Es noticia
Menú
Think Textil, los proveedores de Inditex que se han quedado la histórica Marie Claire
  1. Empresas
DIRIGIDA POR UN EX ATITLaN

Think Textil, los proveedores de Inditex que se han quedado la histórica Marie Claire

El operador logístico que dirige Álvaro Bordils (ex de Atitlan) se hace con el 100% con respaldo del Instituto Valenciano de Finanzas. La cotizada de Amancio Ortega es el principal cliente

Foto: El centro logístico de Marie Claire en Borriol, arrendado a GreenOak.
El centro logístico de Marie Claire en Borriol, arrendado a GreenOak.

El grupo logístico Think Textil, con sede social en Leganés (Madrid), confirmó este jueves la adquisición de la propiedad de Marie Claire, la histórica compañía de Vilafranca del Cid (Castellón). La operación, que lleva meses fraguándose, se produce después de un nuevo ejercicio de número rojos en la firma textil y cuenta con el respaldo del Instituto Valenciano de Finanzas, que había puesto como condición para seguir insuflando oxígeno financiero un cambio de rumbo en el modelo de gestión, que se consideraba agotado, y que se ha traducido finalmente en la entrada de un inversor. El cambio de dueño fue comunicado este miércoles al comité de empresa.

Think Textil asume el 100% del capital, con sus activos y sus pasivos, con la intención de reflotar una empresa estratégica en la provincia de Castellón de la que comen 600 familias de manera directa. Los algo más de 25 millones de euros de facturación no impidieron que el último ejercicio se cerrase con más de cuatro millones de pérdidas, si bien Marie Claire conserva el intangible de la marca y redes de comercialización consolidadas durante años. La empresa tenía ya problemas para pagar las nóminas, pero no había recurrido al mecanismo del ERTE, que hubiera aliviado temporalmente la situación de la plantilla en un contexto de descenso de la producción. No es descartable que esa sea la primera solución que adopten los nuevos gestores.

El nuevo propietario aporta un importante conocimiento de la red logística textil, con Inditex como principal cliente, lo que puede abrir un nuevo horizonte comercial a Marie Claire. Think Textil es una empresa con 30.000 metros cuadrados operativos en plataformas en Madrid, Zaragoza, Galicia y Cataluña. En 2018, facturó 27,5 millones de euros, aunque cerró con ligeras pérdidas de algo más de 190.000 euros. Tiene como director general al valenciano Álvaro Bordils, licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Valencia, MBA en el Instituto de Empresa y hasta hace poco más de año y medio director de Proyectos y Gestión de Inversiones en Atitlan, el grupo inversor de Roberto Centeno y Aritza Rodero. Allí estuvo durante siete años hasta que surgió la oportunidad de dirigir Think Textil. Es, además, colaborador de la escuela de negocios EDEM, vinculada a la Asociación Valenciana de Empresarios y apadrinada por Juan Roig, el dueño de Mercadona.

placeholder Álvaro Bordils (d) y Luis Vázquez, director general y director de Operaciones de Think Textil.
Álvaro Bordils (d) y Luis Vázquez, director general y director de Operaciones de Think Textil.

Bordils llegó a Think Textil en 2019, coincidiendo con la salida del accionariado de Rafael Martín Sanz (Aletba) y Jesús García Rojo (CIP Internacional), que a su vez habían comprado la empresa al fondo Springwater en 2016. Cosenza Inversiones, ligada a David Lasheras, aparece ahora como accionista último del comprador de Marie Claire. La propia Think Textil es un empresa que pasó por sus complicaciones financieras. "Álvaro tenía una posición cómoda con nosotros y decidió asumir el reto de reflotar un empresa como Think Textil. Ahora quiere hacer lo mismo con Marie Claire y puede aportar mucho porque tiene esa experiencia", señalan desde el entorno de Atitlan.

El giro en el capital y en la gestión de Marie Claire facilitará que la Generalitat inyecte nuevos recursos para facilitar la viabilidad del proyecto. Así lo señalaron fuentes del IVF que dirige Manuel Illueca, que no descartaron que la firma textil pueda entrar en el perímetro del Fondo Valenciano de Resiliencia, el vehículo dotado con 10 millones de euros de la Administración que preside Ximo Puig dirigido a adoptar medidas específicas y con carácter extraordinario para reforzar la solvencia de empresas no financieras que se hayan visto fuertemente afectadas por el impacto del covid-19.

Foto: La comisionada de compras de la Generalitat, en el almacén con la reserva de material sanitario. (Pau Llorca)

Maire Claire ha entrado además en el acuerdo marco de la Conselleria de Sanidad como proveedor de productos textiles de protección contra el coronavirus, aunque esto parece no haber sido suficiente para sostener la viabilidad económica y la supervivencia del equipo gestor, que a su vez era dueño de la empresa.

A juicio del IVF, el plan de Think Textil parece de entrada viable para la continuidad del negocio. "Conoce el sector, puesto que se dedica a la logística del textil, con décadas de experiencia, con capacidad para generar sinergias, y se ha comprometido a mantener la experiencia y la labor de sus trabajadores, ya que muchos de ellos llevan décadas en Marie Claire", señalaron fuentes del banco público de la Generalitat.

"Desde el IVF, en ningún momento se ha dejado de trabajar para buscar una solución para una empresa que consideramos estratégica, dado que se encuentra en una zona en riesgo de despoblación de la que depende prácticamente una comarca entera y más de 600 familias. Además, es una empresa valenciana histórica cuyo producto es reconocido en el sector por miles de personas. Por ello, para la Generalitat, siempre ha sido una cuestión de responsabilidad social garantizar la viabilidad de esta empresa estratégica y ayudarles a buscar una solución para su situación económica y para su proyecto empresarial, como sucede con todas las empresas estratégicas".

El grupo logístico Think Textil, con sede social en Leganés (Madrid), confirmó este jueves la adquisición de la propiedad de Marie Claire, la histórica compañía de Vilafranca del Cid (Castellón). La operación, que lleva meses fraguándose, se produce después de un nuevo ejercicio de número rojos en la firma textil y cuenta con el respaldo del Instituto Valenciano de Finanzas, que había puesto como condición para seguir insuflando oxígeno financiero un cambio de rumbo en el modelo de gestión, que se consideraba agotado, y que se ha traducido finalmente en la entrada de un inversor. El cambio de dueño fue comunicado este miércoles al comité de empresa.

Castellón Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda