Telefónica convertirá Movistar en un 'Google de contenidos' ante el rodillo de Amazon
  1. Empresas
ANTE LA CAíDA DE CLIENTES

Telefónica convertirá Movistar en un 'Google de contenidos' ante el rodillo de Amazon

El consejo de administración de la filial de contenidos se reúne para cambiar la estrategia de la plataforma, que ha perdido más de 130.000 clientes en los últimos 12 meses

placeholder Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Telefónica Audiovisual Digital, la filial de la operadora que gestiona los contenidos de Movistar+, ha reunido su consejo de administración para atacar una situación de crisis que afecta directamente a la cotización del grupo. Según fuentes financieras, los gestores de la filial de producción de series y compra de derechos para su televisión de pago han decidido transformar la actual plataforma en un agregador de aplicaciones donde el cliente pueda encontrar cualquier servicio de entretenimiento con independencia de dónde proceda, ya sea de Netflix, Disney o Amazon.

Sergio Osle, presidente de Movistar+ y consejero delegado de Telefónica España, ha propuesto dar un cambio total al canal de televisión de la operadora ante la imposibilidad de poder competir con las grandes empresas de 'streaming' estadounidenses, como Netflix, Disney+, Amazon Prime Video o la rusa Dazn. Aunque la compañía ha integrado en su oferta comercial la posibilidad de contratar estos competidores dentro de Movistar, el usuario tiene que seguir navegando aplicación por aplicación para decidir qué serie, película o espectáculo deportivo quiere ver. Una selección a la que, según un estudio de una consultora contratada por Telefónica, los suscriptores dedican unos 20 minutos.

La decisión de Osle se debe a la pérdida paulatina de clientes de Movistar+, de cuyo servicio se han dado de baja unas 130.000 personas en el último año en España. El número de suscriptores ha caído hasta los 3,89 millones, una cifra que Telefónica no registraba desde 2017, pese a que en los últimos cuatro años ha crecido de forma sustancial el parque de usuarios que eligen ver la televisión a la carta, frente a los canales comerciales tradicionales.

Foto: Imagen: Irene Gamella.

La estrategia de Osle pasa por que Movistar+ sea lo que internamente se ha definido como un 'Google de contenidos', en cuya plataforma se agregarían las series, películas o deportes de cualquier aplicación de 'streaming', dando la posibilidad al cliente de que elija cualquier producto con independencia de quién sea el propietario o qué OTT lo ofrezca originalmente. De esta forma, Telefónica evitaría la sangría de usuarios ante la competencia cada vez mayor de Netflix, Disney+ y, especialmente, Amazon Prime Video.

La multinacional estadounidense se ha colado, según distintas fuentes, en hasta cinco millones de hogares españoles, por lo que ya tendría más clientes que Movistar+. Amazon no detalla oficialmente el número de usuarios por países, pero su huella se ha extendido en las grandes ciudades a una velocidad con la que Telefónica no puede competir. Sobre todo si, como se da por hecho, se hace también con los contenidos del fútbol, el principal producto con el que la española retiene a sus suscriptores.

La evolución de Telefónica España y de Movistar+, como parte de su oferta, en particular preocupa y mucho a José María Álvarez-Pallete. Una vez reducida la deuda por debajo de los 30.000 millones de euros, gracias a las desinversiones, y con el viento a favor de las divisas latinoamericanas, que tanto han castigado la cuenta de resultados, los analistas han puesto su foco en la evolución de la división nacional.

Las dudas de los brókeres

Un informe reciente de Citi vuelve a advertir de la mala previsión de los negocios locales, lo que le lleva a fijar en 3,75 euros el precio objetivo de la cotización. En otras palabras, que la acción de Telefónica, que se cambia en bolsa precisamente a 3,7 euros, no tiene recorrido alcista mientras no resuelva la situación de España o adopte alguna decisión extraordinaria, como la venta parcial de su valiosa red de fibra óptica.

Por su parte, Morgan Stanley remitió un informe a sus clientes el pasado 12 de julio donde describía la situación del mercado de las telecomunicaciones en España en relación con los contenidos y las infraestructuras. Para el banco estadounidense, "mantener los derechos del fútbol es clave para la segmentación y estrategia de la oferta comercial prémium de Telefónica", que tiene un ARPU de 90 euros frente a los 50-60 de sus competidores.

El bróker prevé que la multinacional española ganará la subasta para ofrecer la Liga los próximos cinco años, pero da por hecho que ya no los tendrá en exclusiva y que Amazon se quedará con jornadas enteras o partidos clave, como ha ocurrido ya en Inglaterra, Francia, Italia y Alemania. Una disrupción de la forma de ver el fútbol que se ha convertido en un claro riesgo para Telefónica, que hasta la fecha ha tenido problemas para rentabilizar los más de 1.200 millones anuales que destina a comprar derechos deportivos para Movistar+.

Amazon Prime Video José María Álvarez Pallete Morgan Stanley TV de pago Citi
El redactor recomienda