LAS ENERGÉTICAS CAEN EN EUROPA

El Ibex vive su mayor caída desde el conflicto por Airbus tras los nuevos aranceles

La caída de los índices coincidía con el momento en el que Trump lanzaba el tuit. El mandatario argumentaba que los demás países se estaban aprovechando del dólar estadounidense

Foto: (EFE)
(EFE)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Las bolsas incurrían en caídas el lunes, después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, anunciase que iba a restaurar "con efectos inmediatos" los aranceles que gravan las importaciones estadounidenses de acero y aluminio procedentes de Brasil y Argentina. Esto ocurre, además, tras unos datos manufactureros decepcionantes. El ISM cayó dos décimas hasta los 48,1 puntos, cuarto mes consecutivo por debajo del los 50 y, además, por debajo de lo que estimaba el consenso del mercado.

El Ibex se ha visto especialmente afectada por esta sesión en rojo para todos los mercados del mundo. No solo ha perdido tanto los 9.300 puntos como los 9.200, sino que, tras cerrar con una caída de casi 2 puntos (1,95%), todos y cada uno de los valores que componene el selectivo cierran la jornada en negativo. Es el peor día para el índice español desde que la sentencia de que la OMC diera luz verde a que Trump pusiera aranceles a la UE por el dinero público que el viejo continente dio a Airbus.

Las bolsas europeas han seguido el mismo camino, sino peor, aunque habían abierto el día cotizando planas o subiendo. Giraron a la baja a mediodía, mientras el mandatario de EEUU tuiteaba las nuevas medidas comerciales contra los dos países americanos. Asimismo, el Eurostoxx 50 se deja al cierre un 2%, solo un poco más que la bolsa de París (-1,97%) y la situación no es mejor para la de Milán (2,28%) o Fráncfort (-2,05%). Wall Street vive una jornada más tranquila pero negativa por igual. Los tres principales índices S&P, Nasdaq y Eurostoxx, se dejan un 0,8%, 1,28% y 0,7% respectivamente. Para los índices norteamericanos supone, también, la mayor caída desde octubre.

"Brasil y Argentina han estado presidiendo una devaluación masiva de sus monedas, lo que no es bueno para nuestros agricultores", explicaba el inquilino de la Casa Blanca en su tuit. Alegando que otros países se estaban aprovechando de un "dólar fuerte devaluando sus divisas", Trump defendía también que "esto complica mucho que [los] fabricantes y agricultores [de EEUU] exporten de forma justa sus bienes".

"Aunque no ha anunciado nada al respecto, sus declaraciones dejan entrever una debilitación de las negociaciones comerciales con China", explica Marcos Harguindey, investor relations de A Global Flexible. "Con su crítica a las políticas de otros países y la mención a la economía estadounidense, Trump puede estar dando a entender que no va a retirar los gravamenes que EEUU tiene pendientes el 15 de diciembre —medida que los representantes chinos, a su vez, requieren para firmar el principio de acuerdo anunciado en octubre".

"Las bolsas habían ido descontando en las últimas semanas no solo un inminente acuerdo comercial entre EEUU y China sino también una rápida inflexión en los indicadores económicos y de confianza", explica Roberto Scholtes-Ruiz, director de estrategia de UBS en España. "Las previsiones de UBS ya apuntaban a una continuada debilidad de los índices de PMI manufacturero, mostrando que las distorsiones en las cadenas productivas y logísticas por los aranceles y la elevada incertidumbre geopolítica y comercial está llevando a una cancelación o retraso de muchos proyectos de inversión industrial. Por ello no esperamos que la mejoría en los datos económicos y en los beneficios empresariales sea generalizada hasta la primavera de 2020".

Para Scholtes-Ruiz, "todo esto encuentra a las bolsas sobrecompradas a corto plazo y con unas rentabilidades extraordinarias en el año. Es natural (y hasta conveniente) una consolidación durante algunas sesiones, a la espera de confirmación del acuerdo EEUU-China". "En cualquier caso, no prevemos un cambio drástico en la confianza de los inversores ni que la corrección sea muy profunda ni muy prolongada, dados los bajísimos tipos de interés y la enorme liquidez a la espera de poder entrar en el mercado", matiza el experto.

A su vez, Luis Berenguel, consejero de Anattea Gestión, cree que también hay que tener en cuenta que por estas fechas los gestores empiezan a cerrar posiciones, por lo que es normal que el mercado tenga movimientos bruscos como el de hoy. El experto cree que es muy pronto para estipular grandes cambios de ánimo en el mercado a partir de las cotizaciones de este lunes: "de momento solo ha sido un susto, aunque ha habido el tuit de Trump, si miras al completo del año, se supone que todavía estamos en plena guerra comercial, y ha habido ya varios anuncios de aranceles en los últimos meses, pero las bolsas estadounidenses siguen en máximos históricos", zanja.

Aunque la jornada, incluso tras los tweets, parecía saldarse con algunas victorias, como la suvida en la banca después de los nuevos informes favoravle de Morgan Stanley o, incluso, una subida leve de las acereras, el pesimismo no ha tardado en adueñarse de todas las empresas cotizadas. Eso sí, BBVA y Santander, bancos con mayor exposición a Latinoamérica, se dejan un 1,84%% y 1,54%, respectivamente.

MásMóvil lidera las caídas con un recorte del 4,35%. Llamaban la atención también Iberdrola (-3,74%), Red Eléctrica (-2,48%), Endesa (-3%), Naturgy (-3%), conocidos por ser valores refugio gracias a que pertenecen a sectores que están más resguardados de los vaivenes macroeconómicos. En Alemania, RWE se dejaba un 5,43% después de que Kepler Cheuvreux estipulase en un informe que el nuevo gobierno de socialdemócratas podría crear mayores conflictos dentro de la Gran Coalición en cuanto a los planes de compensación por la retirada del carbón. Asimismo, otras energéticas como Italgas (-4,3%) también han caído con fuerza.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios