la udef recoge el ingreso en su informe

El dueño de Kappa pagó 390.000€ a los Pujol en Andorra cuando empezó a vestir al Barça

Jordi Pujol Ferrusola recibió en 1992 dos ingresos en una cuenta del Principado por valor de 65 millones de pesetas del empresario Joan Baró Gannau, socio de la filial en España de Kappa

Foto: Plantilla del FC Barcelona en la temporada 1993-1994 con la equipación de Kappa. (Imago)
Plantilla del FC Barcelona en la temporada 1993-1994 con la equipación de Kappa. (Imago)

Los datos enviados por Andorra con información de las cuentas que el clan Pujol tenía en ese territorio desde 1990 están permitiendo a la UDEF investigar el origen de la fortuna que habría amasado durante tres décadas la familia del expresidente de Cataluña gracias a una frenética actividad delictiva. Su sombra alcanzaría incluso al mundo del deporte. Según consta en el informe remitido por la Policía Nacional al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que sirvió para poner en marcha hace tres semanas la operación Hades, el mayor de los siete hijos del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol Ferrusola, cobró 65 millones de pesetas (390.000 euros) de uno de los tres propietarios de Kappa en España solo semanas después de que la firma empezara a vestir al FC Barcelona.

Los pagos aparecen en el histórico de movimientos de la cuenta 81511 de Andbank, una de las primeras que abrieron los Pujol en el Principado y también una de las que recibieron más transferencias de empresarios que los investigadores atribuyen sin género de dudas al pago de comisiones ilegales. El informe de la UDEF menciona expresamente esa entrada de 65 millones de pesetas a través de dos ingresos: el primero, el 11 de diciembre de 1992, por un importe de 30 millones de pesetas (180.000 euros), y el segundo, el 4 de mayo de 1993, por valor de 35 millones de pesetas (210.000 euros).

Los expertos en delitos económicos de la Policía especifican que ambos ingresos fueron realizados desde una cuenta controlada por el empresario Joan Baró Gannau y su mujer ya fallecida. Las órdenes de transferencia no especifican el motivo de los pagos, como en la mayoría de los ingresos que recibió el clan Pujol durante el periodo que está bajo investigación. Pero se da la circunstancia de que el único negocio que Baró tenía en aquel momento en territorio nacional y que podía ser objeto de una mediación del clan más poderoso de Cataluña era una empresa de producción textil, Lamasport SL, que pronto cambió su denominación a Sports Kappa SL, al convertirse en la tenedora de los derechos de la marca italiana en territorio nacional.

Miembros de la Policía Nacional durante un registro a la familia Pujol. (EFE)
Miembros de la Policía Nacional durante un registro a la familia Pujol. (EFE)

La empresa fue creada en 1991, y Baró y los dos socios con los que compartía el accionariado de Sports Kappa SL (uno de ellos también fallecido) no tardaron en dar un gran pelotazo. Su sociedad intervino en la operación que llevó a Kappa a convertirse en el proveedor oficial de las equipaciones del F.C. Barcelona en plena época del Dream Team. El acuerdo se cerró en el verano de 1992, después de que el equipo blaugrana rompiera con Meyba, y se prolongó hasta 1995, coincidiendo con una de las épocas más gloriosas del club. El primer pago llegó a la cuenta de Andbank tres meses después de que el Barça empezara a vestir Kappa, y el segundo, al final de esa misma temporada.

La coartada de la compensación

Tras tener acceso al contenido del informe de la UDEF, el clan del 'expresident' de la Generalitat ha alegado que ninguno de sus integrantes conoce a ese empresario ni tampoco a otros que también habrían realizado ingresos en las cuentas andorranas de la familia. Aseguran que en realidad esos pagos eran ficticios y fueron ejecutados por Andbank dentro de un sistema de compensación que le permitía efectuar entradas y salidas de fondos en las cuentas de sus clientes sin llegar a mover realmente el dinero, un modelo similar al que habría usado Gao Ping para repatriar a España los fondos que tenían sus clientes en cuentas suizas. El entorno de Baró, que en la actualidad compagina sus negocios con el cargo de concejal de Deportes de un municipio gerundense, asegura incluso que nunca ha tenido relaciones con los Pujol. 

Pero esa versión no ha convencido a la UDEF, que ya investigó esa posibilidad antes de concluir y remitir el informe a la Audiencia Nacional. La coartada tampoco tuvo ningún efecto en el instructor de la causa, el juez José de la Mata, que tras recibir las conclusiones de los investigadores ordenó el pasado 27 de octubre que se pusiera en marcha una nueva fase de la operación contra la saga del fundador de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). La Policía realizó en esa jornada 15 registros e imputó a Josep y Pere Pujol Ferrusola, otros dos hijos del ex 'molt honorable'.

​Directivos del Barça implicados

En opinión de los expertos en delitos económicos de la Policía, los 65 millones de pesetas abonados por el socio de Kappa forman parte de la bolsa de comisiones que los Pujol cobraron al menos desde 1990 a cambio de su intermediación para sellar negocios privados, amañar adjudicaciones públicas y arrancar favores urbanísticos de diferentes instituciones.

El empresario Carles Vilarrubí. (EFE)
El empresario Carles Vilarrubí. (EFE)

Joan Baró no es el único empresario vinculado al Barça que se ha visto salpicado por las últimas investigaciones sobre los Pujol. Dentro de la operación de octubre, también fue registrada la vivienda del vicepresidente del club, Carles Vilarrubí, tras detectarse que pudo blanquear 330.000 euros a través de operaciones cruzadas con el primogénito del clan. En el mismo dispositivo fueron revisadas asimismo dependencias de Jaume Ferrer Graupera, otro empresario que ocupó la vicepresidencia del Área de Patrimonio del Barça entre 2003 y 2010. Además, como reveló este diario, la Policía Nacional maneja un informe que atribuye a la saga de los Pujol la propiedad del 18% del patrimonio de la actual vicepresidenta del Área Económica del FC Barcelona, Susana Monje, presidenta del 'holding' empresarial Essentium. Fuentes oficiales de esta firma insisten en que el informe de la Policía está basado en falsedades.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios