operación púnica

Bogavante, gambas... los caprichos culinarios de Granados en el yate de López Madrid

El exconsejero del Gobierno de la Comunidad de Madrid pasaba sus vacaciones en el barco con todos los gastos pagados, desde la prensa hasta el aperitivo

Foto: Francisco Granados y su mujer, Nieves Alarcón. (EFE)
Francisco Granados y su mujer, Nieves Alarcón. (EFE)

El exconsejero del Gobierno de la Comunidad de Madrid Francisco Granados pasaba sus vacaciones en el yate del directivo de OHL Javier López Madrid con todos los gastos pagados. Es lo que se desprende del informe elaborado por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el marco de la operación Púnica con fecha del pasado 20 de abril, que pone en evidencia cómo tanto el propio López Madrid como Granados y David Marjaliza pasaban todos los tiques de compra relacionados con su estancia en el barco a la empresa que gestionaba el yate, que estaba a nombre de la familia de López Madrid, aunque únicamente los dos empresarios se hacían cargo de los abonos.

Los tres usuarios de la embarcación gastaban, aunque únicamente López Madrid y Marjaliza pagaban. En concreto, porque este último respondía tanto de sus gastos como de los de Granados, todos ellos más propios de banquetes de lujo que de sencillos menús del día. Bogavante, caviar, gambas, mejillones, almejas, ensaimadas, atún fresco, boquerones, chuletas de Ávila, solomillo de ternera, bacalao, bonito, Baileys, whisky, ginebra Hendrick's, cerveza, fruta o helados eran algunos de los caprichos culinarios que consumían los tres tripulantes y sus familias, que se organizaban para repartirse el barco durante la época estival y no coincidir juntos.

La mujer de Francisco Granados, Nieves Alarcón, en la cubierta del yate. (EC)
La mujer de Francisco Granados, Nieves Alarcón, en la cubierta del yate. (EC)

Empresarios y político, sin embargo, no solo pasaban gastos relacionados con la comida (desayunos, almuerzos, cenas o esporádicas consumiciones), sino todos aquellos que tenían algo que ver con los momentos de asueto veraniego. El autobús que les llevaba al embarcadero, la lista de la compra, la lavandería "de la tripulación", el coste de los atraques, las copas, los peajes de la autopista, las propinas que daban a los empleados del puerto y otros operarios -que en ocasiones alcanzaban los 50 euros-, la gasolina del vehículo personal, los taxis, la crema solar, las "compras de fin de semana", las cañas de pescar o los "productos para el pelo de señoras".

A pesar de que Granados no hacía frente a sus gastos, pues los pagaba Marjaliza -como se ha indicado-, sí consumía con alegría. Comía, desayunaba y cenaba a costa de su 'socio', hacía uso del servicio de lavandería, pasaba los tiques del supermercado, el billete del autobús de línea (que apenas costaba 1,50 euros), el taxi para ir al súper, la gasolina y hasta la mismísima pasta de dientes. Además, no se cortaba en la calidad de sus comidas: langostinos, bogavante, gambas, anchoas o ternera eran algunos de sus platos favoritos.

El mencionado informe de la Guardia Civil, que incluye una decena de fotografías de Granados y su familia que hasta ahora no habían sido aportadas a la causa, revela claramente que Marjaliza se hacía cargo de los gastos del exconsejero madrileño y que este último "nunca realizó transferencia alguna durante todo el tiempo que utilizó la embarcación". Tanto Granados como Marjaliza y López Madrid hicieron uso del yate entre el verano de 2010 y el de 2014, apenas unos meses antes de que Granados ingresara en prisión en octubre de ese último año.

Según la UCO, que deja claro que el exconsejero disfrutó del barco mientras ocupaba un cargo público, el hecho de que Marjaliza asumiera los gastos de las vacaciones de Granados durante cinco veranos era una forma de "pagar en especie los favores" que el político hacía a las "sociedades del empresario durante el tiempo" que el que fuera número tres de Esperanza Aguirre estuvo en primera línea del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

La Guardia Civil detalla que tanto Marjaliza como López Madrid hacían ingresos de vez en cuando en una cuenta abierta a nombre de la mercantil LM Gestión, propiedad de López Madrid y un hermano suyo. Las transferencias de López Madrid venían indicadas como JLM, mientras que las de Marjaliza tenían la denominación DM1 -en referencia a sus propios gastos- y DM2 -en relación a los del político popular-. "Son muy importantes las aportaciones realizadas por David Marjaliza, puesto que siempre las realiza en dos ocasiones en cada periodo", apunta el informe de la UCO.

Los investigadores apuntan a que Marjaliza era el conseguidor de la trama y que gracias a su buena relación con Granados y otros altos cargos obtenía contratos públicos que entregaba posteriormente a terceros. López Madrid, por su parte, está siendo investigado por financiar irregularmente al PP a cambio de la concesión de obras de gran envergadura por parte de administraciones del PP a la constructora de su suegro, Juan Miguel Villar Mir, OHL.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios