PROYECTOS JUNO Y HERA

BBVA ultima la venta de dos carteras de fallidos de 5.000M a Intrum y Cabot

Carlos Torres está a punto de cerrar la mayor venta de fallidos que ha hecho un banco español. Cabot e Intrum han tomado la delantera en la carrera a Axactor y Deutsche Bank

Foto: Carlos Torres (i) y Onur Genç (d), presidente y CEO de BBVA. (EFE)
Carlos Torres (i) y Onur Genç (d), presidente y CEO de BBVA. (EFE)
Adelantado en

La mayor venta de fallidos de la banca española está a punto de cerrarse. BBVA negocia los últimos flecos para traspasar 5.000 millones en créditos impagados a dos fondos extranjeros, Cabot e Intrum, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Desde la entidad, no hicieron comentarios.

Estos dos inversores han sido los preseleccionados por el banco y su asesor, Alantra, para negociar la letra pequeña del acuerdo, que se podría cerrar en la primera mitad de diciembre.

Hay a la venta dos carteras que suman los 5.000 millones. El Proyecto Juno, con cerca de 2.500 millones en préstamos fallidos de particulares, y el Proyecto Hera, con una cifra similar con créditos procedentes de pequeñas y medianas empresas (pymes).

Por el primero, los principales interesados han sido Intrum, Axactor y Deutsche Bank. El primero es el que está negociando la letra pequeña. Este fondo sueco es uno de los más fuertes en España, tras las compras los últimos años de Lindorff —dueño de Aktua— y Solvia. Junto a Intrum, ha pujado con más fuerza el banco alemán.

Cheque de 250 millones

Mientras, el Proyecto Hera (pymes) ha tenido como competidores a Cabot, Axactor y Deutsche Bank. El que tiene casi todas las papeletas para ganar es el primero, un fondo inglés propiedad de otro americano, Encore. Cabot aterrizó en España en 2015 con la compra de la plataforma Gesif a Elliott, y desde entonces también ha pasado a controlar Lucania. Tras este fondo, el segundo mejor posicionado en la cartera es Axactor.

Los inversores están pagando de media entre el 5% y el 10% por los créditos fallidos (conocidos como 'unsecured'), por lo que BBVA podría obtener entre 250 y 500 millones en esta venta. Los créditos están provisionados al 100%, por lo que todo lo que obtenga serían plusvalías.

Esta desinversión supondría la primera gran cartera que vende el banco desde hace un año, cuando cerró el traspaso de 1.500 millones en hipotecas y otros créditos inmobiliarios al fondo canadiense CPPIB. Un año antes, selló su mayor operación, colocando la mayor parte de su ladrillo —13.000 millones— a Cerberus.

En paralelo a Juno y Hera, BBVA ha intentado una gran desinversión inmobiliaria, el Proyecto GER, en el que asesora PwC, que ha tenido que paralizar por la incertidumbre de los fondos: gran parte de los activos está en Cataluña.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios