la lideresa anuncia que irá a la manifestación

Aguirre y Cifuentes marcan más diferencias con el aborto o los jefes de sus campañas

La candidata 'popular' a la Alcaldía acudirá a una convocatoria donde se criticará la ley del aborto de Rajoy. Su homóloga en la Comunidad, fiel a Génova, se desmarca de su compañera

Foto: Las dos candidatas 'populares' en Madrid, Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre (Enrique Villarino)
Las dos candidatas 'populares' en Madrid, Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre (Enrique Villarino)

Las candidatas del PP a la Comunidad y a la Alcaldía de Madrid han empezado a marcar sus diferencias en lo que parece que va a ser la tónica habitual en sus respectivas campañas electorales. Mientras que Cristina Cifuentes muestra su fidelidad a Génova eligiendo a Juan Carlos Vera como jefe de campaña, Esperanza Aguirre sigue por libre y fía su campaña a Íñigo Henríquez de Luna, portavoz de su ‘delfín’ Ignacio González en la Asamblea de Madrid, un hombre muy cercano a la expresidenta de la Comunidad, del barrio de Salamanca de toda la vida.

Las diferencias entre las dos candidatas ya se han hecho patentes en dos apariciones en medios de comunicación. Mientras Aguirre remarcaba el lunes que su compañera de cartel procedía de “Nuevas Generaciones de Alianza Popular” y ella es “liberal”, el martes volvía a marcar terreno en uno de los temas más peliagudos para el PP: el aborto. “Pienso asistir. Póngalo usted bien grande”. La presidenta del PP de Madrid daba respuesta así a la pregunta de si acudiría a la manifestación convocada para el sábado contra la reforma de la ley del aborto y dejaba claro así los ejes sobre los que pivotará su campaña: “La libertad, la vida, la propiedad y el imperio de la ley”.

 Íñigo Henríquez de Luna (2i) y Esperanza Aguirre. (EFE)
Íñigo Henríquez de Luna (2i) y Esperanza Aguirre. (EFE)

La todavía delegada del Gobierno en Madrid es partidaria de la ley de plazos, la que está ahora en vigor, en lugar de una ley de supuestos, que fue lo que propuso en su día el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón. La dirección nacional no ve con buenos ojos esta manifestación contra la política del Gobierno de Rajoy en esta materia, por lo que la imagen de Aguirre entre los manifestantes va a ser otro gol de la presidenta del PP de Madrid en la portería de Génova. Tras la polémica con la ley de Gallardón, el Ejecutivo reculó y encargó al Grupo Parlamentario Popular que proponga en la Cámara Baja una proposición de ley que modifique ligeramente la ley de Zapatero para evitar que las menores de 16 y 17 años aborten sin conocimiento paterno.

Cifuentes, por su parte, acata fielmente las directrices orquestadas desde Génova, hasta el punto de nombrar como jefe de campaña a uno de los hombres fuertes de Rajoy. Juan Carlos Vera Pro, diputado por Madrid y dirigente del aparato del Partido Popular desde 1989 (el más veterano) será el director de la campaña de Cristina Cifuentes para las elecciones autonómicas a petición de la propia candidata. Toda una declaración de intenciones de la delegada del Gobierno sobre su sintonía con Génova que constata, además, el apoyo con que cuenta. Vera, secretario o coordinador de organización del PP ininterrumpidamente desde la refundación del partido a las órdenes de José María Aznar y Francisco Álvarez-Cascos, es un hombre de la máxima confianza de Mariano Rajoy.

Responsable de la campaña de 2003

Como responsable de organización, el actual coordinador del comité ejecutivo nacional ya se ocupó de la campaña para las autonómicas en Madrid de octubre de 2003, las posteriores al “tamayazo” que dieron a Esperanza Aguirre la mayoría absoluta. Fueron unos resultados sobre los que la que la lideresa edificó su hegemonía electoral y el control del PP de Madrid que ha tenido hasta que dio la espantada de septiembre de 2012 para dejar la presidencia de la Comunidad.

Cristina Cifuentes zanja las polémicas con Aguirre

 

Vera es conocido en el PP como “jefe Vera” después de 25 años de hacer y deshacer en la organización del partido (quitar y poner candidatos o dirigentes, además de formar gestoras) a las órdenes de Cascos, Acebes, Arenas y Cospedal. Es “el látigo” de Génova en cualquier conflicto y el mayor experto en hacer campañas. Empezó con Manuel Fraga como jefe de gabinete en las elecciones andaluzas de 1982 y desde entonces ha estado en todas las citas ante las urnas, como responsable de organización o directamente en la campaña.

Vera, aznarista y ahora marianista como mandan los cánones del aparato del partido, no es nada “esperancista”, más bien todo lo contrario: un firme defensor de que la disciplina de la dirección se aplique en cada rincón del partido. No obstante,  según fuentes del PP, la ahora aspirante a la alcaldía de Madrid aprobó la elección de Cifuentes cuando fue informada de ello. En 2003 la campaña no le pudo salir mejor.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios