CRISIS CORONAVIRUS

Ocupar el sillón de Bartomeu o huir de la ruina del FC Barcelona

Pulso entre el presidente Josep Maria Bartomeu y el equipo económico por la gestión de la actual crisis, con la sucesión como telón de fondo

Foto: Josep Maria Bartomeu, presidente del Barca. (EFE)
Josep Maria Bartomeu, presidente del Barca. (EFE)

Si nada lo impide, el FC Barcelona cerrará esta temporada con pérdidas de cerca de 130 millones de euros. La suspensión del fútbol provocada por la crisis del coronavirus ha desnudado las estiradas cuentas del club culé, pero al mismo tiempo ha acelerado las luchas intestinas por el poder.

Mientras el Real Madrid, bajo el estilo Xi Jinpin del presidente Florentino Pérez, afronta con más comodidad el cierre del negocio, el eterno rival azulgrana afronta un capítulo sangriento de 'Juego de Tronos'. Toda una temporada, previa a las elecciones de 2021, concentrada en un par de semanas.

Estos cinco puntos explican cuáles son los motivos por los que Bartomeu invita a irse a cuatro directivos de la junta, por qué los más ricos de la cúpula deciden hacer ruido en su despedida y cuántos rivales están frotándose las manos viendo esta sangría entre potenciales rivales.

1- La excusa

Un dosier sobre el trabajo en redes sociales realizado por una agencia, con supuestas directrices para crear opinión contra jugadores franquicia y voces críticas al club, sirvió para atacar. Además, se acusa sin pruebas de la existencia de sobrecoste y de pago fraccionado para evitar su fiscalización.

Este 'Barçagate' no explica la salida en bloque de los cinco críticos (Jordi Calsamiglia es ajeno a este grupo, se retira por motivos personales), pero ha servido para que el más atrevido mediáticamente, Emili Rousaud, ponga este conflicto como punta de lanza contra los que se quedan.

2- El poder

En los salones de Barcelona, el lío de Can Barca se explica en clave de poder. El delfín para suceder a Bartomeu de la actual junta quería llegar al cargo antes de las elecciones, aprovechando una temporada para hacer campaña desde la presidencia, como ocurrió con la marcha de Sandro Rosell.

Rousaud era el candidato, la cara nueva, pero detrás estaban algunos pesos pesados con años en la junta como Silvio Elías (Caprabo) y Josep Font (Borges), millonarios de verdad, a los que la deriva económica asumida por Bartomeu les incomodaba. Era la oportunidad para cambiar y seguir dentro.

3- Las cuentas

El club de futbol con mayor presupuesto, esperaba superar los 1.000 millones esta temporada, perderá en torno a 130 si todo acaba clausurado. Un agujero provocado, entre otros motivos, por la masa salarial del club, también la más alta, donde solo el equipo masculino de fútbol supera el 60%.

El responsable económico, Enrique Tombas, integrante de ese grupo de 'despedidos', ha sido el encargado de cuadrar a machetazos ese modelo de crecimiento, que ha llevado al club a su pico de deuda, por encima de 200 millones, sin contar siquiera la soñada remodelación del Camp Nou.

4- Los jugadores

Hace años, con Xavier Faus como guardián de la caja, hasta la estrella Lionel Messi criticó en público su puño de hierro. Tras su marcha, la masa salarial se ha duplicado. O lo que es lo mismo, la plantilla tiene 'secuestrada' a la junta de Bartomeu, al que hicieron presidente gracias a un triplete.

Esta deriva salta por los aires ahora. Los más duros apostaban por un recorte salarial drástico para compensar los 130 millones que desaparecerán por la crisis actual. Bartomeu prefirió algo más estético, consciente de que su última temporada como 'presi' será a lomos de esta plantilla.

5- Las elecciones

Mientras esto ocurre, los aspirantes al trono del Barca se frotan las manos. Sobre todo, el ecosistema en torno al candidato Víctor Font, al que se vincula a exjugadores como Xavi y Pujol, además del empresario Jaume Roures, enfrentado con los herederos de la primera junta de Rosell.

Con el frente 'indepe' cubierto, el también comprometido Rousaud, presente en plataformas empresariales como Pimec o Femcat, necesitaba llegar al poder antes de las elecciones. Este era el momento, con el club en mínimos y un año por delante para prometer cambios con el bastón de mando.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios