Es noticia
Menú
Las aerolíneas prevén precios "competitivos" para este verano
  1. Empresas
PREVISIONES

Las aerolíneas prevén precios "competitivos" para este verano

Las compañías aéreas se verán afectadas si sigue subiendo el precio del combustible y el efecto de la inflación

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Javier Gándara, presidente de ALA (Asociación de Líneas Aéreas), recuerda que el precio no lo dictan las compañías. Es obvio que la oferta y la demanda mandan, pero que, si la demanda no responde como se podría esperar, "los precios serán competitivos para este verano", asegura a El Confidencial.

Este es el escenario que prevé ALA para este verano: "Aunque estamos en un entorno de recuperación, no hay la misma alegría que antes de la pandemia, claro. Vamos a contar con los niveles de ocupación de hace tres años", admite Gándara en declaraciones a El Confidencial.

Esta previsión llega justo en un momento en el que el aumento del precio del queroseno, y sobre todo la tasa de inflación, con un IPC de niveles de la década de los 80 del siglo XX, afectan a las compañías aéreas que compraron a un coste muy elevado el combustible.

Cobertura del queroseno

IAG, la matriz de Iberia, Vueling y British Airways, cuenta con una cobertura del queroseno del 70% para el primer trimestre y del 60% para el resto de 2022. Para 2023, la protección desciende al 30%. El principal problema radica en que no solo hay que tener en cuenta el tanto por ciento de la cobertura, sino el precio al que se ha comprado, que, en el caso de algunas aerolíneas, se ha adquirido a 504 dólares la tonelada.

Si el combustible sigue subiendo, las compañías aéreas adelantan que aumentarán el precio de los billetes para 2023

Aunque la política de contención de precios se da por hecho para esta temporada alta, si el combustible sigue subiendo, las compañías aéreas adelantan que aumentarán el precio de los billetes para 2023: en estos momentos, el precio del barril cuesta el doble que en abril del año pasado.

Las aerolíneas ya cuentan para este verano con el 99,4% de los vuelos ofertados en 2019. A este buen dato se le añade el negativo por el que el queroseno supone el 30% de los costes para una compañía aérea. ¿Consecuencia? Que la recuperación se dé por descontada, pero tarde en llegar a la cuenta de resultados del sector aéreo. "Y que no aparezca ninguna otra variante de covid", confiesa Gándara a este diario.

Foto: EC.

Con todo, la situación es muy optimista si se compara con principios de este mismo año. En ese momento, como ya publicó El Confidencial, no se podía hacer previsión del tráfico aéreo. Ninguna compañía aérea podía planificar más allá de un mes vista. "Saber con antelación los 'slots', las franjas horarias de las que dispone una aerolínea en cada aeropuerto, es una quimera. La temporada alta es pensar muy a largo plazo. Siguen existiendo cancelaciones de vuelos programados. A pesar del interés en el viaje, las restricciones continuarán al menos en los próximos meses".

Congestión en Francia

En verano de 2021, la programación de los vuelos en la red AENA era del 60% de los que tenían en 2019. Había un 60% de ocupación frente al 85% de los niveles previos de la pandemia y no existían unas reglas claras porque cada país contaba con su propia normativa. Además, amplias capas de la población aún carecían de la dosis completa de vacunación del covid.

Gándara también quiere alertar de cómo la situación de la congestión aeroportuaria en Francia puede acabar afectando a las aerolíneas que operan en España. Se prevé un agravamiento de la situación en los próximos meses "debido a la reducción de actividad en el centro de control de Reims hasta finales de agosto por la implementación de un nuevo sistema de navegación aérea".

Y añade el también director general de easyJet para España y Portugal: "Habrá presión en la capacidad del centro de control de Marsella (determinante en la gestión de nuestro tráfico aéreo desde y hacia Europa), y acentuará la acusada saturación que arrastran ambos centros".

Javier Gándara, presidente de ALA (Asociación de Líneas Aéreas), recuerda que el precio no lo dictan las compañías. Es obvio que la oferta y la demanda mandan, pero que, si la demanda no responde como se podría esperar, "los precios serán competitivos para este verano", asegura a El Confidencial.

Aerolíneas Inflación IPC IAG Pandemia
El redactor recomienda