intervención de la aerolínea

Solución al dilema Globalia: rescatar Air Europa con préstamos participativos

Entre las tres diferentes opciones que tiene el Estado para intervenir la aerolínea y fusionarla con Iberia, la opción de los préstamos participativos para ser la que logra más respaldos

Foto: Un avión de Air Europa en Mallorca. (EFE)
Un avión de Air Europa en Mallorca. (EFE)
Adelantado en

La cuenta atrás para el rescate de Air Europa ha comenzado. La aerolínea del grupo Globalia está negociando con la Sepi –Sociedad Estatal de Participaciones Industriales- un rescate que le permita reequilibrar su balance y salvar el crítico momento que vive por la pandemia del Covid-19, negociaciones que las dos partes quieren tener resueltas antes de concluir agosto.

La gran incógnita que sigue habiendo sobre la mesa es cómo se estructurará este plan, que cuenta con las bendiciones del Ministerio de Transportes, ya que el Fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas, creado por el Gobierno de Pedro Sánchez para salir en respaldo de grupos críticos para la economía nacional, contempla tres opciones: préstamos participativos, compra de deuda subordinada o suscripción de acciones.

Las fuentes consultadas por El Confidencial aseguran que, tanto por el lado del Gobierno, como por parte de la familia Hidalgo, dueña de Air Europa, la fórmula preferida sería intervenir por medio de préstamos participativos, que la Sepi ejecutaría solo en caso de impago, y que, al mismo tiempo, permitiría a Hidalgo seguir presente en la gran operación de fondo que está detrás de todos estos movimientos: la venta a Iberia.

La aerolínea de bandera española, que junto a British Airways conforma el gigante de la aviación IAG, había llegado a un acuerdo de compra de Air Europa por 1.000 millones, con una penalización de 40 millones en caso de incumplimiento. Sin embargo, las excepcionales circunstancias que ha traído consigo la pandemia han llevado a la empresa dirigida por Luis Gallego a exigir una fuerte rebaja de precio, que diferentes fuentes cifran entre el 40% y el 50%, para completar la operación.

Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia. (EC)
Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia. (EC)

Desde Air Europa se ha visto este movimiento como una jugada de Iberia para intentar llevar a su grupo al borde del abismo y así poder comprar más barato, un crítico escenario que ha conseguido esquivar gracias a que Transportes ha dictaminado que se trata de una empresa estratégica y, por tanto, que puede acogerse al Fondo de rescate del Covid.

Con este nuevo contexto, AIG ha puesto la condición, para cerrar la compra, de que el Estado primero sanee Air Europa, para lo cual se está llevando a cabo actualmente un profundo trabajo de intercambio de documentación e información con Air Europa.

El momento actual, sin visibilidad alguna sobre cuál puede ser el futuro de la aviación, carga de razones a Iberia para mostrarse reticente a la compra y poner condiciones. La otra cara de la moneda es el carácter estratégico que Transportes confiere a la aerolínea por sus las rutas que mantiene con Latinoamérica y el papel que estas juegan dentro del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Una integración con Iberia permitiría, a ojos del Ejecutivo, potenciar el 'hub' de la capital, argumentos que están detrás de la decisión de salir en apoyo de Air Europa con una fórmula que permita encajar todas las piezas del puzzle.

Además de esta batalla en los cielos, la familia Hidalgo está jugando otras dos importantes partidas en la tierra: la fusión de su cadena hotelera Be Live con Bluebay, que se encuentra en negociaciones, y la fallida integración de Halcón Viajes con Avoris, la agencia de viajes de Grupo Barceló, que por el momento se ha pospuesto al próximo ejercicio, también debido al Covid.

Aunque, en principio, se trata de compañías independientes, pero que comparten accionista, algunos observadores apuntan a que, en función de cómo sea el acuerdo entre la Sepi e Hidalgo, el Estado podría llegar a opinar, y algo más, sobre estos otros frentes. No obstante, otras fuentes aseguran que tal posibilidad, de poderse ejecutar, habría perdido fuerza gracias a cómo se han encaminado las negociaciones con el Gobierno, un balón de oxígeno que, según ha confesado en su círculo cercano, han devuelto la tranquilidad a Javier Hidalgo, consejero delegado del grupo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios