Es noticia
Menú
Todo lo que se juega la economía española en el choque comercial con Argelia
  1. Economía
Gran importación de combustibles

Todo lo que se juega la economía española en el choque comercial con Argelia

El saldo comercial entre ambos países ha sido favorable a Argelia, puesto que en 2021 nuestras importaciones fueron de 4.768 millones de euros y las exportaciones solo 1.888 millones

Foto: Abdelmadjid Tebboune, presidente de Argelia. (EFE/Etorre Ferrari)
Abdelmadjid Tebboune, presidente de Argelia. (EFE/Etorre Ferrari)

Máxima tensión entre España y Argelia. El país del Norte de África ha suspendido su relación comercial con nuestro país horas después de la ruptura del Tratado de Amistad, debido al cambio de postura del Gobierno en su relación con Marruecos. Una decisión que tendrá consecuencias en la actividad comercial de ambos países y que supone un revés tras la firma en 1996 del Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI), que tiene el objetivo de proporcionar un ambiente estable y favorable para la inversión. Pero ¿qué se juega cada uno?

Aunque la relación comercial entre ambos ha ido a menos en los últimos años, la crisis energética como consecuencia de la guerra de Rusia en Ucrania ha supuesto un giro de 180 grados, puesto que el país africano contribuye con un importante aporte de combustibles, y es el segundo mayor suministrador tras Estados Unidos. Así, el saldo comercial entre ambos países ha sido favorable a Argelia (se imponen las importaciones españolas), puesto que en 2021 las importaciones fueron por valor de 4.768 millones de euros y las exportaciones de solo 1.888 millones, lo que arroja un saldo de -2.880 millones de euros. Cuantía que se reducía a -571 millones en 2020.

Misma radiografía que en el primer trimestre de este año, aunque incluso más desfavorable para España. Las importaciones fueron de 1.789,6 millones de euros, siendo 1.623,9 millones únicamente productos energéticos: 921 millones de euros en gas y 703 millones en petróleo. Por su parte, las ventas de nuestro país fueron de 472,9 millones, cuantía que supone la mitad del desembolso que hacemos en gas. El saldo comercial, por tanto, es de 1.316 millones en solo tres meses.

Argelia es el destino del 0,5% de nuestras exportaciones y supone el 1,7% de nuestras importaciones, según datos del Ministerio de Industria del primer trimestre del año. Históricamente, España ha recibido del país del Norte de África combustibles y aceites minerales, que acapararon más de nueve de cada 10 euros (91,7%) de nuestras importaciones, mientras que nosotros les hemos vendido, principalmente, metales industriales junto a papel y aparatos mecánicos.

La importancia de España para Argelia es significativa. Más de la mitad de sus exportaciones (56,3%) acabaron en la Unión Europea en 2020, siendo nuestro país responsable de un 9,8% de las mismas. Por su parte, las compras del país africano provenientes de Europa supusieron un 43,1% del total y aquí España aportó el 6,2% del total.

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (EFE/EPA/Julien Warnand)

Para alivio, de momento, la congelación del comercio exterior de Argelia no afecta a las exportaciones de hidrocarburos argelinos a España. “En lo concerniente al gas, la parte española deberá abonar el precio justo, al alza, como también otros clientes nuestros, especialmente los italianos, o, de lo contrario, deberá dejar paso a otros compradores que estén interesados”, según señaló una fuente diplomática argelina.

La reacción de España a la decisión de Argelia se desconoce. No obstante, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha informado este jueves de que el Gobierno está analizando las consecuencias de congelar el comercio exterior con España y dará una respuesta "serena, constructiva, pero firme" en favor de los intereses españoles. Todo ello, después de que los bancos argelinos hayan congelado las domiciliaciones bancarias relacionadas con las operaciones de comercio exterior de productos y servicios desde y hacia España.

Esta situación es un paso más en el debilitamiento de las relaciones de Argelia y España tras anunciar ayer la suspensión del Tratado de Amistad con España, después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmara en sede parlamentaria su giro respecto al Sáhara. En concreto, el capítulo dos del Tratado, que se firmó en 2002, contempla la cooperación económica y financiera, comprometiéndose España y Argelia a impulsar y reforzarlas con el fin de procurar la dinamización y modernización de la economía argelina mediante un impulso de las inversiones recíprocas. Para ello, preveían impulsar los contactos entre los sectores productivos y de servicios de ambos países, así como los proyectos de inversión y las sociedades mixtas. Entre los ámbitos de cooperación económica se precisó con especial atención el de los proyectos de infraestructura, particularmente en los campos de la energía, obras públicas y viviendas, transportes y comunicaciones, pesca marítima, protección del medio ambiente y gestión de recursos naturales.

Máxima tensión entre España y Argelia. El país del Norte de África ha suspendido su relación comercial con nuestro país horas después de la ruptura del Tratado de Amistad, debido al cambio de postura del Gobierno en su relación con Marruecos. Una decisión que tendrá consecuencias en la actividad comercial de ambos países y que supone un revés tras la firma en 1996 del Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI), que tiene el objetivo de proporcionar un ambiente estable y favorable para la inversión. Pero ¿qué se juega cada uno?

Argelia Exportaciones Importaciones Ministerio de Industria
El redactor recomienda