PARA REDUCIR MOROSIDAD

Sabadell vende una cartera de 900 M en crédito fallido a Intrum y Cerberus

Los dos fondos se reparten el proyecto Vento, diseñado con KPMG. Intrum se queda con la parte de particulares y Gescobro (Cerberus), con la de empresas

Foto: Jaime Guardiola, consejero delegado del Sabadell. (EFE)
Jaime Guardiola, consejero delegado del Sabadell. (EFE)

Nueva operación de desagüe de créditos morosos entre la banca española, en este caso el Sabadell, que ha encontrado el apetito del fondo noruego Intrum, y de la empresa de recobros Gescobro, propiedad del gigante Cerberus, para vender una cartera de 900 millones de euros brutos. El proyecto Vento, como lo denominó la entidad en colaboración con su asesor para esta operación, KPMG, era una de las últimas grandes carteras del año por la que han pujado los fondos oportunistas. Según fuentes del mercado, Intrum se ha quedado la parte de particulares y Gescobro la de empresas. Desde Banco Sabadell no hay comentarios.

Los bancos suelen tener provisionados estos préstamos fallidos que ponen a la venta, con lo que se desprenden de parte de sus activos tóxicos y obtienen plusvalías, mientras que los fondos adquieren paquetes de créditos morosos con el objetivo de elevar el dinero recuperado respecto a lo que haría el banco y conseguir rentabilidades de dos dígitos. Este tipo de portafolios de préstamos al consumo y a pymes sin colateral o garantía hipotecaria ('unsecured') se suele colocar con descuentos de entre el 85% y el 95%.

Banco Sabadell profundiza así en el saneamiento de su balance, en un año en el que vendió los suelos Sdin Desarrollos Inmobiliarios a Oaktree por 850 millones y su promotora Solvia a Intrum, así como una venta de activos tóxicos a Cerberus por 342 millones. De este modo, Intrum y Cerberus vuelven a firmar una operación clave para la entidad catalana, con sede social en Alicante, que lleva todo el año centrada en incrementar su capital con el objetivo de acercarse al 12% —ratio de máxima calidad CET 1 'fully loaded'— y alcanzar ese umbral el próximo ejercicio. Para ello, el banco también tiene abiertos procesos para la venta de parte de su gestora de fondos y la depositaría.

En la parte de morosidad, Banco Sabadell finalizó el tercer trimestre con una ratio del 4,89%, según el último informe trimestral, mejorando en términos interanuales desde el 5,44% del mismo periodo del año anterior, con un volumen de dudosos de 5.823 millones. Esta cifra aumentó en cinco millones respecto al segundo trimestre, aunque disminuyó en 691 millones en un año.

Los bancos continúan así sacando carteras al mercado. Pese a la recuperación económica y la mejora de la salud de los balances, aún queda mucho por digerir. No en vano, la tasa de morosidad se sitúa por encima del 5% tanto en conjunto como en consumo, el segmento donde más aumenta, alcanzando en términos brutos los 5.000 millones. En este sentido, la cartera del Sabadell es una de las más relevantes del año, aunque destacan sobre todo los proyectos Juno (de particulares) y Hera (a empresas), que suman en torno a 5.000 millones. Intrum y Cabot se perfilan como los compradores, tal y como avanzó El Confidencial.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios