Merlin frena a BBVA y retrasa al año que viene cualquier cambio de poder en DCN
  1. Empresas
Operación Chamartín

Merlin frena a BBVA y retrasa al año que viene cualquier cambio de poder en DCN

La socimi ha conseguido las cautelares que pedía y que dejan en suspenso el cambio de estatutos en DCN hasta que se resuelva el arbitraje, lo que previsiblemente será en 2022

placeholder Foto: Merlin y BBVA están enfrentados por el control de Operación Chamartín.
Merlin y BBVA están enfrentados por el control de Operación Chamartín.

Merlin Properties y Grupo San José han ganado la primera batalla de la guerra que tienen abierta con BBVA por el reparto de poderes en Distrito Castellana Norte (DCN), la promotora de Operación Chamartín. La entidad presidida por Carlos Torres es la accionista mayoritaria, con un 75,5%, seguida de la socimi, que posee otro 14,5%, mientras que la constructora sigue conservando otro 10%.

Hace un mes, el banco incluyó entre los puntos del orden del día de la junta general de DCN un cambio de estatutos dirigido a despojar a Merlin y San José del derecho preferente de compra que tienen ante cualquier potencial oferta de un tercero, modificación que gracias a la mayoría de BBVA salió adelante hace diez días, ante el que los minoritarios respondieron abriendo un arbitraje.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Pero, como un pronunciamiento de este tipo es probable que se retrase hasta el año que viene, y temerosos de que el banco pudiera ejecutar la venta antes de conocer el fallo arbitral, Merlin y San José pidieron como medida cautelar suspender la ejecución del cambio de estatutos hasta conocer el resultado del arbitraje, petición que ha sido estimada, según han confirmado fuentes conocedoras.

Estas cautelares evitan que, por ejemplo, pueda repetirse una situación como la que se está viviendo en la empresa de autopistas Itínere, donde Globalvía ha ganado un arbitraje que se resolvió después de que Sacyr hubiera vendido su participación a Corsair, otorgándole así el control de la compañía.

placeholder Vista general de las cuatro torres y el espacio donde arrancará la Operación Chamartín.
Vista general de las cuatro torres y el espacio donde arrancará la Operación Chamartín.

Como publicó este medio, AXA IM, el brazo inmobiliario de la aseguradora francesa, está interesado entrar en DCN y sería el inversor mejor posicionado para una futura adquisición a BBVA, movimiento que estas cautelares frenan, al menos, hasta que se resuelva el arbitraje. Este, además, puede inclinar la balanza en un sentido u otro.

Desde BBVA, y ante la polvareda que ha levantado el cambio de estatutos, se ha defendido que "el proyecto entra en una fase de mayores necesidades de inversión, por lo que tiene sentido flexibilizar la transmisibilidad de las acciones ante el eventual interés de nuevos socios que pudieran aportar diversificación en la financiación y 'know-how' en beneficio del proyecto. Si bien actualmente no existen conversaciones o negociaciones con ningún inversor".

Foto: Maqueta definitiva de Operación Chamartín.

Merlin siempre ha mostrado su interés en adquirir la participación del banco, con quien estuvo negociando antes de adquirir a San José el 14,5% que posee actualmente, negociaciones que contemplaron incluir un canje con las oficinas de BBVA que posee la socimi; y después, cuando se puso sobre la mesa una oferta en metálico que valoraba el 74,5% del banco en casi 900 millones.

Pero las conversaciones nunca han conseguido avanzar y, según las fuentes consultadas, un motivo de peso es la división existente dentro del banco en torno a que Merlin pase a tener el control del mayor desarrollo inmobiliario del momento en Europa, una obra que siempre se vio como una apuesta casi personal del expresidente de la entidad Francisco González, que aspira a dejar su impronta en esta faraónica obra.

Merlin Properties San José Socimi Carlos Torres Francisco González
El redactor recomienda