia alguna durante todo el tiempo que utilizó la embarcación" que pudiera hacer concluir que se responsabilizó de algún gasto.

La rutina del exconsejero contrasta con la que llevaba entre 2010 y 2014, cuando disfrutaba de vacaciones pagadas a bordo del yate de López Madrid

La puesta negro sobre blanco del informe que dejaba en evidencia a Granados, sin embargo, apenas pareció afectar al expolítico del PP en prisión, a pesar de que le dejaba como un alto cargo que se aprovechaba de su puesto en beneficio propio. Incluso, en ocasiones, de un modo hasta cutre, ya que el exconsejero pasaba a la cuenta de LM Gestión hasta los gastos más insignificantes, como el del tique del autobús que le llevaba hasta el puerto y que apenas costaba 1,50 euros.

La Guardia Civil, en el citado informe -conocido tras el levantamiento del sumario de la última parte del caso Púnica-, revela también una decena de fotografías inéditas hasta el momento que muestran a Granados con su familia disfrutando de la embarcación -denominado Myriam en honor a la mujer de Javier López Madrid, hija de Juan Miguel Villar Mir- y del sol.

Estas instantáneas se unen a las hojas de excel con la contabilidad de LM Gestión, a los correos electrónicos que se intercambiaban la secretaria de López Madrid y la mujer de Granados en los que la primera informa a la segunda de que el yate vale 105.000 euros y cada uno debe poner 35.000, a las conversaciones telefónicas intervenidas por los investigadores que tuvieron lugar entre Marjaliza y López Madrid en las que ambos hablan de las cuentas pendientes de Granados, y a la declaración del patrón del barco, Eduardo Gaitán, quien dijo en sede judicial que el exconsejero era quien llevaba la voz cantante.

La UCO no ha podido acreditar que el exalcalde de Valdemoro comprara finalmente el barco, aunque sí que su relación con el mismo trató de encubrirse. "Se produjera o no la compra encubierta del barco por Granados, lo que sí ha quedado confirmado es que el nombre de este con relación a la embarcación se intentó ocultar en todo momento, siendo identificado en los documentos relativos al barco como DM2 e interponiendo como persona de contacto a su esposa María Nieves Alarcón, a excepción del día del despido del patrón, que fue personalmente Granados quien le despidió".

La 'rajada' de David Marjaliza ante el juez Eloy Velasco, que durante la última semana han reflejado los medios tras levantarse la última parte del sumario del caso Púnica, no parece haber alterado para nada a su socio, el exconsejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, exsenador y exalcalde de Valdemoro Francisco Granados, que ha seguido las noticias atento pero impasible desde su celda de la prisión de Estremera, donde permanece encerrado desde el 1 de noviembre de 2014, cinco días después de ser detenido por la Guardia Civil en el marco de la investigación que dirige la Audiencia Nacional.

David Marjaliza Operación Púnica Francisco Granados Audiencia Nacional Guardia Civil UCO
El redactor recomienda