Es noticia
Menú
¿Dónde encontrar vuelos baratos? Las mejores webs y trucos para viajar en avión
  1. Viajes
Nunca ha sido tan fácil

¿Dónde encontrar vuelos baratos? Las mejores webs y trucos para viajar en avión

Encontrar ofertas de vuelos baratos es más fácil que nunca gracias a los buscadores y comparadores de billetes de avión

Foto: Encontrar vuelos baratos es una obsesión para los amantes de los viajes. (iStock)
Encontrar vuelos baratos es una obsesión para los amantes de los viajes. (iStock)

El siglo XXI puede definirse de muchas formas. La era de las telecomunicaciones, la era digital o la era de la información son algunos de los calificativos más comunes para la sociedad actual. Otra manera de referirse a ella, quizás más concreta, pero que de igual modo refleja con acierto la conectividad sin precedentes que caracteriza a estos tiempos sería llamarla la era de los vuelos baratos.

Nunca antes en la historia ha sido tan fácil cruzar el Atlántico, viajar de punta a punta de un continente o, incluso, desplazarse al extremo opuesto del globo terráqueo. Puede hacerse en un vuelo de apenas unas horas y casi desde cualquier parte del mundo, pues a día de hoy la mayoría de los países cuentan con aeropuertos internacionales con conexiones directas o indirectas a multitud de destinos.

Es aventurado decir que viajar en avión está al alcance de todos los bolsillos —porque hay quien no se puede permitir un vuelo transoceánico, por ejemplo—, pero sí es cierto que volar es diez veces más barato ahora que hace 50 años. No obstante, los precios son muy dispares, y dependen, en gran medida, del destino, la aerolínea que opere el vuelo y las condiciones del viaje. Tampoco es lo mismo reservar un asiento a última hora para una fecha con mucha demanda que hacerlo con antelación para un día laborable y sin festivos en el horizonte.

Desde Alma, Corazón y Vida, hemos preparado una selección de los mejores consejos para conseguir vuelos a un precio económico:

Páginas donde encontrar vuelos baratos

Lo primero es saber dónde buscar. En las últimas décadas, ha proliferado una gran cantidad de páginas webs y aplicaciones especializadas en el rastreo de vuelos. No hay trampa ni cartón. Al fin y al cabo, acaban redirigiendo a las propias webs de las aerolíneas, pero el secreto de su éxito es que aglutinan información de todas (o gran parte) de ellas, de tal manera que ahorran al usuario el tiempo de tener que ir de página en página en busca de la mejor opción para el viaje que desea. Algunas de las más útiles son las siguientes:

Por poner un ejemplo de cómo funcionan estas herramientas, en su mayoría cuentan con un buscador que permite elegir el aeropuerto de ida, el de vuelta, la fecha y el número de los pasajeros. El caso de Skyscanner es especialmente interesante, puesto que si el comprador no tiene claras sus preferencias puede buscar vuelos a "cualquier lugar" y quedarse con la opción más barata. Otras webs, como ViajerosPiratas, no cuentan con un buscador tan complejo, sino que su dinámica se basa en compartir chollos a diario.

Aerolíneas que ofrecen vuelos baratos

Otra buena opción es acudir directamente a las webs de las aerolíneas respecto a las cuales se tiene certeza que operan vuelos baratos. Para ello, hay dos opciones. Por una parte, se puede acudir a las compañías locales, que suelen ser las que mejores precios presentan en los trayectos con salida o destino en su sede. Por otra, siempre es posible recurrir a las 'lowcost', que ofrecen una tarifa más económica a cambio de eliminar algunos de los servicios que las aerolíneas tradicionales ofrecen.

Es muy importante tener en cuenta esto último. Una de las principales estrategias que estas empresas tienen para ahorrar costes es operar sus vuelos en aeropuertos alejados de los núcleos urbanos. Por ejemplo, si se quiere viajar a Londres, lo más probable es que estas compañías no vayan a Heathrow, el aeropuerto más cercano a la capital británica, sino a Stansted, el más lejano. Además, es habitual que los asientos de los pasajeros estén más juntos y no sean tan cómodos, así como que el personal a bordo sea menos numeroso.

También es recomendable consultar con detenimiento las condiciones del vuelo, teniendo en cuenta que, desde hace unos años, algunas de las aerolíneas de bajo coste 'sacan tajada' mediante servicios que antes incluían de serie y que, ahora, hacen pagar aparte al consumidor, como el equipaje de mano o la posibilidad de elegir asiento. Con todas estas consideraciones presentes, son muchas las compañías que garantizan precios bajos:

  • Ryanair (Europa, África y Asia occidental)
  • Vueling (Europa y África)
  • Easyjet (Europa)
  • Norwegian (Europa)
  • Transavia (Europa, África y América)
  • WizzAir (Europa)
  • Eurowings (Europa, África, América y Asia)
  • Jet2 (Reino Unido y España, principalmente)
  • Airbaltic (Europa central y oriental)
  • Pobeda (Europa central y oriental)
  • AirAsia (Asia)

Trucos para encontrar vuelos baratos

Una vez resuelto el dónde, toca saber el cómo. Mitos y realidades se mezclan cuando se analizan las mejores formas de encontrar vuelos baratos. Sin ir más lejos, es frecuente leer que las cookies almacenadas en el navegador dan 'pistas' a las aerolíneas, haciendo que suban el precio del billete, pero no hay ninguna evidencia de que esto ocurra. Tampoco la hay de que sea mejor esperar al último momento para adquirir un billete. De hecho, suele ser la peor decisión.

No hay fórmulas mágicas para que un vuelo caro se convierta en un chollo. A fin de cuentas, el precio lo determina la aerolínea, y el único poder del consumidor es decidir si lo acepta o no. Lo que sí existen son puntos clave para elegir la mejor opción dentro de las que hay en el mercado:

  1. Reserva el vuelo cuanto antes. Aunque el precio del billete no solo depende de la anticipación con que se compre, este es un factor determinante. Por lo general, el momento ideal para comprar un vuelo suele ser entre siete y diez semanas antes del viaje, según apunta Skyscanner en su blog.
  2. Prueba en distintos días de la semana. Siempre se ha dicho que el mejor día para reservar un vuelo es el martes y, hasta hace poco, podía considerarse cierto. El problema es que la mayoría de las aerolíneas ya no fijan sus precios de manera manual, sino que utilizan complejos algoritmos que tienen en cuenta el número de asientos disponibles, el tiempo, la popularidad del destino o los precios de la competencia, entre otros factores. Ahora que los precios de los billetes fluctúan a diario, lo más recomendable es sondear la evolución de los billetes dentro de la horquilla de entre siete y diez semanas mencionada en el punto anterior.
  3. A mayor flexibilidad, menor precio. Quienes hayan pensado en viajar a Irlanda para vivir la celebración de San Patricio o a Canarias para alejarse del frío deben saber que no son los únicos. Y ello se traduce en que los precios serán más altos. Si se tiene la posibilidad, lo más barato es viajar fuera de temporada. Si tampoco hay una preferencia clara por las fechas (viajar un miércoles en lugar de un viernes, por ejemplo), la probabilidad de encontrar un precio asequible aumentará. Los vuelos más baratos siempre serán los programados a última hora de la noche o primera hora de la mañana.
  4. Sondea otros aeropuertos cercanos. Si tampoco hay problema en desplazarse de un lugar a otro una vez llegados al destino, puede ser una buena opción consultar los precios de los aeropuertos de ciudades cercanas. Por lo general, suele haber mejores tarifas en los aeropuertos grandes, pero a veces hay aeropuertos regionales donde sale más barato. Eso sí, habría que sumar el precio del hipotético transporte en tren, autobús o coche.
  5. Haz la búsqueda para un solo pasajero. Si se viaja en grupo y no hay preferencia por sentarse juntos, es interesante probar a realizar la búsqueda uno por uno. Cuando en la web de una aerolínea se buscan vuelos para varios viajeros, puede ser que a uno de ellos se le asigne un asiento más caro en función de la disponibilidad. Normalmente, la compañía tenderá a igualar las condiciones del resto de asientos con el más caro.
  6. Ida y vuelta no siempre es más barato. Tradicionalmente, la forma más barata de volar era comprar un billete de ida y vuelta en una misma compañía, pero con la llegada de las 'low-cost' ya no es así en todos los casos. Las llamadas aerolíneas de bandera, como Iberia o British Airways, sí que suelen aumentar sus tarifas si la ida y la vuelta se compran por separado. No obstante, las de bajo coste permiten combinar viajes sin ningún suplemento. Por ejemplo, el cliente podría contratar la ida con Ryanair, a un precio de 30 euros; y la vuelta con easyJet, a 35 euros.
  7. Vuelos con ciudad oculta. Existe una práctica controvertida que algunos viajeros han usado hasta ahora para ahorrar. Consiste en aprovechar el vacío legal que sucede cuando el cliente compra un billete con una o varias escalas, pero se baja del avión antes de llegar al destino final. Por ejemplo, si un vuelo directo a Nueva York sale por 300 euros, mientras que uno a Toronto con escala en Nueva York cuesta 250, el usuario podría optar por la segunda opción y ahorrarse 50 euros. Ante el creciente número de personas que llevan a cabo esta argucia, compañías como Orbitz o United Airlines demandaron a la web Skiplagged. Otras, como Lufthansa, llevaron a juicio a determinados clientes. De momento, ningún tribunal les ha dado la razón. Por otra parte, conviene advertir el riesgo de que el equipaje acabe en la ciudad de la segunda escala y no donde se baja el pasajero.

Cómo encontrar vuelos baratos con Google Flights

Si hay una herramienta definitiva para encontrar vuelos baratos, esa es Google Flights. Lanzado en 2011 y perfeccionado con los años, se trata de un servicio de búsqueda que permite encontrar, al momento, las mejores opciones para viajar. No solo eso, sino que además incorpora varias funcionalidades que agradecerán los 'cazadores' de chollos.

En primer lugar, Google Flights ofrece lo mismo que los comparadores de vuelos citados en las líneas de más arriba. Sin entrar a valorar cuál recopila un mayor volumen de información y de qué manera la organiza, tanto en aquellos como en este se puede elegir un lugar de partida, un destino y las fechas de los viajes de ida y vuelta para que el buscador devuelva una lista de resultados. Asimismo, se puede segmentar por escalas, por aerolíneas o por duración del vuelo, entre otros filtros.

placeholder Así es el mapa de vuelos que ofrece Google Flights.
Así es el mapa de vuelos que ofrece Google Flights.

Lo más interesante es el apartado de 'fechas flexibles', en el que se puede elegir un mes, una semana, dos semanas o un fin de semana. Al seleccionar este parámetro, Google priorizará los vuelos por debajo de 50 euros y marcará con colores (verde para cuando haya bajada y rojo para cuando haya subida) si el precio está por debajo o por encima de lo habitual. Si además de ello se deja en blanco la casilla de destino, el buscador mostrará un mapa con las opciones más baratas para viajar, algo ideal para aquellos cuya preferencia es que el viaje sea económico por encima del emplazamiento en sí.

placeholder Así es el historial de precios que muestra Google Flights.
Así es el historial de precios que muestra Google Flights.

Otra función de mucha utilidad es el historial de precios de Google Flights. Una vez elegido el destino deseado, bastaría con hacer clic en 'gráfico de precios'. De ese modo, se puede saber cuáles suelen ser las mejores fechas para viajar a ese lugar, en qué época del año los vuelos son más caros y en cuáles son más baratos. Si ya se ha decidido el lugar al que ir, la web permite, también, realizar un seguimiento de los precios. Con solo clicar en 'seguir precios', el usuario recibirá actualizaciones por correo electrónico cuando los precios cambien.

El siglo XXI puede definirse de muchas formas. La era de las telecomunicaciones, la era digital o la era de la información son algunos de los calificativos más comunes para la sociedad actual. Otra manera de referirse a ella, quizás más concreta, pero que de igual modo refleja con acierto la conectividad sin precedentes que caracteriza a estos tiempos sería llamarla la era de los vuelos baratos.

Vuelos Baratos Aerolíneas
El redactor recomienda