REDUCE PÉRDIDAS EN EL SEMESTRE A 1.157 M

BBVA sufre su mayor caída en bolsa (-8%) desde marzo tras publicar resultados

El banco volvió a beneficios en el segundo trimestre, aunque con un resultado un 49,5% inferior al del año anterior. Hasta junio, está en pérdidas por provisiones y ajustes

Foto: Carlos Torres, presidente de BBVA. (Efe)
Carlos Torres, presidente de BBVA. (Efe)

BBVA volvió a beneficios en el segundo trimestre, aunque con una caída interanual del 49,5% por menores ingresos y por nuevas provisiones, en este caso de 644 millones. El resultado entre abril y junio de 636 millones reduce las pérdidas en el primer semestre hasta los 1.157 millones, frente al beneficio obtenido de 2.442 millones en la primera mitad del año anterior. Las cifras están condicionadas por el ajuste contable del primer trimestre, en el que redujo el fondo de comercio en la filial estadounidense por 2.084 millones, y por las provisiones contra un previsible aumento de la morosidad por esta crisis, que acumulan en el primer semestre los 2.044 millones. Las acciones de BBVA se han desplomado un 8,07%, arrastran al sector y encabezan las pérdidas del Ibex.

La entidad presidida por Carlos Torres destaca en su publicación que el beneficio del segundo trimestre es el doble que el resultado ordinario del primero, aunque las comparaciones suelen hacerse en el mercado en términos interanuales y en el acumulado del año. Y si se enfrentan las cifras con las del ejercicio anterior, empeoran se consideren o no los extraordinarios, que incluyen nuevas dotaciones relacionadas con la pandemia que se dividen en 576 millones en saneamientos y 68 millones en provisiones.

Así, las dos principales líneas de ingresos de un banco registraron caídas. El margen de intereses, que refleja la capacidad de una entidad para ganar dinero con la actividad de captar y prestar dinero, cayó un 3,2% hasta los 8.653 millones entre enero y junio, aunque subió un 4,5% si se excluye el efecto del tipo de cambio. Mientras que las comisiones retrocedieron un 6,8% hasta los 2.301 millones, y bajaron incluso aunque no se considere el tipo de cambio, en este caso un 1,7%. Sin embargo, BBVA alivió el resultado con un aumento del 104,1% en el resultado de operaciones financieras (ROF) hasta los 1.107 millones, lo que ha permitido un aumento del 0,8% en el margen bruto hasta los 12.045 millones. Los gastos de explotación se redujeron un 6,2%, hasta los 5.512 millones, con lo que el margen neto se elevó un 7,6% hasta los 6.533 millones y la ratio de eficiencia (gastos sobre ingresos, cuanto más baja mejor) se redujo desde el 49,2% hasta el 45,8%. Pero las pérdidas por deterioro de activos financieros se dispararon un 139,5% hasta los 4.146 millones, y las dotaciones a provisiones 134,9% hasta los 671 millones, a lo que se suma el deterioro del fondo de comercio de 2.084 millones en el primer trimestre para llegar a las pérdidas de 1.157 millones entre enero y junio.

El aumento del ROF, que alivia las cuentas de BBVA, se debe a "las ganancias por coberturas de tipo de cambio y al incremento en los resultados generados en casi todas las áreas del negocio", según la presentación de resultados del banco. La entidad generó 38 puntos básicos de capital de máxima calidad (CET 1 'fully loaded'), llevando la ratio hasta el 11,22%, después de la caída de 90 puntos básicos en el primer trimestre, en el que ante requerimientos más laxos modificó el objetivo a una horquilla entre el 10,84% y el 11,34%. El coste del riesgo (provisiones frente al crédito total) se redujo desde los 257 puntos básicos en el primer trimestre a los 151 puntos en el segundo. El banco prevé que finalice el año entre los 150 y 180 puntos. Por su parte, la morosidad se mantuvo contante, con un descenso interanual de una décima hasta el 3,7%.

La tónica habitual en el sector es que siga en los niveles previos a la crisis, ya que se contabilizan los activos como dudosos tras 90 días de impagos y las medidas adoptadas están retrasando el efecto, tanto las moratorias como las líneas de crédito con avales públicos a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). El banco ha concedido cuatro millones de moratorias, lo que supone el 9% de la cartera y ha prestado 20.000 millones a través de líneas de crédito en programas gubernamentales. La entidad opera con el 87% de oficinas abiertas, frente al 59% de marzo, y señala que ha registrado un aumento del 50% del valor económico de las ventas digitales.

El banco presentó en el primer trimestre las mayores pérdidas de su historia, con números rojos por valor de 1.792 millones debido a provisiones extraordinarias contra el coronavirus de 1.400 millones y el ajuste contable de su negocio en Estados Unidos, reduciendo el fondo de comercio en 2.084 millones tras haberlo recortado ya el año pasado en otros 1.350 millones. El otro gran banco español, Santander, fue un paso más allá este miércoles al publicar las primeras pérdidas de su historia, con 10.798 millones por 12.600 millones de ajustes contables con el fondo de comercio y los activos fiscales diferidos (DTA).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios