Es noticia
Menú
Las aerolíneas suben los precios… pero a los clientes les da igual
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
con los mercados bursátiles turbulentos

Las aerolíneas suben los precios… pero a los clientes les da igual

Tras muchos comienzos en falso, el período actual de inflación y agitación geopolítica puede ser el momento para que los inversores en aerolíneas se preparen para el despegue

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Delta Air Lines registró unas ventas de 9.300 millones de dólares en el primer trimestre del año, muy por encima de los 8.800 millones que preveía Wall Street. La mayor parte provino de la demanda reprimida de los consumidores, que se vio impulsada por el aumento de las tarifas aéreas, que, según los datos oficiales de Estados Unidos, son un 24% más altas que hace un año.

Las pérdidas ajustadas por acción de Delta fueron de 1,23 dólares, frente a los 1,27 dólares previstos por los analistas. Puede que no sea una mejora de expectativas espectacular —debido al impacto de ómicron a principios del trimestre—, pero la tendencia apunta a un auge en verano. La aerolínea con sede en Atlanta dijo que, en marzo, los registros de reservas impulsaron los márgenes operativos cerca del 10% y ayudaron a que los ingresos unitarios superaran los niveles prepandémicos por primera vez. En el segundo trimestre espera que los márgenes lleguen al 14% y que las ventas vuelvan casi a la normalidad.

La preocupación es especialmente aguda en Europa, donde los consumidores parecen mucho más vulnerables

Se trata de un mensaje contundente para los inversores del sector de la aviación, que se encuentran atrapados entre la esperanza de dejar atrás la pandemia y una avalancha de costes más elevados causados por la escasez de personal y el aumento de los precios de las materias primas, agravado por la guerra en Ucrania. Los transportistas están trasladando los gastos de combustible a los consumidores, pero la inflación, que ha alcanzado su nivel más alto en cuatro décadas, aumenta la posibilidad de que los hogares recorten sus gastos, incluidos los viajes. La preocupación es especialmente aguda en Europa, donde los consumidores parecen mucho más vulnerables.

Esta semana, sin embargo, la balanza se ha inclinado hacia el optimismo. Las acciones de Delta subieron cerca de un 4% el miércoles, elevando con ellas las de otras grandes aerolíneas estadounidenses.

Foto: Un avión de Iberia. (EFE/Mark R. Cristino)

El martes, American Airlines también proporcionó una actualización prometedora, y la aerolínea de bajo coste easyJet, con sede en Londres, dijo que las reservas en las últimas seis semanas habían estado funcionando por encima de los niveles de 2019. Las aerolíneas se ven obligadas a aumentar sus previsiones de costes, pero los ingresos y la capacidad suben aún más rápido. Y, por ahora, los pasajeros que viajan por ocio siguen pagando por cabinas 'premium' y comodidades adicionales, como asientos más espaciosos, a pesar de que las preocupaciones sanitarias disminuyen.

La capacidad de las líneas aéreas regulares ha experimentado una rápida recuperación a nivel mundial durante el último mes, según la empresa de datos de viajes OAG, especialmente si se excluye China, donde las políticas de cero covid están teniendo un impacto. Pero Europa occidental se encuentra en medio de un alentador repunte.

Se trata de un mercado crítico para el negocio de muchas aerolíneas, especialmente United Airlines y British Airways

Lo más importante es que ya no parece ser una historia centrada en un solo país. A finales de marzo, las reservas futuras no ajustadas entre el Reino Unido y Estados Unidos de abril a agosto superaban en un 700% el período comparable de 2021, según estimaciones de OAG. Delta dijo el miércoles que las ventas corporativas internacionales estaban al 50% de los niveles prepandémicos en marzo, lideradas por las rutas transatlánticas. Se trata de un mercado crítico para el negocio de muchas aerolíneas, especialmente United Airlines y British Airways.

Por supuesto, siguen existiendo grandes incertidumbres en lo que respecta a los viajes corporativos, los precios de las materias primas y la economía en general. Sin embargo, estos vientos en contra pueden haber abierto una ventana de oportunidad para invertir en algunas compañías selectas que parecen razonablemente baratas. La líder estadounidense de bajo coste Southwest Airlines, por ejemplo, tiene ahora un valor empresarial de 5,1 veces sus beneficios previstos para 2023, mientras que en 2019 cotizaba a 6,7 veces sus beneficios.

Los mercados bursátiles son especialmente turbulentos en estos momentos, pero las aerolíneas parecen mucho mejor preparadas para atravesarlas que hace un mes.

Delta Air Lines registró unas ventas de 9.300 millones de dólares en el primer trimestre del año, muy por encima de los 8.800 millones que preveía Wall Street. La mayor parte provino de la demanda reprimida de los consumidores, que se vio impulsada por el aumento de las tarifas aéreas, que, según los datos oficiales de Estados Unidos, son un 24% más altas que hace un año.

Aerolíneas Wall Street Ucrania Inflación Pandemia
El redactor recomienda