Seat opta a 10 proyectos de fondos europeos por miles de millones para electrificarse
  1. Empresas
Adelanta fabricar un coche eléctrico

Seat opta a 10 proyectos de fondos europeos por miles de millones para electrificarse

El primer coche eléctrico en Martorell, de cerca de cuatro metros de largo, se venderá a un precio inferior a los 20.000 euros y se montará a partir de la plataforma MEB del grupo VW

placeholder Foto: Trabajadores de la cadena de montaje de Seat en Martorell. (Reuters/Albert Gea)
Trabajadores de la cadena de montaje de Seat en Martorell. (Reuters/Albert Gea)

Seat opta a 10 proyectos del Fondo Europeo para la Recuperación del Covid-19 que suman miles de millones, según han explicado fuentes del sector de la automoción. Se trata de que la filial de Volkswagen (VW) lidere la reconversión del sector de la automoción en toda España, un programa que se dirigirá desde Barcelona, pero que afecta a toda la cadena de valor de esta industria: desde las minas de litio en Extremadura hasta una fábrica de baterías o la formación de los trabajadores para adaptarlos a las nuevas exigencias de una industria que pretende dejar atrás el motor de combustión para reducir de manera drástica las emisiones de CO₂.

España es el segundo productor de coches de Europa y el noveno a nivel mundial. El objetivo de estos 10 proyectos es preservar esa posición y la de las 17 fábricas que hay en territorio español. La ventaja de Seat es que ya comprometió 5.000 millones de euros de inversión para nuevos modelos, I+D y tecnología, y planea ampliarlos para fabricar un coche eléctrico pequeño a partir de 2024, dos años antes de lo planificado de manera inicial.

Foto: La planta de Vigo del Grupo PSA tiene un taller de ensamblaje de baterías.

Portavoces de Seat han declinado hacer declaraciones sobre los fondos europeos y sobre sus proyectos de transformación eléctrica. Pero fuentes vinculadas al reparto de los fondos han avanzado que la multinacional española es la empresa no cotizada patria mejor posicionada para su reparto y que se considera clave para la apuesta verde de todo el sector.

En este nuevo planteamiento global, Seat se ha aliado con Telefónica e Iberdrola, otras dos grandes compañías que se han conjurado para acceder a los fondos europeos como parte de su futuro más inmediato. Iberdrola apostaría el despliegue de la red de los puntos de recarga y Telefónica para el soporte digital a la movilidad. Todo el programa cuenta con el respaldo del Ministerio de Industria y de sus 3.700 millones del plan de impulso a la cadena de valor de la industria de la automoción.

La decena de proyectos de Seat incluye un abanico muy amplio, desde la integración de los proveedores hasta la formación de los trabajadores, para lo que la compañía ha creado en Martorell el nuevo Electromobility Learning Center (eLC).

Punta de lanza

Pero la punta de lanza era adelantar la fabricación de un modelo eléctrico en Martorell. Se iba a anunciar este 21 de diciembre, en la visita que iban a hacer a la planta catalana Felipe VI y el presidente Pedro Sánchez. Al final, todo se aplazó, al quedar Pedro Sánchez en cuarentena por haber coincidido con el presidente francés, Emmanuel Macron, positivo en covid-19.

Este primer coche eléctrico en Martorell, de cerca de cuatro metros de largo, se venderá a un precio inferior a los 20.000 euros y se montará a partir de una estructura derivada de la plataforma MEB, que puede traducirse como 'matriz eléctrica modular' y que ha desarrollado el grupo VW. Se espera que el año que viene el anuncio del nuevo modelo se confirme.

La carta de presentación de Seat ha sido adelantar la fabricación del coche eléctrico

España espera de la UE 140.000 millones de euros de fondos para superar la crisis del coronavirus. El 9% de estos fondos va a destinarse a proyectos vinculados a la transición energética.

Futuro para las baterías

La propia Seat quiere que su planta de El Prat, donde ahora fabrica cambios de marchas, se centre en la fase última de la elaboración de las baterías. Otro ejemplo del cambio radical para el conjunto del sector de la automoción. Para todo eso, se van a movilizar fondos privados, pero también públicos.

Para el sector de automoción español, los fondos europeos son la oportunidad de salvar un sector cuyas ventas han caído un 30% por la pandemia y que además vive de un 80% de las exportaciones, que también se están viendo muy perjudicadas por el difícil entorno económico.

Cataluña Seat
El redactor recomienda