Marie Claire estrena el fondo de rescate covid valenciano con una inyección de 12 millones
  1. Empresas
PARA REESTRUCTURAR TODA SU DEUDA

Marie Claire estrena el fondo de rescate covid valenciano con una inyección de 12 millones

La compañía de Vilafranca, ahora en manos de un proveedor de Inditex, agota la primera dotación del vehículo creado por la Generalitat para salvar empresas consideradas 'estratégicas'

placeholder Foto: Marie Claire se especializó en medias y ropa interior femenina.
Marie Claire se especializó en medias y ropa interior femenina.

La histórica firma textil Marie Claire será la primera compañía auxiliada por el llamado Fondo Valenciano de Resiliencia, habilitado por la Generalitat para sostener empresas consideradas 'estratégicas' en la autonomía. El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) tiene previsto aprobar hoy una primera dotación de 9,5 millones de euros, en forma de préstamo sénior de 7,7 millones y un crédito participativo por valor de otros 1,8 millones de euros. En fechas posteriores, completará la operación con una nueva inyección subordinada de 2,5 millones, hasta alcanzar una cifra total de 12 millones de euros.

La financiación está garantizada con la propia factoría de Marie Claire en Vilafranca del Cid y las acciones de la sociedad, que serán pignoradas, según ha podido saber El Confidencial de fuentes conocedoras de la operación, que se aprobará este miércoles.

Foto: El centro logístico de Marie Claire en Borriol, arrendado a GreenOak.

El Fondo de Resiliencia de la Generalitat es un instrumento ideado con motivo de la pandemia como mecanismo de último recurso para empresas consideradas clave en términos de influencia territorial y empleo, que hayan agotado otras posibilidades para evitar la quiebra y que no encajen por su tamaño en el fondo de rescate del Gobierno que canaliza la SEPI. El fondo valenciano está dotado actualmente con 10 millones de euros, pero funciona a demanda, es decir, recibe recursos de la Administración autonómica en función de las propuestas que recibe. Marie Claire ha sido la primera y obligará a ampliar la capacidad financiera del vehículo.

La compañía de Castellón, de la que dependen cerca de 600 familias en la comarca del Alt Maestrat, venía arrastrando problemas de solvencia y ajustes de empleo desde hace años, pese a haber recibido oxígeno también desde el mismo IVF. El covid ha estado a punto de darle la puntilla. Que el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, sea oriundo de la cercana Morella es un factor que explica el afán por dar cobertura pública a la empresa y propiciar su salvamento en la que no ha sido la primera operación de préstamo procedente de las arcas públicas.

La duda es si la nueva inyección servirá para salvar la empresa o tener un nuevo Santana Motor o Kelme

La duda es si la nueva inyección es otra patada hacia delante en un caso de sostenimiento con respiración artificial, como el que pudo hacer la Junta de Andalucía con Santana Motor o la propia Generalitat con Kelme, o de verdad sirve para reflotar a largo plazo el proyecto industrial de la histórica marca, fundada por la familia castellonense Aznar en los años cincuenta como continuidad de un negocio centenario de taller textil.

El último plan de viabilidad presentado por los dueños y gestores no convenció a la Administración pública, que promovió un cambio en la propiedad y en el modelo de gestión.

Así fue como llegó hasta Vilafranca la propuesta de Think Textil, el proveedor de soluciones textiles de Inditex con sede social en Leganés, que comandan Álvaro Bordils (ex Atitlan) y David Lasheras. Este grupo empresarial tiene previsto quedarse el 100% del accionariado y asumir activos y pasivos. La compraventa solo tiene pendiente la firma, pero está comprometida.

Foto: El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig. (EFE)

Ahora, la inyección del Fondo de Resiliencia servirá, según contemplan los acuerdos, para reestructurar todo el balance. La primera inyección de 9,5 millones se destinaría a atender las nóminas impagadas, las facturas pendientes de pago a proveedores y la deuda financiera a cambio de la promesa del mantenimiento de la actividad y el empleo. La plantilla actual está afectada por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Las cláusulas del acuerdo de financiación incluyen también condicionales con respecto a posibles nuevos expedientes de empleo o acuerdos de externalización de la actividad. Es decir, la base productiva de Marie Claire deberá ser la actual, con la factoría de Vilafranca y el centro logístico en Borriol, también en Castellón.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Resiliencia Pandemia Créditos participativos Noticias de Comunidad Valenciana Industria textil
El redactor recomienda