dos campañas en una del PP para Madrid

Aguirre hace discurso de política nacional y Cifuentes elogia a Rajoy por superar la crisis

El tándem de candidatas del PP para las elecciones en Madrid promete dos campañas en una desde el principio: Aguirre se presenta como 'lideresa' nacional mientas Cifuentes se atiene al guión oficial

Foto: Cristina Cifuentes, María Dolores de Cospedal y Esperanza Aguirre, durante la inauguración de las jornadas del PP, ayer. (Efe)
Cristina Cifuentes, María Dolores de Cospedal y Esperanza Aguirre, durante la inauguración de las jornadas del PP, ayer. (Efe)

El tándem de candidatas del Partido Popular para las elecciones municipales y autonómicas en Madrid promete dos campañas en una desde el principio: Esperanza Aguirre reclama debate político e ideológico y se presenta como lideresa nacional mientas Cristina Cifuentes se atiene al guión oficial, el de la recuperación económica de Mariano Rajoy. La candidata a la alcaldía proclama que lo que distingue al PP es “la defensa de España como nación de ciudadanos libres e iguales” y la aspirante a la presidencia de la Comunidad autónoma destaca el logro del Gobierno de sacar a España de la crisis.

El arranque oficial de la precampaña de los populares reúne en Madrid a los principales dirigentes del partido para presentar su programa marco autonómico y a los cabezas de lista para hacerse la foto de la unidad con Rajoy. Como anfitriona, la presidenta del PP de Madrid se dirigió a todos como defensora de las esencias del partido, los principios liberales, el patriotismo y la cohesión de España. Ni una sola referencia a la apuesta de la dirección del partido por apelar a los logros del crecimiento económico y la creación de empleo con el fin de reconciliarse con los votantes.

Aguirre sostuvo que lo que distingue a unos partidos de otros son “los valores y los principios” y que los del PP (libertad y nación), “por los que los ciudadanos nos reconocen”, sólo los defiende con convicción y nitidez su formación política, no las antiguas ni las emergentes.

La aspirante a alcaldesa de Madrid insistió en que el PP no es una amalgama de partidos regionalistas y que tiene que seguir con el mismo discurso en todas las Comunidades para servir a España porque el interés del conjunto de la nación tiene que estar por encima de cualquier territorio. Aguirre postuló las bajadas de impuestos (medidas que están en el programa autonómico) y terminar con las administraciones intervencionistas y burocráticas que pretenden decir a los ciudadanos lo que tienen que hacer y que pensar.

Esperanza Aguirre, durante su intervención en las jornadas del PP para presentar su programa autonómico. (Efe)
Esperanza Aguirre, durante su intervención en las jornadas del PP para presentar su programa autonómico. (Efe)

Recetas liberales aparte, la lideresa reconoció que la contienda se presenta “dura y trascendental” para el PP en Madrid y que el reto será combatir el “desapego político” de los ciudadanos. Para ello, explicó que habrá que escuchar a los votantes “más que nunca” y ser claros y transparentes. En lo que coincide Aguirre con las directrices de Génova o viceversa es en la necesidad de que todos los dirigentes y candidatos se apliquen en la campaña a trabajar, a explicarse y a pedir el voto puerta a puerta, lo que la presidenta de los populares madrileños llama “pico y pala”.

Acostumbrados a las diferencias entre ambas, los asistentes aplaudieron por igual el discurso liberal de Aguirre que el más oficialista de Cifuentes

Acostumbrados a las diferencias entre ambas, los participantes en el acto aplaudieron por igual el discurso liberal de Aguirre que el más oficialista pero actual de Cristina Cifuentes, que ejerció después de segunda anfitriona como candidata a la Comunidad de Madrid. La ya ex delegada del Gobierno también recordó que ante los partidos que van contra la Constitución (Podemos o nacionalistas) o se ocultan en “la transversalidad”, el PP es una garantía para la unidad de España y acredita una hoja de servicios por saber gobernar en las peores crisis económicas.

Cifuentes elogió al presidente del Gobierno por haber sabido sacar a España del borde la quiebra al frente del PP mientras las demás fuerzas políticas se desentendían mientras los españoles pagaban el precio de su ineptitud (por el PSOE). También arremetió contra los representantes de “los radicales que optaron por desestabilizar al país” poniendo en riesgo la credibilidad de España y “sembrando la inquietud entre los inversores”. Se refería a los inicios de Podemos, el 15-M, a cuyos representantes más extremistas tuvo que vigilar como responsable de la seguridad en Madrid.

La candidata a la presidencia de la Comunidad definió como liberal a su partido, igual que Aguirre, pero también como “de centro” y con una gestión acreditada en no dejar atrás a los más desfavorecidos en momentos de crisis como los años pasados. Además pidió autocrítica al admitir que su partido ha sufrido casos de corrupción, “ante los que no reaccionamos con suficiente prontitud”. Dos discursos en buena parte distintos para una misma campaña.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios