Es noticia
Menú
Los grandes fondos regresan a España en la puja por créditos a pymes de Santander
  1. Empresas
PROYECTO TITÁN

Los grandes fondos regresan a España en la puja por créditos a pymes de Santander

Nombres como Cerberus, Deutsche Bank, Bain Capital y Fortress vuelven a poner España en su mapa de inversiones tras un año en el que incluso costaba obtener financiación

Foto: Sede de Santander en Lisboa. (Reuters)
Sede de Santander en Lisboa. (Reuters)

Los activos tóxicos españoles vuelven a estar en el radar de los grandes inversores internacionales. Un proceso competitivo lanzado por Santander ha hecho que grandes nombres como Cerberus, Bain Capital, Fortress y Deutsche Bank vuelvan a estar sobre la mesa, tras meses de poco apetito por las carteras de los bancos españoles.

La operación se trata del Proyecto Titán, con el que la entidad presidida por Ana Botín quiere desprenderse de créditos de pymes valorados en 600 millones de euros. Este proceso se ha beneficiado de dos circunstancias: ya se han aclarado muchas de las dudas que había hace un año sobre cómo iba a ser la recuperación económica y los bancos de inversión han vuelto a abrir el grifo del crédito para este tipo de operaciones.

Foto: Ana Botín, presidenta de Banco Santander. (EFE)

Así, al poco de estallar la pandemia, muchas grandes entidades norteamericanas como Goldman Sachs, JP Morgan, Morgan Stanley y Bank of America, y otras europeas como Deutsche Bank, decidieron cerrar el grifo de la financiación a este tipo de operaciones. Lo hicieron ante la incertidumbre de la magnitud que iba a tener la crisis sobre la morosidad.

El Banco de España llegó a pronosticar que la tasa de impagos se dispararía hasta el 11-14%, desde el 4,5% actual en que se ha mantenido —e incluso bajado algunas décimas—. Medidas como los avales del ICO (Instituto de Crédito Oficial) y los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo).

Reactivación

En el último año, la actividad ha sido residual, con operaciones puntuales y a precios bajos. La estabilización que se ha consolidado en los últimos meses hace que los fondos oportunistas y los bancos de inversión vuelvan a estar cómodos con hacer compras en España. De lo que se ha beneficiado en su operación Santander.

Este proceso salió al mercado en septiembre de la mano de Alantra. Entre ese mes y octubre, se recibieron y analizaron las ofertas no vinculantes, que han dado paso a tres grupos finalistas que pujarán por los activos de Santander.

Son dos consorcios formados por Bain Capital y Fortress y Deutsche Bank, junto a Byview y Tilden. Junto a ellos también ha entrado a competir Cerberus, uno de los mayores fondos inmobiliarios en España.

placeholder La presidenta de Santander, Ana Botín, y el CEO, José Antonio Álvarez. (Reuters)
La presidenta de Santander, Ana Botín, y el CEO, José Antonio Álvarez. (Reuters)

El cierre de la venta se espera para antes de finales de año, de modo que el grupo financiero pueda contabilizar sus efectos en las cuentas de 2021. Esta operación es importante para Santander por partida doble, ya que es la entidad con mayor negocio de pymes en España, tras el heredado de la compra de Banco Popular, y es una de las que mayor morosidad tienen heredada de la anterior crisis, en parte también por la adquisición de 2017.

Por ello, la entidad presidida por Botín ha acelerado en los últimos meses la venta de créditos tóxicos, convirtiéndose en el banco español más activo en este terreno. En lo que va de año, ha vendido una cartera de préstamos corporativos —600 millones— a Marathon, una de hipotecas —200 millones— a CPPIB y su exposición en Hesperia —136 millones— a Bybrook.

Los activos tóxicos españoles vuelven a estar en el radar de los grandes inversores internacionales. Un proceso competitivo lanzado por Santander ha hecho que grandes nombres como Cerberus, Bain Capital, Fortress y Deutsche Bank vuelvan a estar sobre la mesa, tras meses de poco apetito por las carteras de los bancos españoles.

Santander Alantra (banco de inversión)
El redactor recomienda