AFECTA A LA MITAD DE SU RED DE SUCURSALES

BBVA pide a sus caseros rebajar un 20% el alquiler de hasta 1.200 sucursales en España

Carlos Torres ha contratado a cuatro asesores inmobiliarios para que renegocien las condiciones de los contratos con los caseros de la mitad de su red de sucursales

Foto: Una mujer camina frente a un cajero de BBVA en Madrid. (Reuters)
Una mujer camina frente a un cajero de BBVA en Madrid. (Reuters)
Adelantado en

A la banca siguen sin salirle los números debido a la política comunitaria de mantener los tipos de interés en negativo y ante la crisis económica que asola las principales economías del mundo. Ante esta situación, algunas entidades están apostando por las fusiones, como CaixaBank y Bankia, para reducir los costes. Otras optan directamente por aplicar medidas para bajar los gastos operativos. Según han confirmado varias fuentes financieras, BBVA ha pedido rebajar el pago mensual del alquiler a los dueños de 1.200 oficinas en España.

Fuentes oficiales del banco presidido por Carlos Torres han confirmado la información, si bien matizan que esta revisión afecta a unas 900 sucursales y que se trata de un hecho habitual en el sector. Fuentes internas de la entidad han añadido que BBVA ha contactado ya con cuatro empresas especializadas en refinanciaciones inmobiliarias para negociar con sus arrendadores una bajada próxima al 20% de la cuota del contrato de alquiler y que en breve se seleccionará al 'servicer' que se encargará de llevar las conversaciones.

La medida va a afectar a casi la mitad de las sucursales que BBVA tiene ahora mismo abiertas en España, red que ha ido disminuyendo de forma progresiva año tras año. Según datos oficiales, la entidad con sede en Bilbao contaba a 30 de junio con 2.593 oficinas, 50 menos que a finales de 2019 y 141 menos que hace un año. España es la única región operativa donde BBVA ha cerrado puntos físicos de atención al cliente, ya que mantiene el mismo número de sucursales en Turquía, Estados Unidos, México y los países de América del Sur donde aún está presente.

La negociación, según estas fuentes, no va a ser fácil, porque el banco ya consiguió una rebaja del contrato del alquiler hace cuatro años, cuando comunicó a los dueños de los locales comerciales que cerraría las oficinas si no aceptaban una reducción de las condiciones. Ahora, BBVA quiere mejorar no solo las cláusulas cuantitativas, es decir, una bajada del precio del alquiler, sino también incluir cambios en los términos cualitativos, como el coste del aval, las garantías y la indemnización en caso de cancelación unilateral del contrato por parte del banco. Otras compañías como Burger King, Vips o Halcón Viajes también se han sentado a renegociar los contratos con sus arrendadores.

Como la mayoría de los bancos, BBVA está incentivando cada vez más el uso de los canales digitales frente a la oficina tradicional. El miedo provocado por el covid-19 a entrar en espacios cerrados y tocar elementos habituales en una sucursal ha acelerado esta tendencia a operar por canales digitales y con la ayuda de los gestores remotos como medida de seguridad para los clientes. El banco asegura que durante el mes de junio las ventas digitales (medidas en unidades) se dispararon hasta el 63,2% del total, frente al 59,9% de febrero. También a cierre de junio, los clientes digitales de BBVA representaban ya el 60%, mientras que los que se relacionan con el banco vía móvil alcanzaban el 56% en todo el grupo.

BBVA cerró el primer semestre del año con unas pérdidas de 1.157 millones de euros, cifra ligeramente inferior a las minusvalías del primer trimestre, que se elevaron a 1.792 millones de euros. El grupo ya anunció en marzo provisiones de 2.084 millones por los ajustes en el fondo de comercio de la filial en Estados Unidos, debido a las peores previsiones económicas tras el covid-19.

El presidente de BBVA, Carlos Torres. (EFE)
El presidente de BBVA, Carlos Torres. (EFE)

Pero el pasado 23 de septiembre, la entidad adelantó que elevaba las previsiones de resultados para el conjunto de 2020, gracias principalmente a la mejora en la evolución del negocio en México. El banco indicó que los ingresos recurrentes en euros constantes crecerían en el segundo semestre con respecto al primero, gracias a la recuperación del crédito minorista y a la gestión de precios. Pero, sobre todo, BBVA afirmó que batiría sus expectativas de reducción de costes para el año 2020, objetivo marcado en rojo por su consejero delegado, Onur Genç, ante la expectativa de que los tipos de interés continúen en negativo por otro largo periodo de tiempo.

La cotización de BBVA se ha desplomado un 50% en lo que va de año, hasta cambiarse a 2,3 euros por acción. Una evolución que ha reducido su capitalización bursátil hasta los 15.800 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios