Prisión incondicional para Granados tras culpar de las cuentas suizas a Marjaliza
  1. España
EN SU DECLARACIÓN ANTE EL JUEZ POR LA TRAMA

Prisión incondicional para Granados tras culpar de las cuentas suizas a Marjaliza

El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, envía a prisión incondicional al exconsejero de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, y a su amigo Marjaliza

placeholder Foto: El exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, a su salida, la pasada noche, del juzgado de instrucción número 2 de Majadahonda (Efe)
El exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, a su salida, la pasada noche, del juzgado de instrucción número 2 de Majadahonda (Efe)

El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, envía a prisión incondicional al exconsejero de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, y a su amigo David Marjaliza.

El ex número tres de Esperanza Aguirre vivirá ahora en un centro penitenciario mientras se le investiga por delitos de blanqueo, organización criminal, delitos fiscales, tráfico de influencias, cohecho, malversación de caudales públicos, prevaricación y fraude.

El instructor considera que hay indicios de que Granados haya beneficiado a Marjaliza y otros empresarios, mediando para que se adjudicaran contratos públicos en beneficio propio. Los investigadores han localizado operaciones inmobiliarias de las que se sospechan, puedan haber sido la contraprestación recibida de aquellos empresarios. Además, el Guardia Civil detenido por darle el ‘chivatazo’ de que estaba siendo investigado y que tenía intervenido el teléfono, ha quedado en libertad.

Velasco considera que Granados, en contra de su versión, sí es titular de "algunas de las cuentas" de las que las autoridades suizas han informado que existe sospecha de blanqueo de capitales "agravado”. Entiende que forma parte de una red de tráfico de influencias y ha ayudado a varios empresarios a obtener contratos públicos y urbanísticos.

En cuanto a Marjaliza, el juez considera que es la cabeza de un amplio entramado empresarial, “núcleo de una organización criminal, cuya actividad está vinculada a actuaciones administrativas como promociones urbanísticas, contratos públicos o concesiones administrativas”.

En el auto, se le acusa de haberse aprovechado de sus amplias relaciones personales y políticas para logar adjudicaciones irregulares tanto para sus propias empresas como para terceros, recibiendo una comisión por su actuación. “Es el responsable de crear un complejo entramado empresarial para ocultar los beneficios de su actividad empresarial, tanto la lícita como delictiva, y para evitar el control de las autoridades”.

Granados niega tener cuentas en Suiza

El exconsejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid negó ante el juez que las cuentas en Suiza que se investigan sean suyas, y apuntó a que el propietario real de ellas es su amigo íntimo el empresario David Marjaliza. Según fuentes presentes en el interrogatorio, Granados ha explicado que él abrió una cuenta en el BNP de Suiza en 1996 con beneficios que había obtenido durante su estancia en Société Génerale. Cuando en 1999 entró en política al ser nombrado alcalde de Valdemoro, intentó cerrarla, pero el banco suizo no se lo permitió.

Por esa razón le propuso a Marjaliza que asumiera la titularidad de la defensa y sacara los 320.000 euros que él había acumulado en esos tres años. Desde entonces ni fue a Suiza ni realizó ningún movimiento en esa cuenta. Según su versión, él creyó que el empresario la había cerrado después de que abriera otra en esa entidad, pero tras estos hechos, dice haberse dado cuenta de que no lo hizo.

Esta es la versión de Granados, para quien la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado prisión incondicional al no creerse sus explicaciones. Los 1,5 millones de euros que había en una cuenta de Granados en Suiza, tal y como alertaron las autoridades helvéticas a la Justicia española hace un año, no pertenece al ex número tres de Esperanza Aguirre, según él mismo, sino a su amigo, quien habría engordado esa cuenta a sus espaldas y sin su conocimiento.

Por otro lado, ha negado que entre ambos exista una relación de negocios y ha señalado que únicamente son amigos desde la infancia y llevan a sus hijos al miso colegio. No han mantenido reuniones para negociar comisiones, tal y como aseguran los investigadores sino que eran encuentros de amistad, según su versión.

Fuentes de la defensa reconocen que la cuenta que abrió en 1996 no la declaró a la Hacienda española, pero se trata de hechos que ocurrieron hace 18 años y, por tanto, habrían prescrito. Tampoco informó a la Agencia Tributaria de esos 320.000 euros que acumuló y que recuperó después de ceder su cuenta al empresario.

Según estas mismas fuentes, Suiza dio la alerta después de que Marjaliza intentara en 2013 sacar cinco millones de euros que disponía en varias cuentas a Singapur sin dar ninguna explicación convincente.

Francisco Granados Operación Púnica Suiza Hacienda
El redactor recomienda