el aparato confía en los alcaldes para remontar

Autocrítica interna en el PP por el retraso en la movilización y el descuido con los medios

Por debajo del tancredismo oficial, en el PP empiezan a oírse autocríticas y lamentos por la desmovilización y el desprecio por la política de medios durante casi tres años

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

Por debajo del tancredismo oficial, en el PP empiezan a oírse autocríticas y lamentos por la desmovilización y el desprecio por la política de medios. Después del desastre electoral cosechado en Andalucía, en fuentes de la dirección reconocen que no tienen margen ni tiempo para muchos cambios: el objetivo ahora es salvar los muebles en las elecciones municipales y autonómicas, confiar en que se juzgue la gestión de los alcaldes y los barones con mejor imagen en vez de al Gobierno de Mariano Rajoy y ser más sutiles a la hora de frenar a Ciudadanos.

La autocrítica no se hace en público ni en directo, sino con el análisis y el trabajo interno, que es en lo que estamos”, dicen en medios del PP. Ya asumen en conversaciones privadas que han llegado tarde (casi tres años) a la batalla del debate político, al cuidado de los medios de comunicación privados y públicos (en especial TVE), a las explicaciones directas a los sectores sociales afectados por las reformas y las renuncias a cumplir con las promesas electorales del partido, o a los mensajes para parar a los partidos emergentes.

La movilización plena del partido y el repaso a todo lo que es la política de comunicación (del Gobierno, del partido en Génova, de los grupos parlamentarios y de los aparatos regionales) no empezó hasta el pasado otoño. El adelanto de los comicios en Andalucía pilló al PP de sorpresa, con un candidato (Juan Manuel Moreno) que empezaba el rodaje y era un desconocido para la mayoría de los votantes y con el Gobierno centrado en vender un mensaje, el de la recuperación económica, que no ha calado.

En fuentes del PP reconocen ahora que es evidente que la buena nueva del fin de la crisis “no basta” para levantar las expectativas electorales, y menos en una región “muy de izquierdas” y con muchos sectores sociales adictos a la subvención. Además, “a los socialistas no les pasa factura la corrupción, mientras que a nosotros nos pesa como una losa”, reiteran.

Críticas a la Moncloa por el descontrol en RTVE

El peculiar sistema de medios de comunicación en Andalucía también es señalado por los populares como un factor que explica la resistencia del electorado andaluz al cambio, los 33 años que lleva el PSOE al frente de la Junta. Las televisiones mandan, con la autonómica al frente, y ninguna es considerada afín o neutral, salvo TVE y sólo desde octubre pasado después de la caída de Leopoldo González-Echenique. Vuelven las críticas internas del PP hacia la Moncloa por haber permitido hasta el último tramo de la legislatura que la televisión pública de ámbito nacional siguiera, a juicio de los populares, una línea editorial contraria al propio Ejecutivo.

El expresidente de RTVE Leopoldo González-Echenique. (EFE)
El expresidente de RTVE Leopoldo González-Echenique. (EFE)

Sobre Ciudadanos, primero tachados de izquierdistas y luego de aficionados, los dirigentes del PP admiten que los representantes de la formación de Rivera que se han encontrado en los colegios electorales eran antiguos militantes o simpatizantes del PP “rebotados” o indignados por alguna de las medidas que ha tomado Rajoy desde el Gobierno. Y también apuntan que al menos la mitad de los votos que consiguió su competencia directa procedían del electorado propio de anteriores comicios.

“Habrá que ser mucho más sutiles en la crítica pública, frenarlos en el boca a boca con los nuestros para explicar que muchos de sus candidatos van a ser restos de los demás partidos, como UPyD o el PP, y estar atentos a su presencia en los medios para dejarlos en evidencia, pero sin faltar”. Esa es la reflexión que hace un responsable de organización de Génova que añade, no obstante, que la irrupción del partido de Albert Rivera es un fenómeno “muy de medios” igual que ocurrió en su día con la formación de Rosa Díez.

Campañas personales en ayuntamientos

Rajoy dijo en la última reunión del comité ejecutivo que el PP tenía que “ponerse las pilas” y trabajar más para ganar las elecciones de mayo. En fuentes de Génova aclaran que no era retórica, que se refería a insistir en la misma línea de los últimos meses: reuniones sectoriales con altos cargos, alcaldes, concejales, presidentes autonómicos y consejeros para explicar en todos los ámbitos lo que ha hecho cada cual desde sus responsabilidades y el puerta a puerta de toda la vida.

Las elecciones municipales no tienen nada que ver con las generales o autonómicas: la figura del alcalde es decisiva y se vota su gestión. Es la esperanza del PP para las principales capitales andaluzas (8 de 8 en manos populares) y del resto de España. Del éxito de los candidatos en esas ciudades depende para mantener a su vez mayorías de gobierno en las comunidades autónomas en liza, Madrid para empezar. La campaña se centrará en la figura de cada cabeza de lista, con la marca del partido al lado, pero con la sombra del Gobierno en segundo plano

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
81 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios