ESPAÑA CON MAYOR RESERVA DE LITIO DE EUROPA

Fábricas de baterías para coches eléctricos, la próxima gran apuesta europea

S-Volt pondrá en marcha una factoría en Alemania que hará baterías para 500.000 coches eléctricos cada año

Foto: La planta de Vigo del Grupo PSA tiene un taller de ensamblaje de baterías.
La planta de Vigo del Grupo PSA tiene un taller de ensamblaje de baterías.

Europa se mueve para fabricar baterías para los coches eléctricos en territorio europeo, sin duda la clave para que la electrificación del automóvil llegue definitivamente. Para ello, la compañía china S-Volt prepara la puesta en marcha de una factoría en Alemania en la que invertirá 2.000 millones de euros para captar la fuerte demanda que Europa tiene de este tipo de vehículos. Y también las jugosas ayudas públicas al sector.

Otra compañía china, Contemporary Amperex Tecnology, busca abrir una planta de baterías en el territorio de los gigantes alemanes de automoción, Volkswagen, Daimler y BMW. Pero no es Alemania la única receptora de fábricas de baterías. Lo mismo ocurre con la empresa conjunta entre el grupo PSA y la multinacional petrolera francesa Total. Todo ello con el objetivo de desafiar el dominio de los fabricantes asiáticos, que hasta ahora han dominado con claridad el mundo de las baterías, chinos, coreanos y japoneses.

Hace unas semanas, el presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, destacó que los fabricantes de componentes alemanes se había mostrado muy reacios a invertir en la puesta en marcha de fábricas de baterías, imprescindibles para el futuro de la automoción. Ese hueco va a ser cubierto rápidamente por la compañía china S-Volt. Es una división escindida de uno de los grandes fabricantes chinos de automóviles, Great Wall Ltd.

La nueva planta, que se situara en la localidad de Saarlouis, en la frontera entre Francia y Alemania. creará más de 2.000 puestos de trabajo y prevé una capacidad suficiente para producir todas las baterías necesarias para la producción de entre 300.000 y 500.000 vehículos eléctricos cada año.

España debería apostar muy fuerte por esta nueva industria, asociada directamente con la del automóvil. Los fabricantes chinos de componentes buscan instalarse en Europa, pero de momento solo se habla de territorio alemán, que es donde hay más ayudas públicas para la industrialización. Y también más producción de coches. Sin embargo, España tiene un as en la manga en esta competición por instalar fábricas de baterías: la mayor mina de Europa de litio, un material imprescindible para la producción de baterías, está en Extremadura.

Ese debería ser un factor importante que, junto a las imprescindibles ayudas oficiales, permitiera a España optar a una de estas factorías que crean muchos puestos de trabajo y que también generan un gran valor añadido. Y sería el respaldo perfecto para que la industria de automoción española de un paso adelante y asegure su futuro.

El consejero delegado de Renault, Luca de Meo, pedía hace unos días una mejora de competitividad de las plantas españolas para poder asignar la producción de nuevos vehículos. "Tengo mucha confianza en España, con unas plantas muy competitivas, pero la competitividad de ahora no tiene por qué ser la misma que la de hace unos años". Los siguientes modelos que se adjudiquen a las factorías españolas tendrán que ser electrificados y requerirán de baterías. De momento, lo que se hace en España es ensamblar paquetes de baterías, pero las celdas, que es donde está el negocio, viene de China, Corea o Japón.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios