Avala la compra de acciones de Sacyr

Corsair y Sacyr ganan a Globalvía el juicio por Itínere, el gigante español de autopistas

La magistrada concluye que Sacyr podía vender su 15,5% del capital a Corsair, fallo que impide a Globalvía hacerse con la mayoría de Itínere y que promete un largo enfrentamiento en tribunales

Foto: Audasa, una de las concesiones de Itínere.
Audasa, una de las concesiones de Itínere.
Adelantado en

Corsair y Sacyr tenían razón. Esta es la conclusión a que ha llegado la titular del juzgado de primera instancia número 82 de Madrid, donde la constructora y el antiguo Citi Infraestructuras, por un lado, y Globalvía, por otro, han lidiado una de las muchas batallas legales que los enfrentan por tener el control de Itínere, el mayor grupo de autopistas de España.

La magistrada ha concluido que la interpretación que hizo Sacyr del derecho de primera oferta que tenía concedido a Corsair fue la correcta y, por tanto, es válida la venta del 15,5% del capital de Itínere que ejecutó hace casi un año.

Una operación a la que Globalvía se opuso frontalmente porque, previamente, la constructora, junto a Kutxabank y Abanca (accionistas de otro 16,3% y 23,8% de Itínere, respectivamente), le había firmado un acuerdo de compraventa por el que las tres se comprometían a transmitirle de manera “conjunta e indivisible” el 55,6% que controlaban conjuntamente

Las dos entidades tenían reconocido a Corsair un derecho de adquisición preferente y Sacyr, un derecho de primera oferta. El problema surge cuando, según el antiguo Citi, podía ejecutar la compra que le tenía concedida la constructora limitándose solo a su participación, es decir, sin tener que adquirir también las de Kutxa y Abanca, como defiende la otra parte.

Javier Pérez Gracia, consejero delegado de Itínere.
Javier Pérez Gracia, consejero delegado de Itínere.

La magistrada ha dado la razón al fondo estadounidense, invalidando así el acuerdo de compraventa que Sacyr y las cajas firmaron con Globalvía, para quien este fallo es todo un jarro de agua fría en sus planes de tomar el control de Itínere y, por tanto, su intención es seguir peleando en todas las instancias posibles.

Este fallo es recurrible ante la Audiencia Provincial de Madrid, lo que previsiblemente hará la empresa dirigida por Javier Pérez Fortea. Pero, además, según explican fuentes jurídicas, también es probable que Globalvía inicie otro procedimiento con la vista puesta en hacer valer el laudo arbitral que, a diferencia de este fallo, sí le dio la razón.

Fue el pasado septiembre, cuando la Corte Arbitral de Madrid, instancia a la que todos los anteriores accionistas de Itínere acordaron someterse para resolver sus diferencias, dio la razón a Kutxa, Abanca, Sacyr y Globalvía al reconocer que el pacto de accionistas de los tres primeros con Corsair estaba caduco desde febrero de 2018.

Un pronunciamiento que se acaba de refrendar con motivo de la solicitud de aclaraciones por parte de Corsair y Sacyr, constructora que cuando se inició este procedimiento estaba del lado de las cajas, pero que tras vender al antiguo City, ha visto cómo sus intereses se han inclinado más hacia la otra parte. Ahora, estos nuevos aliados cuentan con un plazo de dos meses para pedir la anulación del laudo, algo que prevén hacer ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Sede corporativa de Globalvía.
Sede corporativa de Globalvía.

El problema para Globalvía es que el laudo concluye que el pacto de accionistas es inválido desde hace casi dos años, pero no entra a cómo aplicarlo en el escenario actual, es decir, con el 15% de Sacyr ya vendido a Corsair. De ahí que sea plausible pensar que la concesionaria intentará que un juez se pronuncie sobre ello, ya sea recurriendo la sentencia del juzgado 82 o iniciando un nuevo procedimiento.

De hecho, la concesionaria ya intentó que el arbitraje se incluyera en la causa de plaza de Castilla, algo que no aceptó la jueza, tras lo que Globalvía solicitó que se retirara el procedimiento, algo que tampoco fue admitido, como muestra la sentencia en su contra conocida hoy. Sin el 15% de Sacyr, la concesionaria no puede tomar el control de Itínere, ya que su participación queda limitada al 40% y, además, tampoco tiene representación en el consejo por la oposición de Corsair, que le ha bloqueado la entrada alegando que es un competidor, disputa que también está judicializada.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios