Es noticia
Menú
Marruecos reactiva las históricas minas del Rif para rivalizar con Argelia en la extracción de hierro
  1. Empresas
hace 40 años, dejaron de ser rentables

Marruecos reactiva las históricas minas del Rif para rivalizar con Argelia en la extracción de hierro

La reapertura de los cuatro yacimientos, cerrados en 1984, creará empleo en la provincia de Nador y quizá reduzca algo la presión migratoria sobre Melilla, situada a tan solo 20 kilómetros

Foto: Yacimiento de Setolazar. (ONHYM)
Yacimiento de Setolazar. (ONHYM)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Marruecos va a reabrir las históricas minas del Rif, aunque el tren con el mineral de hierro ya no llegará al cargadero de Melilla para ser exportado de ahí al mundo, como sucedió hasta 1980. Casi 40 años después del cese de la explotación de esos yacimientos del noreste de Marruecos —cerraron en 1984— por la Sociedad de Explotación de las Minas del Rif (Seferif), una empresa pública marroquí, y de la disolución de la Compañía Española de Minas del Rif, que fue su propietaria original, se volverá a extraer hierro en las inmediaciones de Melilla.

La Oficina Nacional de Hidrocarburos y de Minas de Marruecos (ONHYM), de quien depende la empresa rifeña, ha lanzado una licitación internacional para la adquisición de todos los yacimientos situados a tan solo una veintena de kilómetros de Melilla. El 10 de octubre organizará una visita al lugar y ha puesto el 1 de noviembre como fecha límite para la entrega de las ofertas.

Los cuatro yacimientos de Imnassen, Setolazar, Axara y Wixane albergan un potencial de 35,1 millones de toneladas de mineral de hierro, según la evaluación de la OMHYN recogida en su pliego de condiciones. Están situados a 20 kilómetros del puerto marroquí de Beni Enzar, pegado a Melilla, por donde se podría exportar. Desde que empezaron a ser explotadas, en 1908, hasta el cese de operaciones, en 1984, se extrajeron de esas minas unos 48 millones de toneladas de mineral de hierro vendido sobre todo en España y en el Reino Unido.

Del que fue el mayor emplazamiento industrial de Marruecos cuando accedió a la independencia, en 1956, no queda prácticamente nada. Las antiguas infraestructuras, incluido el ferrocarril que cruzaba Beni Enzar hasta llegar al puerto de Melilla, han sido desmanteladas, así como el hormigón utilizado para el sostenimiento de túneles y pavimento. La maquinaria y los vagones, que hoy en día serían obsoletos, fueron revendidos en los ochenta en América Latina.

placeholder Yacimiento de Wixane. (ONHYM)
Yacimiento de Wixane. (ONHYM)

Como sucede con otras minas cerradas de Marruecos, un puñado de lugareños se adentran a escondidas por sus galerías, corriendo grandes riesgos para su seguridad, para extraer artesanalmente la barita azul, un mineral asociado a óxidos de hierro y de manganesio. Se emplea en la fabricación de pinturas y pigmentos.

Antes de la independencia de Marruecos, las minas del Rif generaron, directa e indirectamente, unos 7.500 puestos de trabajo, de los que unos 500 eran desempeñados por españoles. Cuando cerraron, apenas empleaban a 3.000 personas. La empresa que gane la licitación se comprometerá a desarrollar un plan social para toda la zona minera. La provincia de Nador (506.000 habitantes), que rodea Melilla, ha padecido, como todo Maruecos, la crisis económica provocada por la pandemia y ahora por la inflación consecuencia de la guerra en Ucrania. A ese doble golpe se añade el cierre del contrabando con Melilla en marzo de 2020, que alcanzaba los 450 millones de euros anuales, según una estimación efectuada por la Delegación del Gobierno en la ciudad hace ya 20 años.

placeholder Embarque del mineral de hierro por la grúa en el puerto de Melilla. (Wikipedia)
Embarque del mineral de hierro por la grúa en el puerto de Melilla. (Wikipedia)

Al licitar las minas, Rabat quiere “responder indirectamente a las promesas hechas a España en materia de control de flujos migratorios y también aliviar la presión demográfica sobre los enclaves de Ceuta y Melilla”, en línea con lo acordado en la declaración conjunta hispano-marroquí del 7 de abril, señaló ayer el diario digital marroquí 'Le Desk'. Generar puestos de trabajo en Nador no significa que los subsaharianos no afluyan en masa hasta los alrededores de Melilla con la intención de saltar la valla.

La iniciativa de Amina Benkhadra, directora general de ONHYM, se enmarca también en la eterna rivalidad entre Marruecos y Argelia, opinan fuentes diplomáticas europeas en Rabat. A mediados de agosto, se empezó a extraer mineral de hierro de la mina argelina de Gara Djebilet, situada en el suroeste del país, muy cerca de Tinduf y de la frontera marroquí.

placeholder Yacimiento de Axara. (ONHYM)
Yacimiento de Axara. (ONHYM)

Descubierta en 1952, la gigantesca mina de 131 kilómetros cuadrados, la mayor de África, tiene unas reservas explotables de 1.700 millones de toneladas, aunque hasta 2025 la producción anual no rebasará los tres millones. La Empresa Nacional del Hierro y del Acero de Argelia (Feraal) firmó en 2017 un memorando con la sociedad estatal china Sinosteel, a la que encargó estudios sobre su viabilidad y desarrollo. El elevado contenido de fósforo del mineral de hierro requiere efectuar una compleja desfosforación que complica la explotación y reduce su rentabilidad.

Aun así, cuando en la segunda mitad de esta década la producción rebase los 40 millones de toneladas anuales, Argelia se colocará a la cabeza de la industria metalúrgica y siderúrgica en África. Ya es el primer productor de hidrocarburos del continente, por delante de Nigeria.

placeholder Yacimiento de Axara. (ONHYM)
Yacimiento de Axara. (ONHYM)

En 1972, cuando su relación no era tan tensa, Argelia y Marruecos suscribieron un convenio para explotar conjuntamente esos yacimientos de Gara Djebilet adyacentes a la frontera marroquí. El mineral hubiese sido transportado por tierra hasta los puertos más cercanos, los de Casablanca o Agadir, y, de ahí, exportado por mar. Ahora, Sinosteel apuesta por construir una línea ferroviaria de Béchar hasta Tindouf para poder sacar el hierro a través del puerto argelino de Orán.

Argel se desdijo de ese acuerdo, firmado hace medio siglo, y Rabat da la impresión de reaccionar modestamente reactivando la explotación de las minas del Rif, cerradas hace 40 años porque entonces no eran rentables.

Marruecos va a reabrir las históricas minas del Rif, aunque el tren con el mineral de hierro ya no llegará al cargadero de Melilla para ser exportado de ahí al mundo, como sucedió hasta 1980. Casi 40 años después del cese de la explotación de esos yacimientos del noreste de Marruecos —cerraron en 1984— por la Sociedad de Explotación de las Minas del Rif (Seferif), una empresa pública marroquí, y de la disolución de la Compañía Española de Minas del Rif, que fue su propietaria original, se volverá a extraer hierro en las inmediaciones de Melilla.

Noticias de Marruecos
El redactor recomienda