AXA se interesa por Operación Chamartín en plena disputa entre BBVA y Merlin
  1. Empresas
El banco quita hoy su privilegio a la socimi

AXA se interesa por Operación Chamartín en plena disputa entre BBVA y Merlin

El brazo inmobiliario de la aseguradora francesa sería un perfecto caballero blanco para el banco, que hoy aprobará un cambio de estatutos en DCN que quita a Merlin su derecho preferente

placeholder Foto: Maqueta definitiva de Operación Chamartín.
Maqueta definitiva de Operación Chamartín.

Nuevo Día D en Operación Chamartín. Distrito Castellana Norte (DCN), la promotora de este megadesarrollo urbanístico, celebra hoy una tensa junta general en la que BBVA hará valer su aplastante mayoría para aprobar, sin consenso, un cambio de estatus que facilita al banco la transmisión de su 75,5%, pero que lo aboca a verse las caras con Merlin y San José, los socios minoritarios del proyecto, que defenderán sus intereses en un próximo arbitraje.

El epicentro de la disputa está en el cambio del artículo de los estatutos de DCN que reconoce a todos los socios un derecho de tanteo y retracto ante la eventual desinversión de algún accionista, una clara ventaja para Merlin frente a cualquier otro potencial comprador, ya que la socimi siempre ha dejado claro su interés en ganar peso y adquirir al banco los títulos que quiera vender.

Foto: Maqueta definitiva de Operación Chamartín.

La eliminación de este artículo, por tanto, es todo un jarro de agua fría para Merlin y un caramelo para compradores terceros, entre los que se encuentra AXA IM, el brazo inmobiliario de la aseguradora francesa. Según han afirmado varias fuentes conocedoras a El Confidencial, la compañía gala sería la mejor posicionada para una futura adquisición a BBVA de su participación en DCN, operación por la que ya habría mostrado su interés a la entidad y que se vería allanada sin el derecho preferente de Merlin.

Desde la firma francesa, han declinado hacer comentarios, mientras que desde el banco apuntan que "tras su aprobación, el proyecto entra en una fase de mayores necesidades de inversión, por lo que tiene sentido flexibilizar la transmisibilidad de las acciones ante el eventual interés de nuevos socios que pudieran aportar diversificación en la financiación y 'know-how' en beneficio del proyecto. Si bien, actualmente no existen conversaciones o negociaciones con ningún inversor".

placeholder Vista general de las cuatro torres y el espacio donde arrancará la Operación Chamartín. (EFE)
Vista general de las cuatro torres y el espacio donde arrancará la Operación Chamartín. (EFE)

Aunque BBVA cambie hoy los estatutos, resulta plausible pensar que no moverá ficha hasta el próximo año, cuando esté resuelto el arbitraje, ya que si este resultara favorable a Merlin y San José, el banco estaría obligado a ofrecerles la operación al mismo precio que hubiera comprometido AXA o cualquier tercero.

La socimi ya ha puesto en dos ocasiones una oferta sobre la mesa al banco: la primera se remonta a 2019, antes de adquirir su 14,5% a San José, cuando le propuso canjear las 699 oficinas que tiene alquiladas a BBVA por sus derechos en DCN, mientras que la segunda fue a principios de 2020, cuando ofreció al banco la misma valoración que la acordada con San José, lo que suponía para la entidad un cheque de 880 millones de euros, pero las conversaciones se rompieron justo antes del estallido de la pandemia.

BBVA quitará hoy a Merlin su derecho de tanteo y retracto, lo que allana la entrada a terceros interesados como AXA

Las fuentes consultadas aseguran que, a pesar del impacto que ha tenido el covid-19 en el mercado de oficinas y de los interrogantes en torno a su futuro, la socimi estaría dispuesta a recuperar esta oferta, pero también señalan que para el banco ahora son críticas también las oficinas, ya que se enfrenta a un ERE de 3.800 empleados y al cierre de 530 sucursales, y el cambio de estatutos de DCN entraría dentro de los juegos de estrategia que se abren ante toda negociación.

AXA, por su parte, es un perfil de comprador a la altura del proyecto, ya que se trata de un inversor estable y con vocación a largo plazo, con dilatada experiencia en el mercado inmobiliario español y, en concreto, con las administraciones públicas, ya que, en 2013, compró 13 edificios de oficinas de la Generalitat de Cataluña, que se quedó de inquilina con un contrato de alquiler de 20 años.

Foto: Operación Chamartín. (EFE)

Los 20.000 millones en activos bajo gestión que suma en el Viejo Continente convierten a AXA IM en la mayor gestora de inversiones inmobiliarias de Europa, una carta de presentación clave para un proyecto como es Operación Chamartín, que tiene al otro de la mesa varias administraciones que llevan más de un cuarto de siglo dilatando la aprobación del proyecto.

Este ya solo está pendiente de estampar la última firma al convenio urbanístico, el cual cuenta con las bendiciones de todas las partes (DCN, Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid, Ministerio de Transportes y Adif), pero que debido al adelanto electoral no pudo firmarse a finales de abril, como estaba previsto, y se ha retrasado hasta la formación del nuevo Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso.

Nuevo Día D en Operación Chamartín. Distrito Castellana Norte (DCN), la promotora de este megadesarrollo urbanístico, celebra hoy una tensa junta general en la que BBVA hará valer su aplastante mayoría para aprobar, sin consenso, un cambio de estatus que facilita al banco la transmisión de su 75,5%, pero que lo aboca a verse las caras con Merlin y San José, los socios minoritarios del proyecto, que defenderán sus intereses en un próximo arbitraje.

AXA San José Merlin Properties Noticias del BBVA Operación Chamartin
El redactor recomienda