El Barça vuelve a la banca española en busca de crédito y aplaza el pago de facturas
  1. Empresas
ANTE EL CIERRE TEMPORAL DE LAS COMPETICIONES

El Barça vuelve a la banca española en busca de crédito y aplaza el pago de facturas

La entidad azulgrana, tras reducir el salario de sus jugadores, ha iniciado conversaciones con bancos para conseguir liquidez y con proveedores para retrasar el abono de los cargos

placeholder Foto: El presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep Maria Bartomeu. (EFE)
El presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep Maria Bartomeu. (EFE)

El Fútbol Club Barcelona fue la primera entidad deportiva en aplicar ajustes salariales a sus empleados para hacer frente al impacto económico por la suspensión obligada de las competiciones deportivas oficiales debido al coronavirus. Una medida con la que ha ahorrado hasta el momento 21 millones de euros que ha sido seguida por la mayoría de sus competidores, como el Real Madrid y el Atlético de Madrid. Ahora, el club azulgrana ha pasado a la segunda fase para sostener sus apuradas finanzas ante la cada vez mayor incertidumbre sobre cuándo volverá a rodar la pelota.

Según han confirmado fuentes oficiales, el club dirigido por Josep Maria Bartomeu ha iniciado conversaciones con bancos españoles para conseguir nuevas líneas de crédito, dada la pérdida de ingresos recurrentes desde que se decretó el estado de alarma en España hace ya más de un mes. El actual líder de las ligas de fútbol, baloncesto y balonmano tiene cerradas todas sus instalaciones, incluidos el Camp Nou, el Palau Blaugrana y el Museu, tres de sus principales fuentes de generación de caja, más allá del contrato televisivo, que ya ha cobrado proporcionalmente a las jornadas jugadas.

Foto: Simeone, con gesto de contrariedad, en el banquillo del Atlético de Madrid. (Efe)

Otras fuentes señalan que el Barça ha iniciado negociaciones con Banco Santander, BBVA, CaixaBank y Banco Sabadell para analizar nuevas fuentes de crédito para aguantar los efectos del estado de alarma. Estas entidades bancarias han sido los tradicionales financiadores del club que, sin embargo, en los últimos años se ha apoyado en fondos internacionales para pagar sus rutilantes fichajes. Así, la institución deportiva firmó dos emisiones de deuda con Prudential y Barings por 140 millones de euros, a un tipo de interés fijo del 2%, y otras dos más por 60 millones con otra aseguradora estadounidense y una francesa, al 2,50%. Además, pidió 120 millones a 23 Capital para abonar la cláusula de rescisión de Antoine Griezmann el pasado verano.

Por último, el Barça debe 90 millones a Goldman Sachs, que le anticipó este dinero en el verano de 2018 para construir el Estadi Johan Cruyff dentro de un préstamo todavía sin formalizar por hasta 815 millones para remodelar el Camp Nou. Esos primeros 90 millones vencen el próximo 16 de agosto. Este préstamo, como las emisiones de bonos, conlleva el cumplimiento de una serie de ratios semestrales y anuales —principalmente, un beneficio operativo mínimo sobre la deuda— calculadas sobre la base de los estados financieros consolidados del club. Hasta el pasado año, la institución cumplió esas cláusulas, pero la paralización de los ingresos pone en serio riesgo alcanzar dichas obligaciones con los acreedores.

placeholder Aledaños del Camp Nou, que permanece cerrado. (EFE)
Aledaños del Camp Nou, que permanece cerrado. (EFE)

Desde el Barça, explican que las conversaciones con la banca española están de momento en fase de estudio, sin que hasta el momento se haya adoptado ninguna decisión. Por otra parte, aseguran que no se ha producido ninguna refinanciación de los 320 millones solicitados a fondos institucionales, ya que el importe relativo a 23 Capital se amortizó parcialmente con la venta de jugadores.

Retrasos en los pagos

Junto a esta negociación con la banca, el FC Barcelona también está en conversaciones con sus 10 principales proveedores para ajustar el pago de las facturas a la generación de caja. Así lo confirman fuentes oficiales del centenario club azulgrana, las cuales explican que a estas empresas se les están dando pagarés y 'confirming' como contrapartida para asegurarles que cobrarán por sus servicios.

Foto: Imagen del proyecto ganador del concurso arquitectónico para el nuevo Camp Nou. (FC Barcelona)

El Barça destina unos 250 millones al año a proveedores, cuyas facturas las abona en un plazo medio de 73 días, 13 más de lo que obliga la ley. Ahora, ante la situación derivada por el coronavirus, la entidad ha pedido a sus principales suministradores que acepten cobrar a un mínimo de 120 días. Entre los proveedores más relevantes del club se encuentran Telefónica, Endesa, Naturgy, Prosegur, Sodexo, KPMG, Amazon, Facebook, Google, Pricewaterhouse o la firma internacional de abogados Baker & McKenzie.y la aseguradora Willis.

Según las cuentas oficiales del club, al cierre de la pasada temporada, contaba con una caja disponible de 158 millones de euros y una deuda financiera neta de 271 millones. Pero también adeudaba 181 millones por la compra de jugadores, 79,85 millones a corto plazo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coronavirus Goldman Sachs Josep Maria Bartomeu FC Barcelona Facturas Banca Real Madrid
El redactor recomienda