a un fondo gestionado por corsair

Sacyr desafía a Globalvía y vende su 15,5% de Itinere a un caballero blanco por 202 M

Los fondos obtenidos se destinarán a la reducción parcial de la deuda corporativa y la compañía ha anunciado que esta operación no tendrá un impacto contable significativo

Foto: Autopista AP-1 de Itínere
Autopista AP-1 de Itínere

Sacyr y su filial Sacyr Concesiones han procedido a la venta conjunta de la totalidad de su participación en Itínere Infraestructuras a Itinere Investco, B.V. El importe de la operación asciende a 202 millones de euros, según ha informado a través de un comunicado. Los fondos obtenidos se destinarán a la reducción parcial de la deuda corporativa y la compañía ha adelantado que esta operación no tendrá un impacto contable significativo.

Eso después de que la Corte Arbitral de Madrid aceptara esta semana la petición de Globalvía, que disputa a Corsair el control de Itínere, de imponer como medida cautelar que Gateway (sociedad del antiguo Citi Infraestructura) no pueda comprar a Sacyr su participación del 15,5%, instándole también a hacer todo lo posible para ningún tercero relacionado con él pueda realizar la adquisicón. Ese fue el penúltimo capítulo en una guerra por la concesionaria.

De hecho, según adelantó El Confidencial, tras el veto la nueva jugada que iban a intentar abordar los representantes legales de Sacyr y Corsair giraría en torno a si hay margen para que la constructora venda a un tercero, es decir, a un caballero blanco que contaría con el beneplácito del fondo.

Este ha sido Itinere Investco, que de hecho es un fondo gestionado por Corsair pero propiedad del fondo holandés APG, con el que ya se alió Corsair el pasado mes de septiembre para hacerse con el control de una de las mayores compañías de autopistas de Europa. De hecho, la no propiedad del mismo es el argumento que esgrimen para asegurar que Itinere Investco no está afectado por las medidas cautelares de la corte de arbitraje, que se refieren a Gateway.

Además, desde Corsair aseguran que en septiembre de 2018, Gateway vendió a Itínere Investco su supuesto derecho de recompra de las acciones de Sacyr en Itínere.

Una nueva maniobra abre la puerta a más acciones judiciales por parte de Globalvía contra Sacyr y Corsair. Y es que de quedarse finalmente con este 15,5%, Corsair se haría con una participación del 60% frente al 40% en manos de Globalvía. Además, según han explicado fuentes de la compañía a El Confidencial, el laudo de arbitraje veta la compra también por parte de un tercero que tenga relación con Corsair y cita específicamente a Itinere Investco.

Globalvía considera que la compraventa supone "saltarse" e "incumplir de forma flagrante" el pronunciamiento del arbitraje. Por ello, este grupo de concesiones, también controlado por tres fondos extranjeros, volverá acudir a este órgano para pedir que anule la transacción.

Así, el grupo de concesiones indicó que "mantendrán y ocasionalmente ampliará las distintas acciones judiciales y arbitrales que tiene abiertas contra Sacyr y ahora también frente a Investco", para que estas compañías cumplan el acuerdo y el contrato de compra venta que acciones que firmaron con la empresa en julio de 2018.

Además, desde la compañía que dirige Juan Béjar, han recordado que, según sus datos, Sacyr debe pagarles 100 millones de euros en caso de que finalmente no le venta su 15,5% de Itínere.

Inicio de la batalla

Un difícil culebrón a tres que comenzó el pasado verano tras el acuerdo de compraventa al que llegó la constructora, junto a Abanca y Kutxabank, para transmitir en bloque a Globalvia el 55,5% de Itínere.

Rápidamente, Corsair, propietario de otro 38%, reaccionó exigiendo ejercer el derecho de primera compra (ROFO, según sus siglas en inglés) que tenía sobre la participación de Sacyr (15,5%), lo que limitó al 49% el capital que pudo comprar Globalvia. A su vez, la empresa presidida por Béjar llevó ante los tribunales a la constructora, exigiéndole 100 millones si vendía a Corsair y solicitando las cautelares que impidieran este traspaso.

No obstante, desde Sacyr, recuerdan ahora que existe una carta complementaria al contrato de compraventa sellado entre Globalvia, Sacyr, Abanca y Kutxabank en el cual se reconocía que si Corsair ejercía su derecho de compra sobre estas participaciones, Globalvia tenía derecho a ser indemnizada con siete millones y no 100 millones como dicen ellos. Claúsula que desde Globalvía especifican que solo se refería a la venta a un tercero, no a un fondo ligado a Corsair.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios