ANTE LA REVISIÓN TARIFARIA DE AGOSTO

Airbus pagará más a España y Francia para que EEUU no suba aranceles a vino y aceite

Las partes acuerdan incrementar los tipos de interés de los préstamos reembolsables para fabricar el A350. EEUU revisa el arancel al aceite, el vino francés y el whisky el 12 de agosto

Foto: Un A350 de Airbus, en Toulouse. (Reuters)
Un A350 de Airbus, en Toulouse. (Reuters)

Paso al frente de Airbus en alianza con los gobiernos de España y Francia, y la Comisión Europea, para evitar que la administración de Donald Trump incremente los aranceles impuestos en octubre pasado a productos agroalimentarios e industriales europeos por valor de 7.500 millones al año. Unos sobrecostes que la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó a EEUU a imponer para contrarrestar las ayudas contrarias a las reglas de la OMC que los gobiernos europeos han otorgado al grupo aeronáutico.

La compañía con sede en Toulouse ha anunciado hoy que ha aceptado, voluntariamente y como gesto de buena voluntad, incrementar los tipos de interés aplicables a los préstamos reembolsables que España y Francia concedieron a finales de la pasada década a Airbus para respaldar los gastos de desarrollo del programa A350. España concedió casi 600 millones a interés cero tanto a Airbus como a compañías subcontratistas de primer nivel como Alestis, Aciturri o Aernnova. El tipo de interés concreto no ha sido desvelado y fue establecido por la OMC el año pasado.

Fuentes industriales conocedoras de las negociaciones explicaron que, a partir de ahora, Airbus pagará más a estos dos países cada vez que venda un modelo de ese avión. Los proveedores no se verán afectados por esta modificación de los contratos de préstamos, según las mismas fuentes. Este anuncio trata de evitar que EEUU, que prevé revisar el nivel de esos aranceles el próximo 12 de agosto, los suba aún más. Desde octubre pasado están situados en el 25% al aceite de oliva y las aceitunas españolas, el vino francés o el whisky escocés.

La situación de bloqueo que se vive en el panel de la OMC que tiene asignado el caso de las subvenciones europeas a Airbus denunciadas por EEUU está detrás de este movimiento unilateral. EEUU no ha querido nombrar jueces de recambio y ha bloqueado el mecanismo. La única manera de sortear este callejón sin salida es esta: dar un paso al frente no sólo para desactivar posibles subidas el día 12, sino para evitar una guerra arancelaria cuando en octubre, previsiblemente, se conozca el dictamen de la OMC sobre las ayudas de EEUU a Boeing denunciadas por Europa.

Apelación rechazada

Airbus ya había cambiado las condiciones de las ayudas recibidas de Alemania y Reino Unido para el A350, así como también las que logró para el superjumbo A380 de esos mismos países. En este último caso, alegó también que este avión se dejará de fabricar en 2021 por lo que el supuesto daño que hacen las ayudas recibidas para su desarrollo dejarán de tener efecto. Pero el cuerpo de apelación de la OMC rechazó esas medidas en diciembre pasado.

Tras quedar bloqueado el panel, la única vía era la de presetar ante la representación de EEUU ante la OMC estas nuevas medidas voluntarias sobre los contratos con Francia y España. Será ahora el Gobierno estadounidense quien deberá responder. Airbus espera recibir una respuesta inmediata ya que entiende que, con la actual situación provocada por el coronavirus, ni el sector aeronáutico en su conjunto ni los sectores agroalimentarios afectados necesitan nuevos aranceles o nuevos impedimentos para mantener su actividad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios