Es noticia
Menú
Barceló negocia con los Hidalgo la compra de Be Live, la cadena de hoteles de Globalia
  1. Empresas
NEGOCIACIONES AVANZADAS

Barceló negocia con los Hidalgo la compra de Be Live, la cadena de hoteles de Globalia

Los dueños de Barceló Hotels consideran que el acuerdo permitiría potenciar las sinergias de cara a una recuperación mundial del turismo

Foto: Hotel de Be Live en Mallorca.
Hotel de Be Live en Mallorca.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los Hidalgo y los Barceló quieren extender la alianza que emprendieron cuando ambas familias firmaron la fusión de sus dos agencias de viajes. Según fuentes próximas a la operación, los dos grupos turísticos están negociando en estos momentos la compra por parte del 'holding' mallorquín de Be Live, la cadena hotelera de Globalia, que lleva en venta cerca de un año. El acuerdo está pendiente del análisis interno de las cuentas o ‘due diligence’.

Según estas fuentes, los Barceló quiere quedarse con los cerca de 35 establecimientos de Be Live, localizados principalmente en Cuba, República Dominicana, Marruecos, Portugal, Colombia, Baleares y Canarias. La cadena de los Hidalgo cuenta con unas 11.000 habitaciones de gama alta en hoteles de cuatro y cinco estrellas, todos vacacionales. La mayoría de los hoteles estuvieron cerrados en 2020 por las restricciones a la movilidad impuestas por las administraciones y el consecuente desplome del turismo.

El tamaño de Barceló es mucho más grande. La corporación turística mallorquina dispone de la segunda cadena más grande de España, con hasta 265 hoteles situados en América Latina, Europa, EEUU, África, Oriente Medio y China. Estos establecimientos suman 60.200 habitaciones, de las que el 30% es en propiedad, 26% en alquiler, 43% en gestión y 1% en franquicia.

Foto: Javier Hidalgo. (Carmen Castellón)

Los planes del grupo balear son abrir nuevos hoteles en Alicante, Cádiz y Málaga, y ocho hoteles en destinos internacionales como Dubái, donde el pasado 11 de febrero inauguró el Occidental Al Jaddaf, quinto hotel en Emiratos Árabes Unidos. La compañía ya opera 19 establecimientos entre Oriente Medio y norte de África, amén de haber comprado unos terrenos en Zanzíbar (Tanzania) para construir otro complejo turístico. Un plan de crecimiento que implicará aumentar la presencia en Portugal y expandirse por el océano Indico con la gestión de dos resorts en Sri Lanka y otros dos en Maldivas, así como entrar en Indonesia.

Los dueños de Barceló Hotels consideran que el acuerdo permitiría potenciar las sinergias de cara a una recuperación mundial del turismo, ya que la familia mallorquina tiene una importante implantación en los destinos donde está Be Live. Para Globalia, se trata de otra desinversión por parte del 'holding', que ya vendió Air Europa a Iberia por 500 millones, pendiente de la autorización por parte de la Comisión Europea. El 'holding' también tiene en la hoja de las desinversiones su negocio de 'handling' o asistencia en tierra de los aeropuertos.

Foto: Un avión de Air Europa en Mallorca. (EFE)

La familia de origen salmantino también alcanzó un acuerdo, precisamente con Barceló, para fusionar Viajes Halcón con Avoris y crear el mayor grupo turístico 'retail' de España, con 4.000 millones de euros de ventas en un año normal, sin pandemia. Los Hidalgo se quedaron con el 49,5% del nuevo grupo, mientras que los mallorquines tomaron el 50,5% y la gestión. La relación con sus antiguos competidores y ahora socios es buena, por lo que ambas partes han convenido que sería conveniente extender la alianza al sector de los hoteles.

Intento fallido

Globalia, que está siendo asesorado por EY, negoció hace unos meses una integración con Blue Bay Hoteles. Pero esas conversaciones no llegaron a buen puerto, entre otros aspectos porque el impacto de la pandemia en el sector hacía muy difícil calcular el valor real de ambas sociedades. Inicialmente, Be Live se tasó en unos 500 millones de euros, valoración que el covid-19 ha echado por tierra.

Según documentación interna de la operación, dada la incertidumbre estimativa del momento y duración de la recuperación tras la pandemia, tanto Barceló como Globalia estiman que los niveles de actividad y de beneficio operativo o ebitda previos a la crisis sanitaria se recuperarán en 2023 para la división hotelera y en 2024 para el negocio de agencias de viajes. Barceló perdió 110 millones de euros (137 millones sin la normativa sobre alquileres) en 2020, con un ebitda negativo de 28 millones, lo que lo llevó a aprovisionarse de liquidez por 570 millones para afrontar un también difícil 2021.

Los Hidalgo y los Barceló quieren extender la alianza que emprendieron cuando ambas familias firmaron la fusión de sus dos agencias de viajes. Según fuentes próximas a la operación, los dos grupos turísticos están negociando en estos momentos la compra por parte del 'holding' mallorquín de Be Live, la cadena hotelera de Globalia, que lleva en venta cerca de un año. El acuerdo está pendiente del análisis interno de las cuentas o ‘due diligence’.

Globalia Air Europa
El redactor recomienda